La falta de continuidad condena al Iberostar Tenerife
Pelea por un rebote en el Iberostar Tenerife - ICL Manresa | Fotografía: ACB

Hace unas semanas el Canarias tenía un problema claro, sumar victorias. En este momento, tras haber conseguido los dos primeros triunfos frente a Gran Canaria y Fuenlabrada en los partidos precedentes al de este domingo ante Manresa, el cuadro de Txus Vidorreta necesita continuidad en su juego y mostrarse más regular. 

El ICL Manresa consiguió derrotar a los laguneros en un partido que enfrentaba a dos rivales directos y que de nuevo terminó cayendo del lado visitante en el Santiago Martín, al igual que sucedió frente a Estudiantes y Andorra.

El Manresa comenzó más intenso 

Salió el Iberostar Tenerife con Rodrigo San Miguel, Javier Beirán, Nicolás Richotti, Tim Abromaitis y Blagota Sekulic. El ICL Manresa arrancó el partido con Dejan Musli, Otverchenko, Flis, Grigonis y Thomas.

Debutó Saúl Blanco en esta temporada

La primera canasta del partido llegó de la mano de Abromaitis. El ala-pívot estadounidense anotó un buen triple tras asistencia de Sekulic. Respondió el Manresa con una canasta de Flis y un buen triple posterior de Grigonis en transición. Al minuto cinco de partido, Vidorreta dio entrada en cancha al alero Saúl Blanco. El asturiano debutó en esta Liga Endesa tras superar por fin la lesión sufrida en su brazo al final de la pasada campaña y que le ha tenido alrededor de seis meses alejado de la competición.

Sekulic rompió la mala racha del Canarias en ataque y sumó el quinto punto del partido de su equipo tras seis minutos. En el siguiente ataque, Simon devolvió la jugada y puso el 5-9 en el marcador.

Sekulic peleó muy solo en el primer cuarto

Sekulic siguió echándose el equipo a la espalda en esos momentos de bloqueo ofensivo. El pívot aurinegro encadenó una buena racha con seis puntos anotados de manera consecutiva. Manresa dominó los instantes finales del primer cuarto y eso le sirvió para irse al pequeño descanso antes del segundo acto con una renta importante de nueve puntos. Un triple de Sánchez prácticamente sobre la bocina cerró los primeros diez minutos.

El cuadro canario se mostró muy desacertado, sobre todo en los lanzamientos desde más allá de la línea de tres puntos. El Iberostar tan solo consiguió anotar el 14% de los tiros desde esta distancia y el Manresa el 40%. El Canarias tan solo había anotado al término de los primeros diez minutos nueve puntos, por los 18 que llevaba el rival.

Iberostar mejoró ofensivamente antes del descanso

Vidorreta arrancó el segundo periodo con los dos bases de su equipo sobre el parqué. El técnico aurinegro confía mucho en esta variante táctica y lo cierto es que, al menos en los primeros minutos, surgió efecto. White y Hanley anotaron de dos de manera consecutiva y redujeron las diferencias.

Una técnica a Jones hizo estallar  a la grada

Dejan Musli, el mejor jugador de Manresa y el tercero de la liga, comenzaba a tomar protagonismo. El pívot serbio provocó una falta de Jones y tras protesta del estadounidense del Canarias, el árbitro pitó falta técnica y el interior de Manresa sumó de nuevo desde la línea del tiro libre. Simon aprovechó la posesión tras la técnica y puso el 15-25 en el marcador. La actuación arbitral comenzó a ser muy discutida por parte del banquillo aurinegro y también por la grada.

Llegó el momento de Richotti. El capitán del Iberostar anotó dos canastas desde la media distancia y puso el 19-25. La defensa conjunta del equipo y el acierto del argentino hizo que poco a poco el cuadro local redujera diferencias.

La buena racha canarista continuaba. Una penetración de San Miguel y otra canasta de Beirán acercaron más en el marcador al Canarias. Otverchanko respondió pero de nuevo Beirán consiguió una pentración en el siguiente ataque. Intercambio de canastas en este momento del partido, el pabellón disfrutó tras el poco ritmo anotador que había tenído el encuentro hasta ese momento.

Cuando más cerca llegó a estar el conjunto de Vidorreta (27-29), García anotó una canasta de dos y sacó una falta algo dudosa para el público y de nuevo para el equipo tinerfeño, Alex Hernández robó un balón al siguiente ataque del cuadro canario y devolvió la ventaja al equipo catalán. 27-33 en el marcador y tan solo un minutos y 40 segundos para el llegar al descanso.

Sekulic y Simon destaron en la primera parte

Tras un leve parón de tiempo muerto, Abromaitis anotó un buen triple que fue la última acción acertada antes del descanso. 30-34 tras 20 minutos de poco acierto, intensidad y defensa. Blagota Sekulic por parte local y Chase Simon por el lado visitante fueron los jugadores que mejor estuvieron más acertados de cara al aro durante la primera parte. Ambos anotaron ocho puntos.

