Los Pelicans ganan fácil a unos agotados Pistons

Partido de alto nivel de exigencia el que acogía la ciudad de New Orelans. Los Pistons llegaban tras unos partidos de máxima exigencia y después de un duro partido en Houston. Los locales, por su parte, pusieron toda la carne en el asador para ofrecer un gran partido a su público.

Salida fuerte de los Pelicans

Los locales empezaron mucho más metidos en el partido, con mejor movimiento de balón en ataque y agotando las ideas de su rival cuando tocaba defender. Un gran mate de Norris Cole tras evitar a Reggie Jackson y el salto de Andre Drummond puso el 9-4 inicial para los Pelicans previo al primer tiempo muerto solicitado por Stan Van Gundy. Los de Alvin Gentry cuajaron un primer cuarto con bastante acierto por parte de todos sus jugadores. Un alley-oop entre Tyreke Evans y Anthony Davis ponía el 20-13, para que un posterior triple de Cunningham tras un claro fallo de Drummond pusiera el 23-14. Los de Stan Van Gundy trataron de no descolgarse en este primer cuarto a remolque y con jugadas importantes como los tres tiros libres seguidos anotados por el turco Ersan Ilyasova, consiguieron aguantar el tirón como pudieron

Fuerza local desatada

El segundo cuarto empezó siguiendo, en un principio, la tónica del primero. Marcus Morris no estuvo especialmente afortunado recibiendo una técnica y teniendo una pérdida en la siguiente jugada que permitía a los Pelicans ponerse 42-30. Los Pelicans estaban teniendo una gran noche y eso se notaba en la facilidad de sus jugadores para seguir sumando puntos. A pesar de cuatro puntos seguidos de los de Michigan, el 50-42 seguía siendo mucha ventaja. Una ventaja que se ampliaría hasta el 57-44 tras un triple de Tyreke Evans. Los Pistons estaban acusando (y mucho) la fatiga del partido de la noche anterior ante los Rockets. La victoria en Houston les estaba pasando factura. Eso unido al gran acierto poco visto hasta ahora en los Pelicans, hizo que al descanso ya ganaran los locales por casi veinte puntos y con una anotación tan alta como son 72 puntos.

Entre reacciones y distanciamientos

A la vuelta de vestuario los Pistons consiguieron que el partido se igualara pero por lo bajo. Ninguno de los dos conjuntos anotó más de un 30% de los tiros de campo que intentó en este cuarto. Un marcador sin movimiento además era perjudicial para los de Stan Van Gundy ya que conforme pasaba el tiempo se reducían las oportunidades de una remontada cada vez más difícil. Anthony David, un peligro constante, estaba mostrando una de sus mejores versiones al igual que casi todo su equipo (Cole, Asik...). En los Pistons destacaban Andre Drummond y  Kentavious Caldwell-Pope, este último encabezó un parcial de 7-0 que supuso una pequeña reacción y el acercamiento de los visitantes al 78-64. Anthony Davis y los suyos no ponían las cosas fáciles y mantuvieron las altas distancias hasta que dos triples seguidos de Reggie Jackson y Stanley Johnson ponían el 88-74. El joven base encabezó una pequeña reacción para reducir la desventaja de su equipo a doce puntos.

Sin opciones

El último cuarto empezó con un espejismo de lo que pudo ser pero no fue. Tres tiros libres de Brandon Jennings tras falta de Norris Cole aceraba a los visitantes. Una posterior canasta de Stanley Johnson tras un rebote en ataque ponía el 90-81, tras mucho tiempo los Pistons habían reducido su desventaja a menos de diez puntos y parecían poder remontar. Nada más lejos de la realidad.

Los Pelicans no se dejaron achantar y reaccionaron con un inconmensurable Anthony Davis a la cabeza, el pívot hizo daño a su rival desde casi todas las posiciones. Su equipo sabía el buen estado del pívot y le metieron casi todos los balones. Detroit acusó mucho el mal partido de su base y brújula Reggie Jackson. Otro factor clave fueron las trece pérdidas que acumularon y el escaso porcentaje de acierto desde la línea de tres.

Con esta derrota los Pistons pierden la oportunidad de asaltar el quinto puesto de la Conferencia Este. Los Pelicans, por su parte, continúan sumando victorias en la que esperan sea su remontada hacia los puesto de Playoffs de la Conferencia Oeste.

VAVEL Logo