Daniel Galán brilló en la luz de París y ganó su primer partido de Grand Slam
Foto: Getty Images

Hay un adagio que se hizo muy popular en el entorno del deporte nacional gracias al experimentado y magno entrenador Francisco Maturana, que en su momento, y aún en la actualidad sigue generando reacciones de todo tipo: "perder es ganar un poco". Y en este caso sí que cabe traer a colación dichas palabras, pues se adaptan a una realidad de ensueño que vive el tenista número uno del país, Daniel Galán, que pasó de ser eliminado en fases previas, a disfrutar de las mieles del triunfo. 

Y es que el jugador de 24 años (153°) alcanzó su primera victoria en uno de los cuatro torneos más importantes del circuito profesional, en este caso, en la primera ronda de Roland Garros 2020. Galán tuvo que batallar durante tres horas y 42 minutos para vencer al británico Cameron Norrie (72°) en cinco largos sets, por 4-6, 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1 

El marcador final del partido, una victoria maratónica para Galán. Imagen: Roland Garros, app oficial
El marcador final del partido, una victoria maratónica para Galán. Imagen: Roland Garros, app oficial

Lo particular del caso, es que el bumangués accedió al último Grand Slam de la temporada luego de recibir el beneficio de lucky loser, ya que perdió en la tercera ronda de la clasificación al cuadro principal ante el suizo Henri Laaksonen, y así de le decía adiós al objetivo de participar por primera vez en el Grande sobre polvo de ladrillo. 

Sin embargo, luego de conocerse que tres de los tenistas que integrarían las fases regulares del torneo tuvieron que bajarse del mismo debido a ser casos positivos de COVID-19, Galán recibió la noticia de que luego de ser uno de los mejores perdedores en la fase final de clasificación, finalmente podría volver a desempacar su equipaje y su termobag para comenzar su andadura en el torneo parisino. 

Así las cosas, y gracias a un toque de suerte, pudo formar parte del segundo Grand Slam de su carrera para medirse ante Norrie en la cancha 10 del remodelado complejo Stade Roland Garros. 

Un comienzo complejo

Como en todo debut, el nerviosismo hizo de las suyas, pues en los primeros games del encuentro se vio a un Galán dubitativo y cometiendo muchos errores no forzados, en medio de un tenis poco propositivo y que se mostraba bastante especulativo y cauteloso.

El comienzo nebuloso de Galán lo llevó incluso a estar por debajo 5-0 en el marcador y con tres juegos de servicio cedidos. Todo parecía indicar que el partido se iría cuesta arriba para el N°153 del mundo, que tuvo un bajo 69% de efectividad con su primer servicio, un 40% con el segundo, y 17 errores no forzados. En general las estadísticas de su juego fueron inferiores a las de su rival a lo largo de la primera manga.

A pesar de que Norrie también tuvo su momento de inestabilidad y permitió que Galán llegara a quedar 4-5, el británico no permitió que un set que tenía casi ganado se le terminara escapando, y se lo llevó por 6-4. 

Daniel Galán vino desde la fase clasificatoria del torneo. Imagen: @Matchtenis
Daniel Galán vino desde la fase clasificatoria del torneo. Imagen: @Matchtenis

 

Los altibajos de un partido disputado

Pero Galán comenzó a reaccionar, y se impuso en la segunda manga quebrando desde el principio el saque de su rival, llegando a imponerse por 3-0. Dos quiebres fueron suficientes para que su juego de base y de puntos largos se fuera aplomando para quebrar la resistencia de Norrie. El colombiano mejoró la precisión en sus servicios, comenzó a subir un poco más a la red, y ejecutó más tiros ganadores que su rival. 

Pero las cosas volvieron a complicarse para el colombiano, pues la tercera manga fue para Norrie por 7-5, quien se dio cuenta de que hacer más cortos los puntos sería la clave para contrarrestar el juego de fondo y de consistencia que siempre propone Galán. Los puntos ganados en la red lo dicen todo, pues a diferencia de los dos primeros sets, el británico ganó los 10 puntos que disputó en este ítem. 

Por otra parte, la inestabilidad en los momentos decisivos volvió a afectar a Galán, pues otorgó cuatro oportunidades de saque de las cuales cedió tres. Parte de ese bajón en su juego se debió a la falta de contundencia con su saque, ganando apenas 13 de 24 puntos con su primer servicio, y especialmente con el segundo (solo cuatro de 10 puntos ganados). 

