El Herbalife Gran Canaria se acerca al playoff y hunde al Lagun Aro
Doblas entra a canasta ante la oposición de Uros Slokar. (Foto: Tintamarilla.es)

El Herbalife Gran Canaria ya toca casi con la punta de los dedos el pase al playoff tras imponerse con oficio al Lagun Aro (66-59), en un encuentro en el que los de Sito Alonso no perdieron nunca la cara a la contienda. El máximo anotador de los locales fue Eulis Báez (13 en 24 minutos en la cancha). Más discreta fue la actuación de Beirán (2 puntos en 22 minutos), que cumplió en este encuentro su número 150 en la ACB. El conjunto amarillo aventaja en dos victorias (18) a CB Canarias y Blusens Monbus, noveno y décimo respectivamente, a falta de dos jornadas para que finalice la temporada regular.

Salió el Granca con Eulis Báez de inicio, buena noticia para los amarillos tras haber sido duda el jugador durante toda la semana. Respondió a la confianza de Pedro Martínez anotando la primera canasta de dos del encuentro y mostrándose muy activo tanto en ataque como en defensa. Y es que Lagun Aro salió tan enchufado como los locales y decidido a luchar hasta el final por una victoria imprescindible para seguir creyendo en la permanencia. Y es que los de Sito Alonso necesitaban ganar en el CID y los dos encuentros que restaban y que ni  Mad-Croc ni Fuenlabrada ganasen sus contiendas.

Mínima renta amarilla

Tras un 4-0 de inicio de salida de los isleños respondía Neto con un triple. Volvía a distanciarse el Herbalife y Neto de nuevo desde la línea de 6,75 volvía a acercar a su equipo. El Lagun Aro hacía la goma y evitaba que los locales se fuesen ya de inicio en el marcador. Las diferencias eran mínimas en el luminoso y con un Neto especialmente inspirado de cara al aro era complicado para que el Granca consiguiese abrir brecha para acabar así con el ímpetu inicial de los de Sito Alonso. Báez respondía con un triple a los puntos de Neto y el Granca finalizaba el primer acto con una escueta ventaja (16-12).

Salía con fuerza en el segundo tiempo el Lagun Aro, firmando un (0-5) pero rápidamente contrarrestaban los amarillos la ventaja gracias a las muñecas de Guerra y Alvarado (20-20). Comenzaba entonces un carrusel de golpes por parte de ambos conjuntos, con ataques rápidos y canastas que dilapidaban las exiguas ventajas. Cuatro puntos seguidos de Xavi Rey ponían al Granca por delante. Ni el triple de Alvarado ni el gran mate de Xavi Rey parecían arrugar la determinación de los de Sito Alonso, que continúan anotando y pisándole los talones a los isleños. Al final, con un triple final de Paunic se iba el Herbalife al descanso sólo tres puntos por encima en el marcador (35-38), corta ventaja ante un equipo que se estaba jugando su ser o no ser en la Liga Endesa.

Asedio de los de Sito Alonso

No cambiaba el guión en el tercer cuarto, con un Lagun Aro volcado en pos del ataque y un Herbalife tratando, con escasa fortuna, escaparse en el luminoso. Trataba de poner tierra de por medio Spencer Nelsor que con un 2+1 levantaba el CID. Pero no decaía el ánimo de los vascos, que seguían remando contracorriente. Continuaban las cortas diferencias en el luminoso, peligroso para los intereses de los de Pedro Martínez, que no querían volver a llegar al final con un marcador apretado ante un rival que se estaba jugando la vida (49-47).

Daban un pequeño arreón los locales en el cuarto definitivo, con un 5-2 de salida y buscando despegarse definitivamente del asedio vasco, que ya había dejado claro desde el minuto uno que iba a vender muy cara su piel en el CID. Tan sólo cinco puntos separaban a los de Sito Alonso de la remontada, los mismo que defendían con empeño los amarillos, sabedores  de la necesidad de ganar para asegurarse cuanto antes el play-off. Los minutos corrían en contra de los vascos, pero no bajaba su intensidad y a dos minutos para el final seguían muy metidos en el encuentro (60-55).

Las faltas condenan a los visitantes

Víctimas de la urgencia Lagun Aro se veía obligada a cortar el ataque amarillo por medio de faltas y no fallaban los amarillos desde la línea de personal, que cogían aire en los instantes finales gracias a las interrupciones en el juego. Nelson distanciaba a ocho a los isleños (65-57), pero con un mate Ibekwe trataba de mantener a su equipo en el encuentro. No perdonabam, sin embargo, Eulis Báez, que con su último tiro personal anotado daba la victoria a los grancanarios (66-59) y hería de muerte al Lagun Aro, que con la derrota certificaba su descenso a Oro.

Con esta victoria el Herbalife Gran Canaria suma una victoria más que Unicaja (que tiene 17) y dos más que el CB Canarias y el Blusens Monbus, noveno y décimo respectivamente, a falta de dos encuentros para que concluya la liga regular. Mientras, los vascos son ya junto al Básquet Manresa, equipo Oro. Los de Sito Alonso, con un balance de 8-24 tratarán de mejorar la imagen en los dos encuentros que les restan en esta Liga Endesa.

VAVEL Logo