Bracey Wright y el CAI Zaragoza condenan a Chus Mateo

Tras el varapalo que supuso la derrota en la pasada jornada contra el Lagun Aro, el CAI ha dado un golpe sobre la mesa para superar al único ganador de la Liga ACB al que aún no había conseguido vencer para colocar su balance con 12 victorias y 10 derrotas y seguir aferrándose a sus opciones de Playoffs. Enfrente estuvo un Unicaja Málaga cuyos jugadores demostraron una pasividad escandalosa después de que el conjunto maño consiguiera romper la zona que el cuestionado Chus Mateo -aquel que pasara por la capital del Ebro con faltal resultado- planteó durante los primeros dos cuartos.

El partido comenzaba trabado, el CAI no conseguía afinar su mejor arma durante toda la temporada, los triples, pese a la zona planteada por Unicaja que permitía el lanzamiento exterior. El escaso acierto rojillo desde la línea alejada (2/9) dejaba un marcador escaso al final del primer periodo, 16-17, que se llevaba Unicaja gracias a su dominio sobre el rebote ofensivo y los 8 puntos de Luka Zoric.

Gerald Fitch arrancaría el siguiente periodo con acierto, pero entonces aparecerían los hombres interiores del CAI como respuesta al planteamiento del conjunto malagueño, en especial un inspirado Pablo Aguilar, que tras anotar tres canastas consecutivas dejaba a su equipo 26-24 arriba a falta de 4 minutos para el descanso. Unicaja respondía por medio de un triple de la última perla de su cantera, el chaval Alex Abrines, pero una canasta tras recuperación del mejor jugador del periodo, el ala-pívot Pablo Aguilar, dejaría el marcador 34-33 favorable al CAI antes del paso por vestuarios.

Tras la reanudación llegaría el momento y el jugador que cambiaría el partido. Bracey Wright comenzaba su recital con un triple (41-35) para lanzar un comienzo demoledor del conjunto maño. Freeland ponía las únicas acciones destacadas en el aro rival, pero una nueva acción del escolta caísta que finalizaba un dos más uno dejaba la primera ventaja considerable del encuentro, 46-39. El CAI sabía que estaba en los minutos de la verdad, había conseguido romper la zona planteada por Chus Mateo y un nuevo triple de Wright ampliaba aún más la diferencia en el marcador, para seguir dando lecciones de juego ofensivo hasta cerrar el periodo con 20 puntos y dejar a Unicaja muy tocado de cara al último cuarto (58-46).

Los jugadores malagueños parecían sin embargo estar pensando en otra historia. Los balones perdidos seguían acumulándose (hasta la friolera de 20 al final del encuentro) y dos recuperaciones consecutivas del excelso Wright acababan con cualquier incertidumbre para el CAI Zaragoza. Con 24 puntos para un total de 26 de valoración, Abós decidía dar descanso a su estrella que recibía el entusiasmado aplauso del Príncipe Felipe. Los siete minutos restantes servirían para que Almazán se luciera y para que Pablo Aguilar completara sus buenos números hasta acabar con 16 puntos y 8 rebotes.

El CAI se coloca sexto en la tabla de la Liga Endesa mientras que Unicaja encaja su novena derrota en la competición a la espera de ver qué ocurre con su entrenador.

VAVEL Logo