Spanoulis aparece para machacar a CSKA en el último cuarto

La Final Four de Madrid 2015 arrancaba con el duelo entre CSKA de Moscú y Olympiacos Pireo. Un duelo de estrellas y de nombres propios como Kirilenko y Spanoulis o Printezis y De Colo. Una bomba de relojería con 40 minutos por delante. Una victoria para cada uno en la fase

Mano a mano

Mantzaris fue el encargado de abrir el marcador. Es una Final Four así que no podía hacerlo de otra manera que no fuera un triple. Le contestó en seguida, desde el otro lado de la cancha Vorontsevi. Equipos intentos, defesas intensas y Darden tuvo que sentarse a solo tres minutos del inicio con dos faltas personales. Ambos tenían duros marcajes al hombre para impedir las canastas rivales. Así el marcador iba tomando forma de manera tranquila, Papapetrou empataba el duelo a 9 puntos a 05:24 para el final del primer cuarto.

Después del tiempo muerto en pista, las muñecas ya fueron entrando en calor y viendo aro. De Colo puso el 13-9 con un triplazo y Kirlenko se colgó del aro para darle distancia en el luminoso a CSKA, sin embargo, Papatrou no quiso que esa distancia se alargase y sobre la bocina de su posesión anotó un triple. Aunque Lafayatte consiguió las tablas a más de un minuto, un último arreón de los rusos dejó la anotación en 20-17 a final del primer cuarto.

Los de Sfairopoulos perdieron un par de balones al inicio del segundo cuarto, cambiaron la defensa a la zona. Mientras, Petway anotaba un triplazo para recortar a cuatro la distancia (24-20) con los rusos. Papapetrou, que estaba siendo el baluarte del equipo, anotó otra canasta para mantenerse en la batalla. A mitad del cuarto le sobrevino una pájara a CKSA de la que les intentó sacar Jackson escapándose solo para anotar en un contraatque.

Pero esta desconexión de los de Itoudis propició que Olympiacos se pusiera por delante en el marcador, 27-28, tras un robo de Spalonulis que transformó dunston. Quedaban 04:26 para el descanso. El luminoso estuvo indeciso durante un buen rato. Lojeski y Weems se las tenían bajo el aro y llegó un tapón de Khryapa a Hunter y después otro tapón a Spanoulis, al que seguían esperando desde su equipo. Sí estaba Printezis (11 ptos.) que colocó un triple desde la bombilla y sumado al mate de Hunter ponía a los griegos dos arriba (33-35). Para el último minuto, Itoudis llamó a Kirilenko y éste le sacó la falta a Printezis para marcharse al descanso uno arriba, 36-35.

¿Dominio ruso?

CKSA salió reforzado de su paso por vestuarios y Jackson anotó el primero del tercer cuarto. Y poco después apareció Nando De Colo con un triple y una bandeja que obligó al a pedir tiempo muerto. Quizás porque sus aficionados perdieron la voz o quizás porque los aficionados rivales parecían multiplicados, Olympiacos pareció desdibujarse y aunque no se alejaban demasiado en el marcador, la sensación era la de que estaban a punto de ser arrastrados por un tifón ruso.

La sensación durante todo el cuarto cuarto fue la de que a pesar de que la distancia no llegaba a ser crucial, CSKA estaba más concentrado y parecía ganador. Pero como muchas veces se ha oido en la zona de prensa "todavía no ha aparecido Spanoulis". Los griegos apretaban y volvían una y otra vez al partido con un gran trabajo coral y un magnífico Printezis que tiraba del carro.

El enésimo despertar de los griegos

63-64 ponía panoulis a falta de 1:58 para el final. Cosas que solo pueden hacer jugadores con estrella. No estaba en todo el partido, muy discreto y apareció en el momento justo para anotar el triple que devolvió a su equipo al partido cuando los aficionados rusos casi lo celebraban. Les tocaba reaccionar a los rusos en los dos minutos más largos de la temporada.

Perdieron el balón que, como no podía ser de otra forma llegados a este punto terminó volviendo a las manos de Spanoulis para sumar otros dos puntos y poner el 63-66 e el marcador. Se salió de dentro un triple de Printezis y con solo 38 segundos en juego el tiempo uerto era crucial. Tras él, bola para CSKA, anota weems y empata a 66. Otro tiempo muerto. Y... ¡triple de Spanoulis! 66-69 en el luminoso y siete segundos en juego. A pesar de los tiros libres de Nando De Colo, este partido ya lo había ganado Spanoulis con un triplazo hacía dos minutos.

Protagonistas

Vasilis Spanoulis se gana a pulso ser el protagonista en cada duelo de su equipo. En esta ocasión había estado todo el partido muy tranquilo, anotando muy discretamete. Pero cuando vio que perdían, anotó, una vez más en su carrera, el triple decisivo. Con él dio esperanzas a todos sus compañeros. 13 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias para un escaso 3 de valoración son los números del líder de Olympiacos que salió del Barclaycard Center abrazado por todos sus compañeros y vitoreado por la afición.

En las filas griegas, el partido para enmarcar lo firmó Georgios Printezis con 14 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias para 22 de valoración. Suyo ha sido el mérito de mantener cerca en el luminoso a Olympiacos para que Spanoulis pudiera asestar el triple de la victoria. La

Por parte de CSKA ha sido determinante Nando De Colo con sus 18 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 12 de valoración en sus 26 minutos sobre la pista. Junto a él, los actores principales han sido Sasha Kaun (11 putnos, 17 de valoración) y Aaron Jacson (9 puntos, 15 de valoración). Un trabajo coral el del equipo de Itoudis.

Así vivimos en directo el CSKA - Olympiacos en semifinales de la Final Four 2015 (68-70), en VAVEL.com

VAVEL Logo