Historia y palmarés del Real Madrid Baloncesto en Europa
Las ocho Copas de Europa de los blancos (realmadrid.com)

El Real Madrid es una leyenda del baloncesto europeo. Con ocho entorchados sigue siendo el equipo más laureado del Viejo Continente, pero desde el año 1995 no son los reyes de Europa, por lo que se ha convertido en una auténtica obsesión de la sección. En las últimas cinco temporadas los merengues han llegado en cuatro ocasiones a la Final Four, lo que demuestra que han vuelto a la élite del continente y rozan el éxito con la yema de los dedos. Sin embargo, tanto contra el Olimpiacos como contra el Maccabi los blancos se quedaron literalmente a las puertas.

Este 2015 el matiz es aún más especial, puesto que la Final a cuatro se celebra en Madrid, en casa. Un Palacio de los Deportes felizmente recuperado para la práctica del baloncesto será la base de operaciones de una competición apasionante que se decidirá en apenas tres días. El Real Madrid quiere volver a ser el más grande de Europa, un trono que le ha correspondido históricamente, como demuestra su excelso palmarés.

Duro comienzo

Como sección, el Real Madrid Baloncesto fue fundado en 1931. Desde llamarse originariamente Castilla de Baloncesto, hasta cambiar a la nomenclatura de Madrid Basket-ball, los inicios fueron duros. Prácticamente veinte años de poco apoyo general y escasos títulos, puesto que otros equipos de la zona catalana se encontraban más asentados. El gran precursor de la sección fue Raimundo Saporta, que llegó a comienzos de la década de los años 50, y rápidamente convirtió el baloncesto en su pasión.

Gracias a él la sección se profesionalizó definitivamente, hizo numerosos viajes a los Estados Unidos para aprender de ese baloncesto y hacer contactos de cara a futuros fichajes. Ya en la temporada 1952-53, los blancos consiguieron su primer título a nivel internacional. Se trata de la prestigiosa Copa Latina, ya extinta hace tiempo, y que enfrentaba a cuatro equipos de países Europeos (en principio España, Francia, Italia y Suiza, aunque luego se fueron incorporando más). En aquel primer hito europeo el equipo estaba formado por Trujillo, Alcántara, Imedio, pero también algún fichaje extranjero hecho por Saporta como William Brindle.

El Madrid imparable

Poco después, en 1958, este título latino se reconvertía en la Copa de Europa de Baloncesto. Se ampliaba la competición, se daba entrada a más campeones de cada uno de los países (en principio sólo iba uno por país, nada de segundos y terceros puestos), y mantuvo la nomenclatura y forma del título más clásico durante la friolera de cuarenta y dos años, hasta que en el 2000 toma el nombre y formato actual de Euroliga. En esta época dorada el Madrid fue el mejor.

Los blancos ganaron ocho torneos en los años: 1964, 1965, 1967, 1968, 1974, 1978, 1980, 1995. No tenía rival el conjunto blanco durante la década de los 60 y los 70. Era sin duda el más asiduo en las rondas finales, y el que más trofeos se llevó de largo. Enormes figuras de nivel internacional jugaban con los blancos. Leyendas como Alfonso Martínez, Emiliano Rodríguez, Clifford Luyk, Lolo Sainz, Wayne Brabender, Rafael Rollán, Juan Antonio Corbalán, Fernando Martín... Una auténtica constelación de genios.

Hilo conductor en la gran mayoría de estos triunfos fue el gran Pedro Ferrándiz, el alicantino mantiene aún el récord absoluto de más torneos conseguidos con los merengues, y es considerado como uno de los mejores entrenadores europeos de todos los tiempos.

Sabonis y Obradovic levantaron la última

En los ochenta y principios de los noventa se experimentó un importante bajón en la sección. Casi quince años sin llevarse ningún trofeo. Bien es cierto que se seguía compitiendo con regularidad, pero el brillo había desaparecido y apenas llegó a finales. Fue la época del auge del FC Barcelona, el Joventut de Badalona y Tau de Vitoria. Al Madrid le disputaban el cetro tanto fuera como dentro.

