New York Knicks - Boston Celtics: rivalidad histórica en primera ronda
Mucha tensión en los partidos entre Knicks y Celtics (Foto: Corey Sipkin | Dayli News).

Carmelo Anthony, Paul Pierce, J.R. Smith, Kevin Garnett, Tyson Chandler. Son algunos de los nombres que se podrán leer en las zamarras de Knicks y Celtics en una vibrante serie. Los de Manhattan son los grandes favoritos. Por juego y por forma. Sin embargo, el equipo dirigido por Doc Rivers está curtido en duras batallas. Más que esta. A buen seguro ambos equipos regalarán al público una bonita eliminatoria.

Estos equipos se han encontrado 61 ocasiones en Playoffs, la última vez hace dos temporadas. También fue en primera ronda y Boston no tuvo piedad de uno de sus rivales históricos. El equipo de Massachusetts acabó con la eliminatoria por la vía rápida. 4-0 y los Knicks seguían desde 2000 sin ganar un partdo en la postemporada. A la postre, Pierce y compañía acabarían cediendo en las Semifiinales de Conferencia por un abultado 4-1 contra los Heat.

Duelos en temporada regular: Knicks 3 – 1 Celtics

Pronóstico VAVEL: Knicks 4 – 2 Celtics

Knicks: mejor temporada del Siglo XXI

Posible quinteto: Prigioni – Felton – Shumpert – Anthony - Chandler

Da igual el pasado. Lo importante es el presente. Después de más de diez años tras decepción en decepción, los Knicks afrontaban una temporada con muchas dudas. Carmelo Anthony y Stoudemire no habían demostrado absolutamente nada en la Gran Manzana. Sin embargo, las mil preguntas que había entorno a los fieles seguidores neoyorkinos se disiparon. Mike Woodson empezaba un proyecto nuevo, con muchos cambios respecto a la 2011-2012. Rápidamente sus ideas quedaron plasmadas en el parquet y los Knicks firmaron una primera parte de campeonato extraordinaria. 21 victorias en los primeros 30 partidos. Un equipo al que ya se le podía tomar en serio.

Con la entrada de 2013 el nivel menguó. Tal vez por lesiones importantes como las de Felton o por la avanzada edad de sus jugadores. O simplemente por un bajón físico importante. Durante los meses de enero, febrero y primera mitad de marzo vivirían de la renta obtenida en un arranque fulgurante. Al llegar al último mes de competición sumaban un récord de 38-26, sólo un 50% de victorias desde el 1 de enero. Esto tendría sus consecuencias. El título de Conferencia se ponía imposible, mientras que Pacers y Nets acechaban la segunda plaza. Éstos últimos incluso peleaban por la División Atlántica.

Misteriosamente, el equipo de Manhattan volvería a mostrar un juego excelente. Trece triunfos seguidos entre el 18 de marzo y el 9 de abril para asegurar el segundo puesto en el Este y ganar la División Atlántica por primera vez desde el año 1994. Además, los Knicks terminaban la temporada regular con un récord de 54-28. Nunca había llegado a los 50 triunfos en el siglo XXI, y no los superaba desde el año 1997. Muchas victorias sustentadas en el lanzamiento de tres –con 10.9 anotados por partidos- y en las pocas pérdidas de balón –con 11.6, el equipo con menos-. Además, la segunda unidad se mostraría clave sumando 40.6 puntos por noche, el tercer banquillo más anotador de toda la NBA.

Celtics: un año muy complicado

Posible quinteto: Bradley – Pierce – Green – Bass – Garnett

La temporada de los Celtics sería totalmente opuesta a la de los Knicks. El primer revés para los de Massachusetts fue la marcha de Ray Allen -una pieza clave para los esquemas atacantes- a Miami Heat, uno de los nuevos enemigos de la afición de Boston. El equipo dirigido por Doc Rivers empezaba el año de forma muy irregular. Incapaces de encadenar más de tres victorias consecutivas, acababan el año con balance negativo. 14-16 y muchas dudas mostradas en el juego. Sólo Rondo se salvaba de dos primeros meses muy malos.

Sin embargo, empezarían el 2013 con buen pie. Tras perder contra Memphis el 1 de Enero, sumarían seis triunfos consecutivos y empezarían a enderezar el rumbo. Fue un espejismo. Lo peor estaba por llegar. Cinco derrotas consecutivas en la segunda parte de enero. Eso no fue lo peor. Rondo se lesionaba de gravedad en la rodilla contra los Hawks y decía adiós a la temporada. Los Celtics perdían a su mejor hombre hasta el momento –el jugador con más triples-doble de la liga habiendo jugado sólo dos meses y medio- y se colocaban con menos triunfos que derrotas. El futuro de la franquicia era todo un misterio.

Sin Rondo, los demás tenían que dar un pase adelante. Y lo hicieron. Empezarían ganando a los Heat para mantenerse invictos durante dos semanas, hasta la mitad del mes de febrero. Con unas sensaciones más positivas, los dos meses restantes se resolvieron de forma muy irregular. Incapaces de mantener un gran nivel durante más de cinco partidos seguidos. Cada derrota pesaba en la clasificación. Una tabla que les mandaba hasta la séptima plaza y les regalaba un duro competidor en primera ronda, su máximo enemigo en la Conferencia Este. Los Celtics terminaban la temporada con un récord de 41-40, la peor campaña en los últimos seis años.

