Real Madrid - Boston Celtics: una revancha con dientes largos

Toca la hora de la verdad, y es que a escasos días de que comience la Liga Endesa, el Real Madrid de Baloncesto recibirá a todo un equipo leyenda de la NBA como los Boston Celtics, que siguen preparándose para el comienzo de la Temporada Regular en la NBA, competición para la que quedan veinte días. Madrid y Boston buscarán como principal objetivo más allá de coger ritmo competitivo, permitir que el público que llene las gradas disfrute de un gran espectáculo con muchos de los mejores jugadores del mundo.

El campeón de casi todo vuelve a casa

Ni más ni menos que la Liga Endesa, la Copa del Rey, la Euroliga y la Copa Intercontinental son los cuatro títulos que ha conseguido el Real Madrid de Baloncesto esta última temporada, pero no consiguió cerrar el quinteto de títulos cayendo en las semifinales de la Supercopa Endesa ante el Unicaja de Málaga, quedando a las puertas del último título. Dirigidos por Pablo Laso, los blancos han conseguido cuajar un baloncesto perfecto convirtiéndose en Reyes de Europa.

Tras rechazar una oferta de Houston Rockets, Sergio Llull selló su unión con el Real Madrid de Baloncesto hasta 2021, convirtiéndose en el buque insignia de los blancos junto a Rudy Fernández, Sergio Rodríguez y Felipe Reyes, quedando en la retaguardia jugadores como Jayce Carrol y Andrés Nocioni. Hubo tiempo para las bajas, como las de Facundo Campazzo, Marcus Slaughter, KC Rivers o Salah Mejri, mientras que al equipo de la capital llegaron Willy Hernangómez, Trey Thompkins o Jeffery Taylor.

Un equipo en reconstrucción para recuperar el orgullo verde

Con la segunda posición en la División Atlántica de la Conferencia Este se tuvo que conformar Boston Celtics la pasada temporada, y es que el equipo verde terminó con un balance de cuarenta victorias y cuarenta y dos derrotas en los 82 partidos que disputó, siendo capaz de acumular 8.312 puntos a favor y 8.299 puntos en contra. Boston entró en playoffs en la séptima posición de la Conferencia Este, quedando emparejado en la ronda del KO con Cleveland Cavaliers, equipo que no le dio opción alguna imponiéndose por un claro y contundente 4-0.

En busca de mantener el nivel mostrado la pasada campaña, Brad Stevens se encontró con que en los Celtics continuaron Avery Bradley, Jae Crowder, Jonas Jerebko, Kelly Olynyk, Marcus Smart, Jared Sullinger, Isaiah Thomas, Evan Turner, James Young y Tyler Zeller, mientras que del barco se bajaron Chris Babb, Brandon Bass, Gigi Datome, Phil Pressey y Gerald Wallace, para dejar así hueco libre a los nuevos jugadores de Boston, que fueron R.J. Hunter, Amir Johnson, Perry Jones III, David Lee, Jordan Mickey, Malcolm Miller, Levi Randolph, Terry Rozier y Corey Walden.

Los Celtics llegan tras arrasar para medirse a un Madrid herido

Ni más ni menos que por 124 a 91 puntos consiguió vencer Boston Celtics en su primer partido en suelo europeo ante el Empolio Armani, y es que los italianos no fueron capaces de reaccionar ante el poderío verde, lo cual hace que el Real Madrid deba dar el máximo de sí mismo para recibir a un conjunto en racha, totalmente contrario a lo que le ocurre al equipo de Pablo Laso, que este pasado fin de semana perdía la Supercopa Endesa cayendo en las semifinales frente al Unicaja de Málaga.

Brad Stevens, técnico de Boston Celtics, tiene claro que el Real Madrid estará totalmente preparado para recibir al conjunto americano. "Ellos van a estar preparados para medirse a nosotros, va a ser un partido muy duro, el Madrid cuenta con excelentes jugadores muy bien entrenados y que llevan tiempo jugando y entrenando juntos. Como entrenador es algo muy bueno poder disputar este partido entre dos equipos con estilos tan distintos. Aunque el baloncesto es un deporte universal con conceptos muy similares, sigue habiendo determinados aspectos que puedo apreciar que ambos equipos hacemos de forma diferente", comentó ante los medios. Por su parte, Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, asume que el encuentro será para poder hacer disfrutar a los aficionados. "Son partidos especiales por jugar contra un equipo que es historia del baloncesto mundial, por lo que el si el fuese jugador saldría a muerte y muy motivado. Todos los partidos son importantes y el hecho de que jueguen frente al equipo más laureado de la NBA convierte al choque de mañana en un acontecimiento especial", afirmó.

1988, en el histórico recuerdo del Real Madrid

No será la primera vez que los Celtics visiten Madrid para medirse al conjunto blanco, y es que en los libros de historia queda el año 1988, cuando en la final del Open McDonalds de Madrid tanto Real Madrid como Boston Celtics se vieron las caras, siendo la victoria para los americanos por 96-111, estando en dicho encuentro jugadores históricos de la talla de Larry Bird, Fernando Martín o Petrovic. Será un partido muy especial para Jonas Jerebko, y es que el jugador que ahora mismo milita en los Celtics, rechazó una oferta del equipo blanco cuando tan solo tenía quince años, algo que recuerda. "El Real Madrid consiguió contactar con mi padre cuando aún estaba en el colegio, ambos fuimos allí y quedamos impresionados con sus instalaciones. Cuando regresamos sonó el teléfono y me ofrecieron un contrato por seis años, pero era muy joven y opté por fichar por el Plannja Basket", explicó.

VAVEL Logo