Franco Armani se despidió de Nacional por la puerta grande

El 'milagroso de Casilda' fue homenajeado este viernes en una tarde gris, pero que después fue despuntando el sol para que Franco Armani agradeciera a su hinchada 'verdolaga' que lo acompañó durante siete años donde ganó 13 títulos, el jugador más ganador de la historia de Atlético Nacional.

Franco Armani se despidió de Nacional por la puerta grande
Ante más de 35.000 personas, Franco Armani recibió un 'hasta luego' por parte de la hinchada de Nacional. | Foto: VAVEL

El viernes 5 de enero pasará a la historia como el día que se homenajeó a uno de los jugadores más importantes que tuvo Atlético Nacional, durante siete años, levantó 13 títulos y cambió su vida de anonimato al reconocimiento en el mundo del fútbol. 

Franco Armani recibió un homenaje por parte de esa, la hinchada 'verdolaga' que tanto lo apoyó, que lo resistió un poco, pero que a punta de trabajo y grandes actuaciones, se les robó el cariño. 

El comienzo del día, la ciudad de Medellín que ha venido un tanto gris en los últimos tiempos, predecía que el 'milagroso de Casilda' iba a ser reconocido en una lluvia torrencial. Sin embargo, llegó las 4 de la tarde, hora pactada para que Franco apareciera en el estadio, la penumbra se transformó en una tarde primaveral, de esas que lo ha venido acompañando al argentino durante siete años. 

Con lágrimas en sus ojos, sorprendido por tanto cariño y reconocimiento de su afición. Armani escuchaba atentamente las palabras de René Higuita, otro ídolo, referente del fútbol Mundial y maestro en los últimos seis meses. Al final, Higuita y Franco se unieron en un abrazo que vale dos Copas Libertadores y la grandeza de un club que ha sido cuna de grandes guardametas. 

Las diferentes barras se hicieron presente con muestras de afecto, donde Franco expresó su agradecimiento. La emoción en el ambiente estaba a flor de piel, no todos los días se despide el jugador con más títulos en la historia del equipo, ese que va a cumplir su sueño de la banda cruzada y por que no, de ser mundialista. 

"No es un adiós, es un hasta luego. Prometo volver a retirarme en este club. Gracias porque me hicieron sentir un colombiano más", expresó un Armani emocionado, expresivo, sabe que le duele dejar un equipo que lo transformó, donde conoció el amor y donde la vida lo trajo para ser un profeta fuera de su terruño. 

Los abrazos, las fotos, los cánticos, los trapos, las copas, todo fue una pequeña muestra de la gran huella que dejó Franco Armani en su paso por Nacional. El jugador viajará el sábado a Miami para reunirse con su nuevo club, River Plate donde seguramente conseguirá más logros en su gran carrera deportiva.