Tras los escasos nueve puntos del Iberostar en el primer cuarto, en el segundo acto el combinado canarista se fue hasta los 21 puntos. La mejora ofensiva llegó en canastas de dos. El poco acierto desde el triple siguió siendo la losa de los tinerfeños que tan solo convirtieron el 20% de lo que lanzaban desde esta distancia.

Niang revolucionó el partido tras el descanso

El Canarias comenzó dominando el partido tras el descanso. A falta de 6:28 para el final del cuarto, el conjunto local consiguió hacer desaparecer la renta que tenía a favor el Manresa y se puso a un solo punto (36-37). Ibon Navarro pidió tiempo muerto. Vidorreta había dado entrada al joven Niang, que encadenó dos canastas seguidas, una espectacular colgándose del aro a dos manos y que abrió un buen parcial a favor de los locales.

La entrada de Niang revolución el partido y le dio a su equipo la intensidad que tanto necesitaba. El pívot senegalés aseguró el rebote defensivo y apoyó mucho en la defensa sobre Musli.

Sekulic puso a su equipo dos puntos por encima después de mucho tiempo. El montenegrino sumó su punto número 12  y el 40 para los suyos.

La afición canarista comenzó a tomar importancia. Una jugada de Musli que terminó con falta de Niang fue muy protestada. Cuando Vidorreta cambió al joven, el público reaccionó con una gran ovación. Tras estos momentos de polémica, Sánchez aprovechó para anotar un buen triple para Manresa que le devolvía la renta en el marcador (44-45).

El Canarias gozó de una última posesión que no desaprovechó Richotti y anotó una buena penetración. A falta de escasos segundos, el Manresa devolvió la jugada con una canasta al contraataque de Sandul. 50-53 se cerró un periodo que dejaba muy abierto el último cuarto.

Querer y no poder

Demasiado nerviosismo y mucha imprecisión en los compases iniciales del último parcial. Saúl Blanco rompió la sequía tras más de dos minutos sin canastas por ambos bandos. El alero anotó una penetración cómoda y convirtió un triple en el siguiente ataque de su equipo. Volvía la igualdad al marcador (55-55). El cuadro canario volvió a crecer desde la defensa y a Manresa se le quedaban cortas la posesiones.

Vidorreta volvió a confiar en Petit Niang en los momentos más importantes del partido. El pívot, en el primer ataque que tuvo, voló sobre los defensores manresanos y bajó un balón a una mano que terminó en falta y anotó el tiro libre. La afición canarista se identificaba con el jugador vinculado del Naútico de Tenerife.

La igualdad continuaba siendo la nota predominante, no obstante, la pequeña renta de uno o dos puntos que solía tener el Manresa pasaba a manos del Iberostar. Davin White puso el 61-59 en el marcador con un tiro libre a falta de tres minutos para el final del encuentro. También desde el lanzamiento libre, Simon devolvió la igualdad al electrónico (61-61).

Ninguno de los dos equipos parecía decidirse a decantar el partido de su parte. Los errores y fallos se sucedían. Cuando restaba un minuto y 46 segundo para el final, Musli consiguió ver aro tras una continuación. La ventaja para los catalanes volvía al lumninoso y Vidorreta solicitaba tiempo muerto, su equipo había estado con falta de ideas en los últimos ataques.

A falta de apenas 20 segundos y con el marcador en 62-64, Rodrigo San Miguel cometió una falta sobre Otverchenko tras un tiro de este desde el triple. El jugador del ICL Manresa anotó los tres tiros libres y dejó a su equipo con el partido muy de cara.

Un triple de Richotti que puso el 65-69 que no sirvió de mucho para el Iberostar. Simon llevó el definitivo 65-71 al marcador tras dos tiros libres. El Manresa sumó su cuarta victoria de la temporada y el Iberostar Tenerife se quedó en dos.

El mejor del equipo tinerfeño fue, una vez más, Blagota Sekulic. El montenegrino consiguió 28 créditos de valoración tras anotar 15 puntos y capturar nueve rebotes. La poca aportación del resto del equipo dificultó la victoria local. Tan solo Richotti se le acercó con 11 tantos. Destacó la sorprendente actuación de Niang que, después de haber estado algo más de siete minutos sobre el parqué, terminó con nueve puntos y ocho de valoración. 

Fue emotivo para la afición volver a ver a Saúl Blanco jugando el Santiago Martín. El alero debutó con más de 20 minutos y anotó cinco puntos. Se precipitó en muchos tiros pero dejó buenas sensaciones en lo que a nivel físico se refiere. 

En Manresa destacó Musli. El pívot serbio anotó 15 puntos, capturó 10 rebotes y finalizó con 32 de valoración. Alex Hernández fue el segundo mejor con 10 puntos, cinco asistencias y otros cinco rebotes, tuvo 22 de valoración. Manresa mantuvo un nivel defensivo muy alto durante todo el partido y se aprovechó del poco acierto de su rival. 

El Iberostar Tenerife quedó muy disgustado, al igual que sus aficionados, con la actuación arbitral. Las jugadas polémicas, para el cuadro canario, tuvieron lugar en momentos del partido claves. 

Fotografías del texto: ACB.

VAVEL Logo