El Obradoiro hace Historia en Manresa

El Obradoiro hace Historia en Manresa

El Río Natura Monbus cosechó la octava victoria de la temporada en el Nou Congost, y recuperó el basketaverage al equipo catalán. Un segundo cuarto sublime de Ben Dewar, y la consistencia de Oriol Junyent y Mike Muscala, resultaron claves (Foto:EFE)

inigocainzos
Íñigo Caínzos Achirica
La Bruixa d'OrÁlex Hernández (7), Eriksson (2), Arteaga (0), Kouguere (1), Monroe (12) - quinteto inicial - Creus (-), Arco (11), Ljubicic (8), Goodridge (4), Larsen (7), Giannopoulos (4)
Río Natura MonbusRafa Luz (3), Corbacho (9), Pumprla (6), Delas (2), Muscala (19) - quinteto inicial - Scott (3), Micky Stobart (-), Dewar (18), Junyent (17), Xanthopoulos (-)
MARCADOR14-18 // 13-25 // 13-17 // 16-17
ÁRBITROVicente Bultó, Francisco J. Araña, Andrés Fernández. Mike Muscala fue el único jugador eliminado por faltas.
INCIDENCIASPartido correspondiente a la jornada 19 de la Liga Endesa, disputado en el Pavello Nou Congost, ante 4550 espectadores.

El Obradoiro está de dulce. Suma victoria tras victoria, vive de celebración en celebración. Esta jornada, tras el parón por la disputa de la Copa del Rey, no bajó el ritmo, abusó de su rival, y le ganó el average particular, algo que pocos se atrevían a soñar en Santiago de Compostela. En la tarde en la que Moncho Fernández llegó a los cien partidos como entrenador en ACB, "El Alquimista" volvió a ofrecer una lección táctica magistral, y el Río Natura Monbus mira con ilusión a la parte alta de la clasificación.

Los interiores mandan de inicio

Se dieron cita en el Nou Congost dos de los hombres más en forma de la competición: Darryl Monroe y Mike Muscala, acapararon las portadas de la previa, y no decepcionaron en los primeros lances del partido. El ala-pívot del conjunto manresano anotó los cinco primeros puntos de su equipo. Replicó, de forma exponencial, Mike Muscala, que pronto delegó en Oriol Junyent la tarea anotadora. El Obradoiro salió al partido rabioso, acertado, y se mostró pletórico durante siete minutos en los que borró del mapa al equipo local. Las transiciones fueron rápidas, de una precisión exquisita, de una selectividad asombrosa. Tuvo que parar el partido Borja Comenge, y tras el tiempo muerto, reaccionó La Bruixa d'Or, que se acercó hasta los cuatro puntos, al final del primer período (14-18).

Siguió haciendo bien las cosas el equipo rojo, que anuló las líneas de pase obradoirista, y llegó a empatar el partido (20-20). Salva Arco trató de espolear al público con el triple que estableció las tablas en el marcador, pero lejos de resultar revulsivo, fue la última vez que Manresa se encontró en condiciones de disputarle el partido a los gallegos. Ben Dewar entró en escena, y anotó 14 puntos de forma consecutiva. Rafa Luz hizo brujería con el balón, y su alianza con el estadounidense fue definitiva para los hombres de Comenge. La meteórica progresión del paulista esta temporada explica la mejoría en el juego santiagués. El Obradoiro abrió una brecha insalvable, y comenzó a soñar con el reto de levantar el resultado del partido de ida. Sobre la bocina el base brasileño anotó un triple que elevó la diferencia hasta los 16 puntos (27-43).

El Obradoiro remonta el average

En el segundo acto no cambiaron las tornas de la contienda. Los visitantes continuaron mostrándose muy superiores. Alberto Corbacho se encargó de sentenciar a su rival (9 puntos), y Mike Muscala y Oriol Junyent se volvieron a poner el traje de faena. Se agotan los adjetivos para describir la temporada que está haciendo el pívot catalán. En el Nou Congost anotó 17 puntos y capturó 8 rebotes, y regaló un mate de bella factura mediado el último cuarto. Lo mismo se puede aplicar a Mike Muscala. La trayectoria del rookie norteamericano es tan creciente, que muchos lo sitúan en la NBA la próxima temporada. Tras ser MVP en la jornada anterior, no defraudó en su duelo con Monroe: sumó 19 puntos, 9 rebotes, y 21 de valoración.

No fue el mejor de los suyos, porque tal privilegio perteneció esta vez a Ben Dewar. Tras descansar durante el tercer cuarto, irrumpió de nuevo en la pista pleno de acierto, bravo y luchador, para finalizar con 18 puntos y 22 de valoración, completando su mejor actuación de la temporada. La Bruixa d'Or fue absolutamente incapaz de plantar cara. Su hediondo porcentaje en triples, con 16%, lastró a un equipo que se quedó en unos pírricos 56 puntos, la peor anotación del curso en su feudo. Se vio sobrepasado en todo momento por el estado de gracia de los hombres de Moncho Fernández, superlativos en la defensa, y en la lucha por el rebote. A la contra salió una y otra vez el Río Natura Monbus, por ambos flancos, imparables por vía legal para los jugadores manresanos. Recurrieron a las faltas los locales, y tampoco ahí encontraron solución: El Obradoiro se presentó en el último cuarto sin marrar un sólo tiro libre, y a la postre finalizó con un sobresaliente 89% desde el 4,70.

Ganó por 21 puntos el Obradoiro al Manresa. Pudieron ser treinta, o bien quince. Tanto tiene, si acaso, por la importancia de ganar el basketaverage, siempre decisivo en caso de un hipotético empate a final de temporada. Lo cierto es que la sensación de superioridad del cuadro gallego fue tal, que los locales no se atrevieron siquiera a discutir esta condición en los compases finales de partido, entregados a la exuberancia de un equipo que ha mutado desde que se encontraron en octubre en el Fontes do Sar. El Obradoiro lleva un mes inmaculado, imparable ante todo tipo de rivales, y en cualquier situación que se les  presente. Sonríe Moncho Fernández, el día de su centenario, y con él su cuerpo técnico, y los jugadores.

Mirando al Playoff

El Obradoiro ha encontrado el camino, porque como decía Antonio Machado: "Se hace el camino al andar". Los santiagueses han sufrido, se han levantado, han aprendido y crecen semana tras semana, sin que nadie se atreva a ponerles techo, a discutirles su derecho a mirar hacia arriba en una clasificación muy apretada en su parte intermedia. Desde el séptimo clasificado, hasta el decimocuarto, median sólo dos victorias. El Río Natura Monbus, ya con ocho, y con basket average ganado a los dos equipos con los que se ha enfrentado en lo que va de segunda vuelta, llama a las puertas del Playoff, justo después de hacer Historia: nunca antes había ganado cuatro partidos seguidos en Liga Endesa. La semana que viene, visita Sar el FIACT Mutua Joventut, equipo que se impuso en Badalona, y con un juego exterior explosivo. Un duelo directo, en la batalla por acceder al Playoff. Habrá que ver si en ese partido, puede debutar el nuevo fichaje de los gallegos, el letón Kaspars Berzins.

Por su parte, La Bruixa d'Or se queda con seis victorias, y se prepara para un reto mayúsculo. La próxima jornada, repite en casa, pero recibe a un Real Madrid invicto en Liga Endesa. Todo un desafío para los de Borja Comenge, que ya sólo tienen una victoria de margen sobre UCAM Murcia, el equipo que, tras esta jornada, marca dónde empiezan los puestos de descenso.

VAVEL Logo