En la temporada 1995-1996 se produjo el último gran éxito en la Copa de Europa. Esa temporada el técnico era el estratega Zejko Obradovic, que curiosamente ahora es el entrenador del Fenerbahçe turco que será el primer rival de los merengues en esta Final Four. El veterano entrenador puede quitarle a los blancos lo que en su momento les dio. Aquel equipo llegó a la final disputada en Zaragoza contra el Olimpiacos griego y le venció (73-61). Entre los grandes destacados de aquella brillante plantilla Arbidas Sabonis era el mejor. Excelente pívot que poco después marchó a la NBA. Junto al excelso Sabas estaban grandes jugadores: Joe Arlaukas, Chechu Viriukov, Ismael Santos, Pep Cargol, Antúnez...

Fue la octava en las vitrinas de los blancos, y desde entonces la sequía es ya acuciante. Pese a ello hay que recordar que con Joan Plaza en la temporada 2006-07 los merengues ganaban una ULEB Eurocup, lo que venía a sustituir a la antigua Copa Korac, y en definitiva: el segundo trofeo Europeo en importancia. Cierto es que aquí nos estamos centrando en la máxima competición, pero el Madrid también ha hecho pinitos en estas otras.

Laso reactiva al Madrid en Euroliga

En el año 2000, y tras una ardua polémica entre la FIBA, las Federaciones Nacionales y los propios clubs de baloncesto, se produjo una escisión en el antiguo formato, y se creó una Superliga Europea, que no llegó a cuajar. Finalmente se reconfiguró en lo que desde entonces conocemos como Euroliga. El formato era de nuevo novedoso. Las ligas más poderosas de Europa (España, Italia, Grecia, Turquía), tenían derecho a que varios equipos, además del propio campeón de su Liga, pudieran acceder a la competición, en un formato más largo de grupos y luego eliminatorias.

Tras dos décadas casi ominosas en lo que se refiere a ser alguien importante en Europa, los merengues se han reactivado de la mano de Pablo Laso. Ya antes de que este llegara, en concreto en la temporada que comenzó Messina y terminó de interino Emanuelle Molin, el Madrid alcanzaba la Final Four mucho tiempo después. Sin embargo, no estaban preparados aún para el gran salto y perdieron los dos partidos, quedando cuartos de esa aciaga edición.

Los últimos tres años el Madrid ha llegado a la Final Four. Además en las dos últimas ediciones ha disputado la gran final. De hecho ha desplegado un baloncesto primoroso que le ha permitido vestirse con el siempre polémico cartél de favorito. Pese a ello, frente al Olimpiacos y al Maccabi (este en la prórroga), se les ha escapado el galardón literalmente entre los dedos.

Este año, la expectación, la obligación y el morbo aumentan aún más, puesto que la Final Four se disputa en Madrid. Es el todo o nada, el "a la tercera va la vencida" de un equipo atractivo y valiente que ha creado Pablo Laso, y en el que Rudy Fernández y Felipe Reyes son los hombres franquicia, pero rodeados de una constelación de grandes jugadores, que forman un bloque homogéneo.

Palmarés

Todo este amplio repaso a la historia europea de los blancos nos lleva a enumerar un palmarés excelso, exitoso y muy rico en el ámbito continental (y por descontado en el nacional). Pero lo cierto es que venido a menos. En los últimos 20 años tan sólo ha ganado una Copa de Europa, y en el formato Euroliga todavía no tiene ninguna, pero una vez más se está acercando a ello, está de nuevo en la cresta de la ola y muy cerca de aumentar lo que ahora enumeramos.

El Real Madrid de baloncesto ha ganado: 8 Copas de Europa, 4 Copas Intercontinentales (3 Inter y una World Cup), 4 Supercopas de Europa, 4 Recopas de Europa, 1 Eurocup, 1 Copa Korac, 1 ULEB, 1 trofeo Latino. Un total de 24 trofeos continentales, lo que le convierte en el más laureado y prestigioso de todos. Sin embargo, en los últimos lustros conjuntos como el Maccabi de Tel Aviv, el CSKA de Moscú, el Olimpiacos de Atenas, e incluso el FC Barcelona han ido sumando a un buen ritmo mientras que los merengues se han quedando algo parados.

En esta Final Four 2015, los pupilos de Laso pueden reactivar el casillero y alzar lo que todos sus aficionados están ansiando: la novena Copa de Europa.

Fotos del texto: defensacentral.com, solobasket.com, losojosdeltrigre.com, marca.com, que.es, tinypic.com

VAVEL Logo