Opinión: Colombia ganó en tenis
Foto: IMLA de Colombia

Opinión: Colombia ganó en tenis

Gracias al ATP 250 de Bogotá tenemos de nuevo a dos de los nuestros en el Top 100 y demostramos que estamos listos para torneos de gran nivel.

sarisbello
Sara Bello

Cayó el telón de una semana pintada de verde, esta vez no por un equipo sino por un país. Bogotá se vistió de gala al recibir este evento y hacer parte de la élite mundial del tenis.  Los 8 años de gestiones para traer este ATP a Colombia, valieron la pena y es el momento de agradecer a IMLA de Colombia por hacer realidad este sueño.

Poder ver y a 2.650 mts de altura a jugadores como Janko Tipsarevic, Kevin Anderson y Xavier Malisse, ha sido un gran privilegio que tuvo la Capital de la República y que se repetirá mínimo por 5 años.  

La forma como Alejandro Falla (actual número 1 de Colombia) nos hizo vibrar no solo en la final sino en cada partido disputado en este ATP, dejando en el camino al octavo favorito del torneo: Xavier Malisse 6-1, 3-6 y 6-1; a la siembra uno de este ATP: Janko Tipsarevic 3-6, 6-2 y 6-3 y al canadiense Vasek Pospisil 6-7(4), 6-3 y 6-3; también nos debe llenar de orgullo. 

Si ya sé que perdió en la final, pero ante un monstruo, y no lo digo por su aparencia, sino por su saque con un récord de 251km/h, el croata Ivo karlovic quien en una hora y 18 minutos, con parciales 6-3 y 7-6(4), sacó literalmente al colombiano de competencia.  Ivo quedó encantado con  los aficionados al nivel que declaró “Increíble el público colombiano, me encantaría tener uno así en mi país” y confirmó su asistencia para el siguiente año.  Claro es de esperarse, pues a un gran sacador como él la altura le ayuda y lo convierte en casi imbatible, pero esperamos con ansias que en el 2014 el trofeo se quede en casa.

En deuda en primer lugar: la gente, se esperaba más apoyo por parte de los amantes del segundo deporte de mayor importancia en Colombia, si bien hubo algunos maravillosos como esos de la noche del viernes que tenían una barra para cada punto de Alejo, la cantidad fue poca para lo que se esperaba.  Aquí entra la ya conocida queja del dinero, creo que también hay que darnos tiempo de acostumbrarnos a vivir eventos de este nivel.

En segundo lugar, los periodistas quedamos debiendo muchísimo a nuestro país.  Muy contados los que vivimos algo más que la final, claro era una semana cruzada con la final del fútbol, pero si nosotros mismos que vivimos del deporte no le damos la importancia necesaria entonces ¿quién? No estoy diciendo que todos los periodistas deportivos tenemos que hablar bellezas de algo, no para nada, pero si ser éticos, dejar problemas personales a un lado y ejercer nuestra profesión como debe ser.  

Seguramente habrá mucho por mejorar, como debemos hacerlo día a día en cada ámbito de nuestras vidas, pero es un gran comienzo el que protagonizamos del 15 al 21 de julio, con el segundo deporte en importancia en Colombia.

VAVEL Logo