El efecto McVay: las razones
del éxito de los Carneros
Foto: Reuters

El efecto McVay: las razones del éxito de los Carneros

El joven entrenador Sean McVay enfrenta su primer Super Bowl como jefe de una plantilla del fútbol americano. McVay reta a la experiencia de Bill Belichick y Tom Brady. 

mario-meza-may
Mario Meza May

Muchos podrían cuestionar la juventud del entrenador, pero en el campo genera respeto entre sus dirigidos. Incluso cuestionan la juventud de McVay frente a Brady y Belichick, dos viejos zorros y con amplia experiencia en cuanto a Super Bowl se refiere.

McVay no fue un gran jugador del deporte universitario, ni alcanzó a llegar a la NFL, pero desde muy chico fue vinculado a los cuerpos de entrenadores de la NFL. Con 22 años, John Gruden lo llevó como entrenador asistente a los Bucaneros de Tampa Bay.

Luego estuvo en la liga paralela UFL y regresó a la NFL en 2010 con Pieles Rojas de Washington, con quienes estuvo hasta 2016. Pero se le presentó su gran oportunidad con los Carneros.

En 2017, fue nombrado entrenador jefe y tuvo una temporada de ensueño, con marca de 11-5 en temporada regular y regresando a la franquicia angelina a los playoffs. De paso fue galardonado con el premio al entrenador del año de la NFL.

En su segunda temporada, mejoró su récord con marca de 13-3, clasificando de nuevo a los playoffs, ganando el título de la NFC y llevando a los Carneros a su primer Super Bowl desde 2002, precisamente cuando perdieron con sus rivales de este domingo, los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Precisamente algo de lo que le han endilgando a McVay es su capacidad para mejorar el trabajo con su mariscal de campo, Jared Goff. La primera temporada del joven mariscal de los Carneros fue decepcionante para muchos, pero con McVay paso de ser una decepción a una gran revelación y con alta influencia en el éxito del equipo.

En su primera temporada, Goff tuvo un 54.6% de porcentaje de pases completos y completó 1089 yardas en 7 juegos. Mientras que, en su segunda y tercera temporada, disputo 15 y 16, respectivamente. Su porcentaje de pases completos fue en aumento, con 62.1% en la 2017 y 64.9% en la 2018.  Sumado a ello, en cada temporada superó las 3800 yardas, considerándole el eje de la ofensiva de los Carneros.

Los Carneros con el efecto McVay aspiran a romper las claves de la dupla Brady- Belichick y darle a la novena angelina su segundo campeonato en el nuevo siglo.

VAVEL Logo