Se hizo historia
Récord para empezar la temporada. Fuente: NBA

Inicio demoledor

Los Warriors empezaron el partido un tanto flojos, fallando tiros abiertos y algunos airballs en su haber, pero a poco que fue avanzando el cuarto se fueron soltando y terminaron el primer periodo con un 30-11 en el luminoso. Apoyados en un gran Draymond Green, que acabó el cuarto con 12 puntos, que estuvo secundado por Curry y Barnes, ambos con ocho puntos en su haber. Se consiguieron despegar hacia la mitad del cuarto cuando consiguieron encestar en unos cuatro minutos 12 puntos sin que el rival anotase. Se sobrepusieron al mal inicio de Klay Thompson que comenzó el partido con un sonrojante 0 de 6 en tiros de campo y que no está bien en este inicio de temporada. Los Lakers por su parte, siguen siendo de los peores equipos defensivos de la liga y hoy no fue una excepción. Bryant lastró al equipo durante todo el partido y especialmente este cuarto, que tiraba malos tiros y acabó muy mal. El único que parecía estar en contra de que los locales batiesen el récord era Russell, aunque se fue diluyendo con el paso de los minutos. Llama la atención el dato de las asistencias; los angelinos acabaron el primer cuarto con un cero en su haber, mientras que los de Oakland se impusieron con su juego colectivo al realizar diez asistencias.

En el segundo cuarto, con los suplentes en pista, la cosa se igualó y fueron buenos minutos de ambos banquillos. Los visitantes se sobrepusieron a su horrible comienzo y en este cuarto anotaron 27 puntos, tres más que su rival. Fue un cuarto en el que las cosas estuvieron muy igualadas y hubo intercambio de canastas sin que ninguno de los dos equipos consiguiera imponerse.

Estampida después de las duchas

Bryant comenzaba con un 1 de 11 en tiros de campo en su haber en el que, a la postre, sería el peor partido de su historia, en cuanto a esa estadística. Los Warriors salieron a cuchillo oliendo la sangre del rival y ganaron el cuarto por 18 puntos para dejar ya finiquitado el encuentro y con gritos de “Warriors, Warriors” en las gradas de un abarrotado Oracle Arena que celebraban ya la victoria y el récord que estaba al caer. Thompson se encontró un poco en este cuarto para dejar atrás el gris partido que estaba teniendo.

Uno de los peores partidos en la vida de Bryant

Al finalizar este periodo encabezaron el último con un +30 en su haber y se dedicaron a aguantar el resultado con los suplentes en pista, que brindaron grandes minutos a su hinchada para acabar el partido. Gran actuación de Barbosa y Livingston en el último cuarto que les permitió vivir de lo hecho en los anteriores tres cuartos y que les sirvió para dar descanso a sus estrellas.

Curry acabó como máximo anotador y asistente del partido con un 24-9 en su boxscore y Green hizo un sensacional partido aportando en todas las facetas y acabó con 18 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. Gran partido de Iguodala también en todos los aspectos del juego.

Por parte de los Lakers poco que destacar en un horrible partido. Solo 3 jugadores, 2 suplentes, consiguieron sobrepasar la barrera de los diez puntos y acabaron el partido con un pobre 38% en tiros de campo y un 15% en triples. Para olvidar el partido de los angelinos que no reaccionan y se quedan en el pozo del Oeste con un 2-12.

Los Golden State Warriors comienzan la temporada de forma fulgurante, con 16 victorias, demostrando muy buen juego, y machacando a sus rivales con un diferencial de +15’6 en su favor. Números increíbles y que no se habían visto en la historia de la NBA. Los campeones van a por el título a una velocidad endiablada.

 

Autoría de la foto: NBA

VAVEL Logo