Naufragio blaugrana en Atenas
FOTO: euroleague.net

Naufragio blaugrana en Atenas

El Barcelona Basket se deja la victoria en un pésimo último cuarto y se ve obligado a ganar el jueves para mantener vivo el sueño de disputar la próxima edición de la Final Four con sede en Madrid.

DavidGonzHerr
David González
OlympiacosPetway (6), Hunter (6), Dunston (8), Spanoulis (15), Papapetrou (0), Sloukas (2), Printezis (19), Agravanis (3), Mantzaris (5), Lafayette (2), Darden (2), Lojeski (5)
FCBarcelona BasketDoellman (11), Hezonja (2), Huertas (0), Abrines (4), Navarro (14), Satoransky (12), Pleiss (4), Thomas (2), Oleson (5), Lampe (10), Nachbar (-), Tomic (8)
MARCADOR26-23, 18-13, 15-24, 14-11
ÁRBITROIlija Belosevic, Fernando Rocha, Milija Vojinovic
INCIDENCIASPartido correspondiente al tercer partido de los cuartos de final de la Euroliga disputado en el Pabellón de la Paz y de la Amistad ante 11500 espectadores.

Un equipo demasiado irregular. Capaz de lo mejor y lo peor. Así es este FCBarcelona Basket y hoy, para disgusto de la afición blaugrana, el equipo de Xavi Pascual volvió a mostar su peor imagen. Tras una primera mitad a remolque en el marcador por culpa de un soberbio Spanoulis, el conjunto blaugrana reaccionó en el tercer cuarto gracias a un fantástico Macej Lampe. Sin embargo, en un último período desastroso, los jugadores blaugranas desaprovecharon numerosas ocasiones de llevarse el partido y acabaron cediendo el tercer punto de la eliminatoria que les deja al borde de la eliminación. El conjunto culé deberá ganar el próximo jueves si quiere regresar al Palau y seguir luchando por clasificarse para la Final Four de Madrid del próximo mes de mayo.

Dominante Olympiacos, intratable Spanoulis

Como si se tratara de una continuación del segundo partido disputado en el Palau, Olympiacos salió con máxima intensidad y buscando superar al equipo blaugrana a través del 2vs2 ejecutado por su estrella Spanoulis, los tiros de larga distancia de Printezis y el poderío físico de sus jugadores interiores. El Barça, siempre por debajo en el marcador, no permitía que creciera esa renta gracias al gran momento de forma de Satoransky y al buen hacer de la pareja interior formada por Lampe y Tomic.

En el segundo cuarto, y con la vuelta de los titulares a pista, el Barça lograba acercarse en el marcador gracias a un triple tras bloqueo indirecto de Navarro y a una bandeja de Satoransky tras una gran asistencia de Tomic desde el poste alto. El equipo griego respondía con un triple de Petway que castigaba la floja defensa de Doellman. Álex Abrines, con dos suspensiones consecutivas, y Satoransky, con una magistral defensa sobre Spanoulis, mantenían el pulso en el marcador. Sin embargo, en los minutos finales del segundo período el Barça dejó escapar al equipo griego. La tercera falta de Tomic unida a una precipitada y mala selección de tiro, hicieron que Olympiacos se marchara al descanso con la máxima ventaja del partido: 44-36.

Fantástica reacción visitante de la mano de un gran Lampe

Tras la reanudación se vio a un Barça mucho más activo en ataque forzando penetraciones agresivas y con una mejor selección en los tiros de larga distancia. Fruto de esta mejora, se inició el tercer cuarto con un parcial de 4-11 gracias a un triple y un 2+1 de Doellman, una bandeja de Satoransky y una suspensión de Oleson. Con esta gran puesta en escena, el equipo blaugrana lograba reducir la desventaja hasta los dos puntos. El conjunto griego, sostenido gracias a un triple inverosímil de su jugador franquicia, veía como un espectacular Macej Lampe les destrozaba bajo el aro, logrando una gran cantidad de puntos en segunda oportunidad y ahogando a los interiores griegos. Un mate sobre la bocina de Printezis ponía el 59-60 con el que se acababa el tercer cuarto.

Desastre anotador blaugrana

Si el inicio del tercer período fue idílico, el comienzo de los últimos diez minutos fue una auténica pesadilla para los blaugranas. A pesar de continuar con un buen movimiento de balón, el Barça comenzó a fallar tiros liberados que podrían haber abierto brecha en el marcador. Olympiacos aprovechó esta situación para marcharse hasta un +6 gracias a dos canastas consecutivas de Hunter y un triple del MVP de esta serie: Printezis. Agobiado por el reloj y desesperado por los fallos, el Barça fue incapaz de anotar en este último cuarto hasta transcurridos seis minutos y medio del mismo. Fue entonces cuando comenzó la guerra de los tiros libres. Tomic y Navarro sumaban desde la línea mientras que Spanoulis, fallando los suyos, daba vida al equipo blaugrana. A pesar del pésimo inicio de cuarto, un 2+1 de Navarro junto a un robo de Satoransky dejaba al Barça uno abajo en el marcador a falta de 40 segundos para el final. Tras un tapón sobre Navarro, el equipo blaugrana sacaba de fondo, conseguía liberar a Oleson que fallaba un triple liberado. Sin embargo, el rebote volvía a manos blaugranas que encontraba de nuevo al escolta de Alaska que fallaba otro triple liberado de manera consecutiva. De vuelta a los tiros libres, tanto Spanoulis como Navarro cumplían con su tarea, no así Printezis que fallaba uno dejando una posesión al Barça para ganar. Posesión que se jugaría Álex Abrines con un triple sobre la bocina que no encontraba el aro y que dejaba el definitivo 73-71 en el marcador.

Tras esta derrota y quedarse sin el factor cancha y a borde de la eliminación, el FCBarcelona Basket deberá mejorar mucho su imagen si quiere mantenerse aún vivo en la temporada europea. Una mejora que pasa por volver a imponer su superioridad de centímetros en los jugadores interiores, mejorar el acierto y la selección en los tiros exteriores y reducir el minutaje en pista de un Marcelinho Huertas que ahora mismo es un cómico retrato del base que el año pasado rescató el título liguero para su equipo.

VAVEL Logo