Fútbol y música, componentes del 'clásico antioqueño 296'

Con un encuentro musical entre la banda sinfónica de la Universidad de Antioquia junto con las bandas instrumentales de las barras Los del Sur y la Rexixtenxia Norte, la Alcaldía de Medellín quiere fomentar la convivencia en el 'derbi de la ciudad'.

Fútbol y música, componentes del 'clásico antioqueño 296'
Foto: Alcaldía de Medellín

La música, los cánticos, el color y la fiesta cada ocho días en el que 'rojos' y 'verdes' acuden al estadio Atanasio Girardot es una tradición que va ligada a los equipos Atlético Nacional e Independiente Medellín

Está claro que el fútbol es algo más que 90 minutos, es el vínculo de las pasiones que viven y sienten los habitantes de la ciudad cuna del bicampeón continental y el 'rey de corazones'. Es por eso, que para este clásico 296, las bandas musicales de las barras populares tanto de Nacional como del DIM se librarán en una batalla musical, donde el ganador será la convivencia y la paz.  

Este sábado, en la previa del partido donde el 'rey de copas' recibe al 'poderoso' por la fecha 20 en la Liga Águila 2017-II, donde las instrumentales de Los del Sur y la Rexixtenxia Norte juntos en el verde gramado del 'coloso de la avenida centenario', para unirse con la banda sinfónica de la Universidad de Antioquia para emocionar con sus melodías a los hinchas 'rojos' y 'verdes' que luego van a vibrar con este gran duelo. 

La hora pactada para este 'duelo' será a partir de la 1:30 p.m. Serán alrededor de 80 barristas quienes tocarán diferentes instrumentos musicales para darle sabor y alegría a la fiesta del 'derbi de la ciudad'. 

En plena paz, convivencia y alegría será el ejemplo que las barras, junto con los clubes y las instituciones gubernamentales le quieren demostrar a Colombia que en Medellín el fútbol es una diversión y no es algo que tenga que ser de 'vida o muerte'. 

Cabe recordar que a las 3:30 p.m. rodará la pelota en el Atanasio donde la suerte de 'rojos' y 'verdes' dependerán de quien le de su mejor trato. Al final, sea cual sea el resultado, sepan que alguien en sus casas los esperan.