Metta World Peace probará suerte en China

Uno de los espíritus más extraños de la NBA, Metta World Peace, da por finalizada, al menos de momento, su carrera en la NBA. El díscolo jugador ha decidido cruzar el charco y marchar a la otra punta del mundo para jugar en la liga de baloncesto de China.

World Peace, antes conocido como Ron Artest hasta que se cambió el nombre, ha jugado en Bulls, Pacers, Kings, Rockets, Lakers y Knicks. Fue en su momento una estrella de la liga, aunque su carrera ha sufrido altibajos fundamentalmente provocados por su carácter.

Especialmente sangrante fue el incidente del 19 de noviembre de 2004, donde World Peace saltó a las gradas a agredir a un aficionado tras una violenta pelea que se produjo en la pista frente a los Pistons. Fue suspendido 72 partidos de temporada regular y 13 de Playoffs, además de ser obligado a realizar trabajo para la comunidad y asistir a terapia. Es la mayor sanción de la historia de la NBA.

A lo largo de su carrera, World Peace ha sido elegido una vez como Mejor Defensor del Año, dos veces en el mejor equipo defensivo de la liga y otras dos en el segundo mejor equipo defensivo. En una ocasión formó parte del tercer mejor quinteto de la temporada y en su año de novato fue elegido en el segundo mejor equipo de rookies. Además, hasta tres veces ha sido nombrado Mejor Jugador de la Semana, y en una ocasión ha sido galardonado con el J. Walter Kennedy Citizenship por su implicación ciudadana. Fue campeón en 2010 con Los Angeles Lakers.

Durante su periplo en la NBA, World Peace ha promediado 13,8 puntos, 4,7 rebotes y 2,8 asistencias. Sin embargo, en sus últimos años su rendimiento bajó considerablemente, hasta llegar a ser un jugador de participación anecdótica en la rotación.

VAVEL Logo