Victoria del Madrid en Bilbao para ahuyentar los fantasmas europeos
Luka Doncic tiró del carro como un veterano (Foto: ACB.com)

Duelo vibrante en Bilbao, entre un equipo local rocoso y muy asentado en casa frente a un Madrid campeón de todo, pero al que acucian lesiones, cansancio y los fantasmas del horrendo inicio en Euroliga. Cambios en el quinteto inicial, donde los merengues jugaban con Sergio Rodríguez de base puro y Llull de falso escolta, intentando solventar la sensible baja de un Rudy Fernández tocado de la espalda. Con esas premisas amaneció un partido intenso, con los vascos marcando la primera diferencia gracias a los triples del francotirador letón Dairis Bertans. 

Muy caliente el ambiente, mientras que los hombres de negro mandaban con la gran entrada a canasta del eléctrico base Hannah. Por el Madrid respondía Sergio Rodríguez, pero el genio de La Laguna se encontraba falto de ayudas para remontar el resultado. primeras rotaciones y Laso que ponía en pista a Jeffery Taylor, buscando algo más de músculo en las marcas. Los bilbainos también cambiaban piezas y Shawn James entraba en escena para demostrar que es factor clave. Seguía el intercambio de golpes en la pintura y ambos conjuntos llegaban al bonus de personales. Final del primer cuarto con 23-17.

Igualdad en todo lo alto

No cesaban en su ímpetu ofensivo los vascos, que percutían la zona madridista con las entradas a canasta de Mumbrú y el joven Rouff. Respondía desde la larga distancia el cañonero Jaycee Carroll, pero poco duraba la alegría blanca, puesto que Álex Suárez (jugador blanco decido) veía aro desde el 6.75. Momentos locos y frenéticos de encuentro, con transiciones muy rapídas sin respiro. En esa guerra de celeridad los merengues consiguieron la primera ventaja del partido gracias a la canasta interior de Gustavo Ayón. Parcial de 7-16 y tiempo muerto de Sito Alonso.

Al más puro estilo acordeón, ahora eran los visitantes los que tomaban ligera ventaja en el electrónico. Elemento clave estaba siendo un Luka Doncic insolente y brillante, que entraba en la zona rival cual cuchillo en mantequilla acabando incluso con mates. Pero el Dominion seguía firme, y respondía con canastas estáticas de Mumbrú y Clevin Hannah. Gracias a ello empataban el duelo, y ahora era Laso el que pedía tiempo. Tremendo duelo en el OK Corrall donde se retaban a triples Bertans con el Chapu Nocioni. A vestuarios tras una espectacular primera parte con 46-48. Partidazo.

Duelo sin descanso

Tras la reanudación ambos equipos seguían a una velocidad frenética. Grandes canastas interiores del Bilbao, con pases doblados a Shawn James. Muchos fallos en las siguientes posesiones, lo que dejaba el marcador clavado durante varios minutos. La lucha era titánica en ambas pinturas, hasta que Rouff reactivaba el casillero local con un triple. El Bilbao llegaba al bonus de personales y a Bertans (que llevaba un inmaculado 5/5 en triples) le caía la cuarta personal. Absoluta igualdad en el marcador y los dos conjuntos intercambiando canastas cual pesos pesados.

En medio de la vorágine Sergio Llull entraba en erupción, robando un balón y aterrizando en la zona vasca demostrando que es el Aeroplano de Mahón. Ello, sumado a dos tiros libres forzaban el tiempo muerto de Sito Alonso. Otro parcial a cara de perro en que muchos hombres importantes se estaban cargando de personales. A Sergio Rodríguez al que le caía la cuarta y visitaba el banquillo. El mate intimante de Ayón era respondido por la estética entrada a canasta de Raúl López. Final del tercer cuarto con empate (65-65) en un partido excelso.

Victoria blanca y protagonistas

Se calentó mucho el enfrentamiento en los compases finales con las clarividentes asistencias del adolenceste Doncic sobre muchos de sus compañeros, que abrían la ventaja blanca. También polémica en los tiros libres pitados a Jaycee Carroll tras falta lanzando un triple. Partido realmente disputado y con el público de Bilbao casi abalanzándose sobre la pista. Pero todo culminó con la victoria blanca (92-99) claramente motivada por un Luka Doncic excelente, que demostró su calidad y desparpajo para echarse el equipo a las espaldas. El Madrid alcanza el 7-1 en liga.

Destacar el enorme partido de Luka Doncic (15 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias, 2 tapones, 22 de valoración). Cuando le dieron minutos a la gran promesa blanca, respondió con acierto y contundencia. Le secundaron Gustavo Ayón (13 puntos, cinco rebotes, dos asistencias, tres robos, 22 de valoración), más polivalente que nunca y Jaycee Carroll (19 puntos, 4/4 en tiros de dos , 5/6 en libres), una torreta humana.

Por un competitivo Bilbao Basket destacar a Dairis Bertans (21 puntos, 6/7 en triples, 20 de valoración), que erupcionó desde el perímetro con un acierto casi alienígena. Buen partido también del eterno Álex Mumbrú (16 puntos, cuatro rebotes, dos robos) y Shawn James (10 puntos, cuatro rebotes, dos tapones). Aportaron intensidad al duelo, pero sin capacidad para ganarlo. 

Fotos del texto: ACB.com // VAVEL.com

VAVEL Logo