Oklahoma City se pasea ante los suplentes de Dallas
Kanter intenta separar a Villanueva y Westbrook (Foto: univision.com)

Oklahoma City Thunder ganó a Dallas Mavericks por 108-89. Los Thunder rompieron el partido al principio y no vieron peligrar su derrota. El partido estuvo marcado por el pique Barea-Westbrook y la tangana que se produjo después de su primer encontronazo, que se saldó con la expulsión Charlie Villanueva. Más tarde en un nuevo roce de los playmakers del partido, Barea volvió a sacar de sus casillas a Westbrook. Este último soltó el brazo para quitarse de encima a Barea, recibió su segunda técnica y encaró el camino a los vestuarios.

El Chesapeake Energy Arena recibía este encuentro de regular season con gran ambiente. Ambos conjuntos se medían después de haber jugado la noche anterior. Con suerte desigual. Los Mavs perdieron en la prórroga con Cleveland y Oklahoma City ganó con facilidad a Minnesota. Después del gran esfuerzo de la noche anterior, el entrenador de Dallas Mavericks, Rick Carlisle, decidió dar descanso a todo su quintero titular (Williams, Pearsons, Matthews, Pachulia y Nowitzki). Esta decisión marcó el encuentro ya que los Durant, Westbrook y compañía se encontraron con un equipo más propio de D-League que de NBA.

Dominio a la carrera y bajo los tableros de Oklahoma City

El partido comenzó con mucho ritmo, posesiones cortas y errores que los Thunder no tardaron en aprovechar. La conexión Westbrook-Roberson con tres canastas casi consecutivas abrió la primera brecha en el marcador hasta el 15-7. Ellos dos más Kevin Durant, 11 puntos en el primer cuarto, e Ibaka muy activo desde el principio con seis puntos y seis rebotes también en el primer cuarto, hicieron que los de Billy Donovan ganaran por 10 después de los primeros 12 minutos.

La ventaja siguió subiendo en el segundo cuarto con la segunda unidad, pero con el mismo argumento. Los Thunder dominaban en la pintura, cogiendo el doble de rebotes que los Mavericks. Dallas concedía canastas fáciles bajo los postes y ofrecían unos ataques muy desorganizados.

Cuando todo parecía que iba a ser un partido tranquilo y a cinco minutos para el descanso, Westbrook encaró a Barea, el puertorriqueño hizo falta pero ambos jugadores se quedaron enganchados y empezaron a llegar más compañeros. Aquí comenzó el ‘show’ Villanueva, que primero cogió por el cuello a Westbrook y más tarde, cuando ya prácticamente todos los jugadores estaban en la tangana, el neoyorkino propinó un manotazo a Serg Ibaka. Tras la revisión del vídeo los árbitros decidieron expulsar a Chalie Villanueva. Además Westbrook fue sancionado con la primera de sus técnicas.

La segunda técnica para el base de los Oklahoma City Thunder no se hizo esperar. Cuatro minutos más tarde y otra vez tras una falta en defensa de Barea, Westbrook sacó el codo, y aunque no impactó con Barea los árbitros determinaron la segunda técnica por la reacción brusca de Westbrook. El base se fue a la ducha sin anotar, pero repartiendo ocho asistencias y cogiendo siete rebotes a los 14 minutos que estuvo en pista.

Una vez pasaron las jugadas turbias del partido, a falta de tres minutos para el descanso y en menos de un minuto, Durantula mató el partido. Dos triples y una canasta suya al contragolpe sirvieron para poner un +26 en el marcador que ya pesaría como una losa para el conjunto tejano.

El partidazo de Mejri

El pívot tunecino consiguió 17 puntos y siete rebotes

En la segunda parte mientras Durant y los suplentes de Oklahoma City se divertían, emergió la imponente figura de Salah Mejri. El pívot tunecino cuajo un partido sublime, pese a que la remontada era casi imposible, Mejri decidió aprovechar sus minutos, y de qué manera. No solo anotó su primera canasta en la liga, consiguió 17 puntos y capturó 7 rebotes. Además jugó 25 minutos, cinco más que los que había disputado en los cinco partidos donde había tomado parte en la NBA. Con solo un error en su serie de tiro, sus compañeros supieron cómo encontrar al exmadridista, que se hizo muy grande en la pintura, esa que durante la primera parte hundió a los de Carlisle. De lo que no se libró Salah Mejri es del póster que le dedicó Dion Waiters.

Al final del partido los Thunder ganaron casi de 30 y destacaron las actuaciones de Durant (29 puntos y 10 rebotes), Ibaka (20 puntos y 11 rebotes) y Waiters que consiguió 18 puntos desde el banquillo. En Dallas Mavericks además del mencionado Mejri, Barea anotó 18 puntos para su equipo. Con esta victoria Oklahoma City Thunder sigue tercero en el Oeste con un balance de 28-12 y Dallas se mantiene quinto de su conferencia con 22 victorias y 18 derrotas.

 

VAVEL Logo