Cameron Norrie fue un duro escollo para Galán. Imagen: @Minocae
Cameron Norrie fue un duro escollo para Galán. Imagen: @Minocae

Galán sacó la casta, igualó y se terminó llevando el partido con contundencia 

El esfuerzo no iba a ser injustificado, y Galán no iba a permitir que un acceso a Roland Garros tan luchado como este fuera en vano. A partir de allí, se comenzó a ver la versión de aquel jugador con juego determinante y fuego interior que le dio a Colombia una nueva presencia en las finales de la Copa Davis. 

La virtud del colombiano para volver al partido con toda la fuerza, fue detectar rápidamente los errores cometidos y cambiar las cosas en este ritmo. A diferencia del set anterior, ganó todos los puntos jugados con su segundo servicio, el más peligroso a la hora de ceder puntos; además, fue él quien dominó en la red esta vez, ganando en las tres oportunidades que subió a presionar. 

Además, impuso de nuevo su juego de fondo, con un revés contundente y una combinación de golpes que le dejó 10 tiros ganadores contra tres de Norrie. 

La emoción de conseguir la primera victoria en un Grand Slam, algo que ahora Daniel Galán podrá sumar a la lista de logros de su carrera, de la que se espera tenga muchísimos más. Imagen: Getty Images
La emoción de conseguir la primera victoria en un Grand Slam, algo que ahora Daniel Galán podrá sumar a la lista de logros de su carrera, de la que se espera tenga muchísimos más. Imagen: Getty Images

Diezmado, el británico no supo darle la vuelta al libreto para el set definitivo, mientras que Galán siguió imponiendo su fuerza y terminó de hacer de la efectividad con su servicio su aliado. Para destacar, que no cometió una sola doble falta en todo el partido, una estadística muy importante y que está a la altura de un top 3 mundial. 

Galán supo leer a tiempo que no permitir que su rival subiera a la red iba a ser la clave, además de volver a ganar sus propios puntos de saque. Y así fue, pues Norrie, que antes dominaba en la red, solo pudo ganar dos de siete puntos así. Los passings y el juego de presión fueron importantísimos. 

La consistencia, la búsqueda de mejorar la efectividad de sus servicios, y confiar en su juego de fondo, hicieron que Galán prevaleciera y que se llevara tanto el cuarto como el quinto set por un categórico 6-1. Lo más relevante, es que demostró tener la capacidad de regresar de una situación adversa dos veces, siendo su mentalidad el mejor aliado de todos. 

Estadísticas finales del partido. Imagen: Tennis Temple, app oficial.
Estadísticas finales del partido. Imagen: Tennis Temple, app oficial.

Ganar por primera vez en un Grand Slam es uno de los sueños que todo tenista profesional proyecta como primer escalón en la búsqueda de una carrera exitosa. Sin embargo, para Galán este será un triunfo especialmente enmarcado en su carrera, sobre todo por la forma en la que lo consiguió, y por el contexto que rodea su presencia en la ciudad luz. Y lo mejor de todo, es la convicción que refleja, al mencionar que "siento que puedo ganarle a cualquiera". 

"Siempre lo fui a buscar hasta encontrar mi ritmo"

Al terminar el partido, las palabras del ganador no se hicieron esperar. Entre otras cosas, Galán fue consciente del bache que tuvo al comienzo del partido, siendo esta una situación normal ante los nervios que genera una primera presentación en este tipo de torneos: 

"Fue un partido apretado. Sabía que tenía chances, pero no es fácil venir luego de cinco meses sin jugar y recuperar las sensaciones después de Australia y antes del parate. Creo que al inicio tuve muchas más expectativas de ver qué planteaba (Norrie), y no lo hice muy bien; estaba un poco defensivo, pero luego lo fui a buscar cada vez más hasta encontrar mi ritmo"

Galán se convierte así en el noveno tenista colombiano en conseguir una victoria en Roland Garros. Quien lidera esta estadística es Alejandro Falla con siete victorias. Los demás jugadores en integrar esta lista son William Álvarez (6); Jairo Velasco (5); Santiago Giraldo (4); Felipe Restrepo (2); Iván Molina (1); Álvaro Betancur (1); y Alejandro González (1).

En segunda ronda lo espera el estadounidense Tennys Sandgren, quien es recordado por dejar ir en un maratónico partido lo que pudo ser la victoria de su carrera en primera ronda del Abierto de Australia del presente año ante Roger Federer.  

VAVEL Logo