Serial Finales NBA: 2006, O’Neal y Wade traen el primer anillo a Miami
(Foto: crankuptheheat.net).

Los Miami Heat se convirtieron en verano de 2006 en el 17º equipo en ganar la NBA. Lo hicieron después de haber alcanzado las Finales por primera vez en su historia, después de la creación de la franquicia en 1988. Tras hacerse en 2004 con uno de los jugadores más importantes de la liga, como Shaquille O’Neal, los Heat recorrieron un largo camino hasta vencer a los Mavericks por 4 - 2 en las Finales.

Lo hicieron en unas Finales inéditas, puesto que los de Dallas también llegaron ese año a las primeras Finales de su historia. Nowitzki firmó la mejor temporada de su carrera y llevó a sus Mavericks a las Finales. Sin embargo, los tejanos se quedaron a las puertas del título. Tras ganar los dos primeros encuentros en casa, fueron arrollados por los Heat en los cuatro partidos siguientes y el anillo se marchaba a Florida.

El camino de los Mavericks

Los Dallas Mavericks se fundaron en 1980. El equipo lograría sus primeros éxitos en los primeros años de la mano de jugadores como Mark Aguirre o Rolando Blackman. La mejor temporada fue la de 1988, cuando alcanzaron la Final del Oeste en la que forzaron el séptimo partido a los Lakers de Magic Johnson. Sin embargo, desde ese momento hasta 2001, el equipo solo alcanzaría los Playoffs en una temporada.

El destino de la franquicia iba a cambiar para siempre desde la llegada del nuevo propietario, el multimillonario Mark Cuban, que llegó dispuesto a invertir lo que fuera para ganar un título. Dos años antes, había llegado a Dallas un alemán que iba a convertirse con el tiempo en el jugador más importante de la historia de los Mavericks, Dirk Nowitzki.

2006 culminaba un largo camino en busca del título de ambos. Primero, con jugadores como Steve Nash o Michael Finley, y después, con gente joven como Devin Harris o Josh Howard, pero siempre con Nowiztki al frente de la nave. Tras caer en tres Semmifinales de Conferencia en 2001, 2002 y 2005, en 2006 la franquicia podía alcanzar el sueño de las Finales.

allaboutsportnew

El equipo mantenía casi el mismo bloque de la temporada anterior, con Avery Johnson de nuevo como técnico tras el buen rendimiento del grupo con Johnson al frente tras la destitución de Don Nelson en marzo de 2005. La única baja, la de Finley, cortado rumbo a los Spurs.

Los Mavericks volvían a alcanzar las 60 victorias en temporada regular, aunque se quedaban a tres de los Spurs, líderes del Oeste. Los Suns y los Nuggets, con peor récord, pero Campeones de División, se colocaban segundos y terceros, por delante de los de Dallas. La buena temporada le valió a Johnson el premio a Mejor entrenador del año.

Comenzaban los Playoffs y el rival eran los Grizzlies de Pau Gasol. Los de Memphis siguieron sin conocer la victoria en postemorada y los Mavericks pasaron a Semifinales barriendo por 4 - 0. Los de Avery Johnson volvían a encontrarse con los Spurs, actuales campeones y equipo con mejor récord en el Oeste. En 2001 y 2003, las series tuvieron claro color plateado, pero 2006 era el momento de los Mavericks. En una eliminatoria en la que se decidieron casi todos los partidos en el último minuto, los de Avery Johnson eliminaban a su “bestia negra” y se colocaban en las Finales de Conferencia.

Los Spurs se adelantaban en el primero, disputado en San Antonio, pero los Mavericks “robaban” el factor pista en el segundo y la serie se marchaba empatada a Dallas. Los Mavs ganaban por un solo punto el tercer partido y en la prórroga el cuarto, por lo que volvían a San Antonio con el 3 - 1 a su favor. Los Spurs ganaban el decisivo quinto y en el sexto en Dallas, forzaban el séptimo partido. Los Mavericks, con todo el público en contra, se convertían en el segundo equipo de la historia en ganar un séptimo partido fuera de casa y en la prórroga, con 37 puntos y 15 rebotes de Nowitzki.

Ya en las Finales del Oeste, contra otra “bestia negra” como los Suns de Steve Nash, los Mavericks comenzaron de la peor forma posible, perdiendo el factor cancha en el primer partido. Se recuperaron rápidamente, hasta llegar 2 - 2 al quinto encuentro. Allí, Nowiztki firmaba uno de los mejores partidos de su carrera y ponía el 3 - 2 para su equipo tras anotar 50 puntos. En el sexto en Phoenix, los de Avery Johnson certificaban su pase a las primeras Finales de su historia.

El camino de los Heat

Otro equipo que cambió para siempre su destino fueron los Heat incorporando a Shaquille O’Neal en 2004. El pívot más dominante de la liga había roto su relación con Bryant y los Lakers y había llegado a South Beach a cambio de Lamar Odom, Caron Butler y Brian Grant. Tras caer en las Finales del Este en el primer año de Shaq en Florida, los Heat afrontaban su segundo año con ilusión y con una plantilla repleta de refuerzos.