Rondo y Stoudemire, ausencias destacadas

Si los nombres que habrá sobre el parqué son importantes, el de los ausentes no lo será menos. Rajon Rondo y Amar’e Stoudemire, éste todavía no descartado para toda la serie. Dos historias muy diferentes. Con distinta repercusión para cada equipo. El 25 de enero la hinchada celtic tenía menos motivos para sonreír. El mejor asistente de la competición se desgarraba el ligamento cruzado anterior de la rodilla y ponía punto y final a la temporada. Un mazado para el equipo. Sin Rondo, las posibilidades de llegar a cotas altas disminuyen. Además, Doc Rivers tampoco podrá contar con Jarred Sullinger.

Stoudemire sólo ha jugado 29 partidos, 16 victorias y 13 derrotas

Muy distinto es el caso de Stoudemire y de los Knicks. El jugador empezó la temporada regular lesionado de la rodilla y no regresó hasta principios de enero. La vuelta de "Stat" coincidió con el peor momento de la temporada de los de Mike Woodson. La cosa no terminaba ahí. En marzo recaía de la lesión y las victorias de los suyos volvían a ser la tónica dominante. El ala-pívot es el jugador mejor pagado de la franquicia -19.9 millones de dólares-. Esta temporada tan sólo ha disputado 29 encuentros, con 16 triunfos y 13 derrotas. Unos datos que hacen dudar a los aficionados de Nueva York. Además, Mike Woodson tendrá la baja de Rasheed Wallace -retirado tras su última lesión- y la duda de Marcus Camby.

Claves: "Melo", J.R. Smith y el orgullo verde

Los Knicks parten como favoritos pero a un equipo de la historia de Boston no se le puede dar por muerto. El equipo de Woodson dependerá de su mejor jugador. Carmelo Anthony ha cerrado la mejor temporada desde que llegó a la Liga en 2003. Es el líder en puntos por partido con 28.7 -metiendo más tantos que nunca y desbancando a Durant de la primera posición-, anota el 44.9% de sus tiros y el 37.9% de los triples que lanza. La cosa no se queda ahí. Suma 6.9 rebotes por noche y reparte 2.6 asistencias. Además, llega a final de temporada en un estado de forma inigualable. Capaz de anotar 239 en sólo cinco partidos y convirtiéndose en el único jugador en la historia de los Knicks en meter más de 35 puntos en cinco encuentros consecutivos.

J.R. Smith promediía 18.7 puntos y 5.3 rebotes desde el banquillo

Sin embargo, la producción de los Knicks no sólo es cosa de Carmelo Anthony. J.R. Smith, tiene parte de culpa de la gran temporada de los de Nueva York. El escolta es un arma letal desde el banquillo. Suplente en los 80 partidos que ha disputado, J.R. Smith está haciendo los mejores números en puntos (18.7), rebotes (5.3) y asistencias (2.7) de toda su carrera. Es el segundo en anotación por detrás de "Melo" y el segundo en pases de canasta sólo superado por Felton.

En Boston estarán preocupados por "Melo" y Smith, pero ellos tienen otra arma. Sin Rondo, el equipo tiene que mostrar más que nunca su seña de identidad, el orgullo verde. Éste se resume en una sola palabra: luchar. El orgullo verde recae sobre jugadores como Garnett y Pierce. “Sangro verde y muero verde”, fueron las palabras de un Garnett cuestionado sobre un posible traspaso. Sin embargo, sería el eterno capitán el que se echaba el equipo a la espalda. Pierce anota lo mismo con Rondo que sin él -18.5 puntos-, pero pasa de 5.7 rebotes a 7.2 y de 3.8 a 6.2 asistencias desde que el playmaker se lesionara. Además, con Rondo tenía un 42% de acierto, mientras que sin él mete más del 45% de los tiros. El estado de forma de Pierce será un factor clave para decantar la serie hacia un lado u otro.

Calendario de la serie

NYK - BOS, sábado 20 de abril a las 21:00

NYK - BOS, madrugada del martes 23 al miércoles 24 de abril a las 2:00

BOS - NYK, madrugada del viernes 25 al sábado 26 de abril a las 2:00

BOS - NYK, domingo 28 de abril a las 19:00

NYK - BOS*, madrugada del miércoles 1 al jueves 2 de mayo (hsc)

BOS - NYK*, madrugada del viernes 3 al sábado 4 de mayo (hsc)

NYK - BOS*, domingo 5 de mayo (hsc)

(*) Si es necesario

(hsc) Horario sin confirmar

Foto 1: New York Knicks (Fuente: Nich Laham | Getty Images)

Foto 2: Boston Celtics (Fuente: bleacherreport.com)

Foto 3: Números Paul Pierce (Fuente: David García | VAVEL)

VAVEL Logo