DeMarcus Cousins toma el Amway Center
DeMarcus Cousins, protagonista del partido (Fuente: NBA)

La quinta victoria consiguieron los hombres de George Karl que se quedan con cinco triunfos y nueve derrotas en la 13ª posición de la Conferencia Oeste, con los mismos registros que los Trail Blazers de Portland. Con seis triunfos y siete derrotas se quedan los de Scott Skiles tras cuajar un partido gris, superados en todo momento por el buen hacer de los Kings y sin poder parar a un De Marcus Cousins tremendo.

Al ritmo que marca Rondo

El encuentro comenzó con una gran canasta de Tobias Harris para poner en ventaja a un equipo como estos Magic, que se encontraban situados en la zona media de la Conferencia Este con seis victorias y seis derrotas.

A partir de ahí, DeMarcus Cousins entró en escena y comenzó a mandar en la pintura y anotar, lo que lo repercutió de manera positiva en su equipo. Al buen hacer del Alabama de se le unía los puntos y la buena dirección de un Rajon Rondo que con un triple colocaba el 2-5 en favor de los visitantes.

Los visitantes se iban, al final del primer cuarto, por delante en el marcador, 22-27

Con un gran parcial y con una canasta de Darren Collison, los Kings se iban hasta el 6-11 lo que hizo reaccionar a los Magic, mediado el primer cuarto. Los Oladipo, Vucevic y compañía comenzaban a anotar y a demostrar a su adversario que si se querían llevar el triunfo iban a tener que sudar tinta china para hacerlo. Un triple, precisamente de Victor Oladipo ponía de nuevo por delante en el marcador a los de Scott Skiles, 16-13.

La lucha era intensa desde el principio y ni Magic ni Kings daban su brazo a torcer. Las espadas estaban en todo lo alto al final del primer cuarto pero de nuevo, un nuevo estirón visitante provocaba que Sacramento se fuera al final de los primeros diez minutos del choque con ventaja 22-27 gracias a una gran canasta de tres de Rondo que se iba a los 9 puntos y lideraba a su equipo desde la dirección y también desde la anotación. Buena sensación de los George Karl de en este primer cuarto.

Orlando, un quiero y no puedo

El segundo arrancó con más ritmo que el primero. Hezonja cogía su fusil y acercaba a los suyos gracias a una canasta estratosférica desde su casa para colocar a su equipo solo dos abajo en el marcador 27-29. Parecía que el Amway Center, un tanto apagado hasta ese segundo minuto del segundo cuarto, se metía en el choque y ayudaba a los suyos a apretar las tuercas a los Casspi, Rondo y compañía.

Los locales intentaban, por todos los medios, acercarse y colocarse por delante en el luminoso gracias, principalmente, a un Oladipo que se iba hasta los 11 puntos, y ponía el 37-43. Pero la sensación era que los Kings tenían la sartén cogida por el mango y que en cualquier momento, y fundamentalmente cuando ellos quisiesen iban a romper el partido.

La defensa de los Magic comenzaba a ser nefasta con graves errores de concentración lo que provocaba que Cousins se fuera hasta los 17 puntos, campara a sus anchas por la pintura y colocara a su equipo, al final del segundo cuarto 47-53, tres arriba en el marcador.

El parcial de 20-30 del tercer cuarto fue clave para que los Kings se llevaran el partido

Lleno de imprecisiones comenzó un tercer cuarto en el que hubo que esperar dos minutos para que Vucevic rompiera el hielo en lo que a la anotación se refiere para poner el 49-53. Orlando mejoraba, ahora sí considerablemente en defensa y provocaba los errores de los Kings que no se encontraban ya tan cómodos sobre la pista y que veían como el rival se volvía a poner por delante en el marcador, tras mucho tiempo, con una canasta de dos de Elfrid Payton, 54-53.

Fuente: TRBimg

El francés Evan Fournier aparecía para clavar un triple, Vucevic cada vez estaba más cómodo y el marcador se iba al 65-61 a falta de poco más de cinco minutos para el final del tercero. Fue el momento en el que volvió a despertar la bestia, DeMarcus Cousins. El 15 se volvía a echar al equipo a las espaldas y los Kings volvieron a carburar para ponerse 65-74 (Parcial de 0-13), gracias al buen hacer también del griego Kosta Koufos.

El tiempo muerto de Scott Skiles a falta de 2:23 para el final hizo poco efecto en un equipo cortocircuitado en ataque y con una defensa pésima. Fruto del mal hacer de los Magic y al acierto de los Kings, los de Sacramento se marchaban al final del tercero con una suculenta ventaja de 16 puntos, 67-83.

Los Kings se imponen con solvencia

Tras el 20-30 de parcial del tercero, los Magic querían reaccionar, pero un Kosta Koufos espectacular en la noche de hoy se iba a los 10 puntos y hacía mucho daño a los de un Skiles que veía la situación sin mediar palabra desde el banquillo.

Orlando quería acercarse en el marcador y lo hacía tras dos malas acciones de DeMarcus Cousins. Tobias Harris ponía el 77-85 y los Magic bajaban de la barrera psicológica de los diez puntos. Todo fue un espejismo ya que tras esto y cuando más falta le hacía a su equipo, volvió a aparecer el 15 con un alley-oop a pase de Rondo para abrir de nuevo brecha en el marcador.

Los Kings se llevaron finalmente el triunfo por 91-97, consiguieron su quinta victoria del año y dejan a los Magic con seis triunfos y siete derrotas en trece partidos.

VAVEL Logo