Resumen Atlético Nacional 2017 II: Edwin Valencia, otra desilusión

Aunque tuvo más oportunidades que en el primer semestre, para el torneo finalización el juego de Edwin Valencia poco a poco fue desilusionando a la hinchada, a tal punto de perder la titularidad y el ritmo de juego.

Resumen Atlético Nacional 2017 II: Edwin Valencia, otra desilusión
Fotomontaje: VAVEL Colombia

Un jugador que sonó mucho en los últimos semestres para endorsar las filas de Atlético Nacional fue Edwin Valencia, de buen pasado tanto en clubes como en la Selección Colombia. Sin embargo, su paso por Atlético Nacional no puede tener un calificativo distinto al de decepción.

Valencia llegó en enero de 2017 procedente del fútbol brasileño a Atlético Nacional para reforzar el medio campo de cara a la Copa Libertadores. En un principio pintó bien pues es un jugador con experiencia internacional y recorrido, valores compatibles con la necesidad del equipo para ese entonces, sin embargo, nunca se afianzó y no logró disputar un partido completo en el primer semestre.

Con la llegada de Juan Manuel Lillo el tema Valencia parecía tomar otro rumbo pues inició el torneo finalización como titular en el medio campo verde.  A pesar de tener más oportunidades, nunca se vio al  jugador equilibrado y de buen pie de la eliminatoria a Brasil 2014 que fue titular con José Pékerman en partidos decisivos, su juego siempre fue para atrás, no propuso y no tuvo recuperaciones brillantes como se esperaba.

Con solo 8 juegos como inicialista, la ilusión en Edwin Valencia se fue diluyendo, jugadores como Raul Loaiza, Juan Pablo Nieto y Aldo Leao Ramirez terminaron sustituyéndolo y alejándolo de nuevo de las formaciones titulares. Pareciera que el mediocampista de 32 años, con buen pasado en el Fluminense y el América de Cali nunca se puso a tono ni física ni mentalmente para estar en Atlético Nacional.

Con la salida de Juan Manuel Lillo del equipo vino la noticia de que algunos jugadores, incluyendo a Edwin Valencia, no continuarán más en Atlético Nacional y tendrán que buscar nuevos rumbos para el 2018. Es una verdadera lástima que un jugador de sus características nunca pudo acoplarse al ADN del equipo “Verdolaga”, pues siempre se tuvo la sensación de que su aporte pudo haber sido más.