¿Cómo
influye la regla del designado universal en la temporada de los
peloteros colombianos?
Foto:  AFP

El bateador designado universal es una de las grandes novedades de la temporada acortada de la MLB, que cambiará el panorama para los equipos de la Liga Nacional, dado que por primera vez no se verán obligados a consumir turnos con sus lanzadores en juegos entre equipos de la misma liga.

En el caso de nuestros peloteros, en la Liga Nacional tendríamos la participación de José Quintana con los Cachorros de Chicago y Donovan Solano con los Gigantes de San Francisco, mientras que, con los Marlins de Miami tenemos a dos representantes, Harold Ramírez y Jorge Mario Alfaro.

Cachorros de Chicago

En el primer caso, José Quintana en sus primeras temporadas con la novena de las Medias Blancas de Chicago de la Liga Americana desde 2012 a 2017 nunca se vio obligado a ir a la caja de bateo regularmente, dado que solo debía acudir en los juegos interligas, sin embargo, desde su llegada a los Cachorros en 2017 hasta 2019 si lo hizo.

Para Quintana, mientras estuvo en la Americana con la regla del bateador designado le representaba un promedio de 6.1 entradas por juego, mientras que, con su llegada a la Nacional su promedio de entradas por juego disminuyó a 5.2 entradas por juego. Promediando con el número de entradas que obtuvo Quintana en la Americana y con un número de doce posibles aperturas esta temporada, el zurdo lanzaría un promedio de 73 entradas, lo que evidentemente beneficiaría al colombiano.

Gigantes de San Francisco

En el caso de los Gigantes de San Francisco, la opción del bateador designado beneficiaría poco a Donovan Solano, quien por el momento se encuentra en la lista activa para el inicio de la temporada, sin embargo, las opciones de bateador designado serían para los jardineros Hunter Pence y Alex Dickerson, jugadores que no discuten posición con el barranquillero.

Marlins de Miami

Entre tanto, en los Marlins de Miami, la escogencia de una u otra opción por parte del mánager Don Mattingly, podría eventualmente beneficiar a los peloteros colombianos. Para Jorge Alfaro, la competencia este año será más exigente, con la llegada del experimentado Francisco Cervelli.

Esa contratación podría llevar a Alfaro a la primera base (disputó un partido como 1B la temporada 2019), posición que inicialmente estaría cubierta por Jesús Aguilar, sin embargo, en días de descanso de Aguilar y siendo Garrett Cooper la opción del bateador designado, Alfaro sería el encargado de la primera base, dejando la receptoría libre al venezolano Cervelli. De hecho, si Cooper pasa a ser designado, ese cambio le da la posibilidad a Harold Ramírez de cubrir en el jardín derecho, posición que cubrió en 55 partidos la campaña anterior.

Por otro lado, si Mattingly escoge la opción del veterano jardinero Matt Joyce, quien se desempeña con jardinero izquierdo, eso beneficiaria a Ramírez, quien en la temporada pasada cubrió esa posición en 61 partidos, dándole la posibilidad de alternar entre el jardín izquierdo y derecho como lo hizo desde su ascenso a la gran carpa y hasta el final de la temporada anterior.

VAVEL Logo