Foto: bleacherreport.com

Además de la renovación de O’Neal por 100 millones de dólares, llegaban a Miami jugadores de la talla de Gary Payton, Antoine Walker, Jason Williams, James Posey o Jason Kapono. La idea era rodear de mejores piezas a los dos hombres referencia del equipo, O’Neal y Wade.

Tras la grave lesión de O’Neal en el segundo partido de temporada regular y después de un inicio de 11 victorias y 10 derrotas, el Presidente Pat Riley reemplazaba a Stan Van Gundy como entrenador. Dosificando a Shaq para que llegase fresco a los Playoffs, el equipo remontó y firmó una buena temporada, con el segundo mejor récord del Este tras los Pistons.

El primer rival en la postemporada iban a ser los Bulls de Ben Gordon y Andrés Nocioni. Ninguno de los dos equipos ganaba fuera de casa, por lo que la serie llegaba 3 - 2 para Miami en el sexto. O’Neal sentenciaba a los Bulls con 30 puntos y 20 rebotes y los Heat pasaban a Semifinales de Conferencia.

Los Nets de Jason Kidd, Vince Carter y Richard Jefferson sorprendían y ganaban el primer partido en Miami. El mejor Wade hacía acto de presencia y lideraba a su equipo a tres victorias consecutivas, incluidas las dos de New Jersey. Los Heat ganaban en el sexto llegaban a su segundas Finales del Este tras perder contra Chicago en 1997.

Los Pistons habían ajusticiado a LeBron y a los Cavs y se reencontraban con O’Neal por tercer año consecutivo. Tras el 4 - 3 contra los Heat en las Finales de Conferencia de 2005 y el 4 - 1 en las Finales NBA de 2004, aún con los Lakers, Shaq podía vengarse por fin de los nuevos “Bad Boys” y eliminaba a los Pistons por 4 - 2. Los Heat ganaron los tres partidos en casa y sumaron un triunfo en Detroit en el primer encuentro de la serie para certificar su pase a unas Finales NBA por primera vez en su historia.

Foto: kirkwilcox.com

Remontada histórica de los Heat

Miami comenzó las finales a domicilio con el factor campo en contra. Arrancó ganando el primer partido con un buen primer cuarto, pero los Mavericks remontaron con 32 puntos de Jason Terry y los tejanos se adelantaron 1 - 0. Misma historia en el segundo, liderados por Nowizki, los de Dallas se hicieron con la segunda y última victoria en esas Finales.

La serie se marchaba a Florida, donde los Heat iban a arrollar a los Mavs en los tres encuentros. En el tercer partido de las Finales, Wade anotó 42 puntos y capturó 13 rebotes. Payton puso dos arriba a los Heat (97 - 95) a dos segundos del final. Nowizki tuvo dos tiros libres para empatar, pero falló el segundo y los Heat se colocaban 1 - 2 tras remontar ocho puntos en el último cuarto.

En el cuarto, los Heat igualarían las Finales tras un 20 - 7 de parcial en el último cuarto, con 36 puntos de Wade. El escolta de Chicago presentaba su candidatura al MVP en el quinto, al anotar 43 puntos tras batir el récord de tiros libres intentados en un partido de unas Finales (21). Empató el partido para llevarlo a la prórroga y puso el 3 - 2 para su equipo tras dos tiros libres precedidos de polémica. Cuban y Nowizki protestaron seriamente y fueron multados económicamente por la NBA.

Los Mavericks se quedaban sin margen de maniobra. La eliminatoria volvía a Dallas pero con el 2 - 3 a favor de los Heat. En el sexto encuentro, Wade volvía a firmar una actuación estelar con 36 puntos. Terry pudo empatar el partido sobre la bocina, pero falló y los Heat ganaban el primer título de su historia. O’Neal ganaba su cuarto anillo y Wade el MVP de las Finales, tras promediar 34,7 puntos por noche. Además, Pat Riley lograba su quinto anillo (1982, 1985, 1987, 1988, 2006), y se convertía en el tercer entrenador en ganar la NBA con dos equipos diferentes, Lakers y Heat. Otros veteranos como Payton y Alonzo Mourning abandonaban la liga con el ansiado anillo en sus manos.

Foto: nba.com

Cuban y Nowizki, nueva carrera por el anillo

Los Mavericks iniciaron otro camino juntos en busca del título que se les había escapado. Tras ganar 67 partidos en la temporada regular 2006 - 2007, cayeron en primera ronda de Playoffs contra los Warriors, octavo clasificado del Oeste. Cuban seguiría invirtiendo en jugadores como Jason Kidd o Tyson Chandler, y tras varios fracasos, vería recompensado su esfuerzo en 2011 contra los Heat precisamente.

Tras el primer título, la franquicia de Florida comenzaba un periodo agitado. El rendimiento de Shaquille fue empeorando por sus continuas lesiones y por ello, acabaría traspasado a los Suns. Walker, Jason Williams o Payton dejaban la NBA y Wade se quedaba muy solo al frente de los Heat. Hasta 2010, cuando en una de las operaciones más mediáticas de la historia, desembarcaban en South Beach LeBron James y Chris Bosh. Los de Miami iniciaban la carrera a por la dinastía, con una de cal y otra de arena en 2011 y 2012, antes de jugar repetir título en 2013 y en volver a las Finales en 2014.

VAVEL Logo