Bilbao Basket - Real Madrid: un partido cargado de morbo
Duelo clásico entre Reyes y Mumbrú (Fotografía: Rubén Revilla-VAVEL)

Aunque los blancos marchan bien en la competición doméstica (son co-líderes con 6-1 junto al Barcelona y el Baskonia, y sólo tienen por delante al invicto Valencia), el hecho de que en la Euroliga estén prácticamente eliminados a estas alturas de grupo inicial, hace que las dudas asalten a su entorno. Un equipo que viene de ganar literalmente todo la pasada campaña, tienen una presión y cansancio extras este año, y se empieza a notar.

Vuelta a la Liga, enfrente espera un Bilbao algo irregular, pero que tiene una buena plantilla, marcha con positivos en la Liga y siempre tiene a su lado a una afición espectacular que no para de meter presión y animar durante todo el duelo. Enfrentamiento con muchos alicientes, a los que se suma la espada de Damocles que pende sobre la cabeza de Laso, no tanto porque perder en Liga sea grave, sino por el hecho de volver a dar una mala imagen y que los rumores se conviertan ya en gritos.

El factor Álex Suárez

Será un duelo con morbo no solo por el resultado, sino por varios jugadores en pista. En las filas vascas se han convertido ya en auténticos emblemas del club ex-madridistas como Mumbrú, Raúl López o Hervelle, pero es que a ellos se suma este año un madridista de futuro. Hablamos del ala-pívot Álex Suárez, que desde la cantera del Joventut, esta misma pretemporada fue fichado por los blancos y de inmediato cedido al Bilbao con la esperanza de que siguiera teniendo minutos en un equipo competitivo. 

Y no lo está haciendo mal, un joven talento que muchos dicen que tienen algunas semejanzas en su juego con el enorme Jorge Garbajosa. Por si fuera poco ante los blancos parece calentarse, híper motivado por mostrar buena imagen y dar un golpe en la mesa. De hecho, su media ante el Real Madrid la pasada temporada fue de 11,3 puntos por partido y exactamente la misma valoración, 11,3, datos muy superiores a los 4,7 puntos y 3,7 de valoración que firmó durante toda la pasada Liga Regular jugando con el FIATC Joventut.

Un Bilbao muy sobrio

La base de los hombres de negro sigue siendo la misma. Veteranos que ya llevan muchos años en el club. Sin embargo, también se han traído importantes refuerzos, ya que jóvenes con clase que dieron buena imagen se han marchado a equipos con mayor presupuesto.  Bilbao Basket mantiene la columna vertebral de los últimos años: Mumbrú, Hervelle -baja por lesión- y Raúl López. Cinco caras nuevas en la plantilla y segunda temporada en el banquillo de Sito Alonso. Se fueron Marko Todorovic, Colom y Williams pero han llegado, entre otros, el base Clevin Hannah y el pívot Shawn James, dos piezas fundamentales en los vascos en el inicio de temporada.

Especial cuidado tendrán que tener los madridistas en la defensa de los hombres exteriores locales. No en vano algunos de ellos son los mejores tiradores de triples en porcentajes, demostrando que tienen la muñeca muy caliente. El americano James es el mejor valorado (16) de los “hombres de negro”, mientras que el incombustible Álex Mumbrú es el máximo anotador (13,9) y mantiene sus buenos porcentajes en el tiro de 6,75 (41,6%). Otro de los fichajes, Hannah, también supera el 40% y firma 12,7 puntos por partido.

El Madrid de las dudas

Y por otro lado un equipo con dos caras. Una horrenda en la Euroliga (marcha 2-5 en el Grupo A y está prácticamente fuera), y otra mucho más iluminada en Liga (co-líder con marca de 6-1). Además en la competición patria lo está haciendo con grandes números y valoración. El Real Madrid es el líder destacado en anotación de la Liga Endesa, siendo el único equipo que es capaz de superar la barrera de los 90 puntos anotados por partido. Además ha superado en dos ocasiones los 100 puntos, ambos partidos en casa, ante Iberostar Tenerife y ICL Manresa. De seguir con este promedio de anotación el Real Madrid superaría en mucho las mejores marcas de esta última década, ya que ninguna de ellas ha conseguido alcanzar los 90 puntos. 

Al duelo llega con un equipo cansado y algo tocado y no sólo en lo anímico. Rudy Fernández apenas pudo disputar diez minutos en el partido europeo resentido de sus eternos problemas de espalda. Hombres como Nocioni o Llull están notando el esfuerzo acumulado de partidos y no se encuentran al nivel del pasado año. Jeffery Taylor no termina de entrar en la mecánica del equipo y compagina duelos destacados (ante el Estrasburgo en Europa se fue a 21 puntos), con otros en los que se borra o carga de personales.

El partido en números

Pablo Laso podría celebrar esta próxima jornada su victoria 200 en la Liga Endesa, ya que tras ganar en la pista del FIATC Joventut acumula 199 en toda su trayectoria en la competición como primer entrenador. En su trayectoria como primer técnico ha dirigido un total de 308 partidos, firmando 199 victorias, lo que representa que el actual entrenador del Real Madrid ha ganado un 65% de los partidos.

Además se enfrenta a Sito Alonso, que curiosamente fue quien le sustituyó como técnico en San Sebastián. Alonso, al igual que Laso, también estaría tres años en el conjunto vasco, logrando además clasificarlo para una Copa del Rey y para un playoff Liga Endesa.

En Liga los madridistas son líderes en anotación (91,5), asistencias (19,2), valoración (109,5) y rebotes (38,5)

Alex Mumbrú sigue siendo un jugador clave a sus 36 años. Es el máximo anotador y jugador más valorado del Dominion Bilbao Basket. Además, disputará esta jornada su partido 585 igualando a Joan Creus como el 12º jugador con más partidos en la historia de la Liga Endesa.

Sergio Llull, mejor pasador de la Liga Endesa esta temporada, ha alcanzado las 10 asistencias en dos ocasiones. Por su parte, Sergio Rodríguez es el segundo jugador en porcentaje de aciertos desde la línea de triples, con un 63,1% de acierto.

Fotos del texto: ACB.com // deia.com // VAVEL.com

VAVEL Logo