LeBron James y James Jones lideran el cambio de mentalidad en los Cavaliers

La última derrota de los Cavaliers ante Toronto Raptors hizo mella en el equipo. Los de David Blatt llegaron al último cuarto con una ventaja que parecía que les hacía tener el partido encarrilado, pero un parcial de 31-16 desde los tres últimos minutos del tercer cuarto hasta a falta de 60 segundos para el final, el cual les costó el partido. Es por eso que pese a haber mejorado considerablemente el inicio de la pasada campaña (11-4 frente a 8-7), LeBron James no está satisfecho del todo con el rendimiento del equipo pese a no haber podido contar con Kyrie Irving o Iman Shumpert hasta el momento.

Cómo líder de estos Cavs, King James buscó apoyo en James Jones, hombre con el que logró dos anillos de campeón, para hablar con propiedad sobre el equipo y así buscar una reacción uniforme de todos los compañeros. Conseguir victorias si el juego ofrecido por el equipo es pobre no es suficiente para el cuatro veces MVP, él quiere llevar a su ciudad a ganar un campeonato. "Es todo mentalidad", dijo un James frustrado tras el partido. "Está todo dentro, yo siempre la he tenido, mi educación me ha hecho así. Es algo que tienes o no tienes".

Defensivamente, los Cavaliers no estuvieron a la altura. No pudieron parar las acometidas de los canadienses ni con faltas, permitiendo seis 2+1 en la segunda mitad, tres de ellos en el último cuarto. "Si hacemos faltas, tienen que servir de algo", decía Tristan Thompson. "No hablo de hacer daño a nadie, pero no puedes permitir los and-1. Eso no es aceptable, y la culpa es de los hombres grandes. Hablo de mí, de Kevin Love y de Anderson Varejao, la fragilidad debilidad del equipo es mayoritariamente culpa nuestra".

David Blatt también se pronunció sobre el partido. Recalcó que las bajas de Timofey Mozgov, Iman Shumpert, Kyrie Irving y Matthew Dellavedova afectan enormemente al devenir del equipo, especialmente en la fatiga por tener una rotación corta. "Acabamos agotados por razones obvias. Jugamos duro, pero nos quedamos sin gas", analizaba Blatt. "El cansancio nos jugó una mala pasada, de verdad lo pienso".

Mientras LeBron James repitió hasta en dos ocasiones a la prensa que la fatiga no era ninguna excusa, James Jones quiso analizar cómo están afectando las bajas al equipo. "(Las bajas) son un indicador de cómo estamos funcionando todo el año. No hemos sido consistentes, no hemos podido jugar al nivel de poderío físico que nuestra plantilla posee, y precisamente por eso, debemos estar a tope para que cuando regresen todo sea mejor", comentaba Jones, dejando claro que hay que estar fuertes sin ellos para así ser dominantes cuando vuelvan. 

"Para nosotros la temporada es un ejercicio de ir mejorando. Es demasiado pronto como para pensar que estamos haciendo las cosas bien. Ahora mismo somos sólidos, pero debemos mejorar. No buscamos la mediocridad, ser sólidos no es suficiente", sentenciaba Jones. 

Queda bastante claro que pese a que hasta el momento la temporada de los Warriors es intachable, los Cavaliers no van a dejar amedrentarse y aspiran a todo. El equipo está comprometido, demostrando una química envidiable tanto en la cancha como fuera, por ejemplo con el Movember, dónde hemos visto a varios integrantes de los de Ohio luciendo bigotes. Además, se muestran comprometidos con el entrenador, dispuestos a ayudarle en las facetas menos desarrolladas de éste. Sin duda, de conseguir una dinámica de mejora, LeBron James y estos Cavs serán la mayor amenaza para el repeat de los Warriors. 

VAVEL Logo