Llull se mete en la cabina de Superman derrotando al Valencia
Sergio Llull volvió a demostrar que es un genio (Fuente: ACB.com)

Enorme partido entre el primer y tercer clasificado de la Liga Endesa. Los taronja le hicieron el pasillo a los blancos por ser los campeones de Copa del Rey. Fairplay deportivo, pero con sonido de viento en las gradas, ratificando que el duelo se presentaba caliente. Ambiente de lujo en la Fonteta de San Luis. Por los locales causaban baja Van Rossom y San Emeterio, por los visitantes Rudy, Sergio Rodríguez y Thompkins. Con esas premisas amanecía un duelo eléctrico, con posesiones muy rápidas y los valencianos tremendamente desatados en los tiros. Luke Sikma y Bojan Dubljevic anotaban sin piedad desde la media y larga distancia (parcial 10-4).

ACB.com
ACB.com

Marcas muy pegajosas y primeras rotaciones en pista. Por los naranjas entraba Antoine Diot, por los merengues Hernangómez. Los locales eran los primeros en llegar al bonus de personales, pero seguían por delante en el marcador tirando de la muñena on fire de Diot y el capitán Rafa Martínez. Los valencianos estaban viendo el aro rival como una piscina, por lo que Laso tenía que pedir obligado tiempo muerto. Permanecía la tónica en el dominio del Valencia, que repartía anotación entre Shurna, Lucic y Sikma. Jaycee Carroll era el baluarte que mantenía a los blancos en la zozobra. Con el triple sobre la bocina del eterno Andrés Nonioni culminaba el peleado primer cuarto (28-24).

El Valencia calienta muñeca

Comienzo del segundo parcial con la conexión entre Doncic y Lima. El genio adolescente de la cantera blanca y el recién fichado pívot hispano-brasileño, estaban haciendo sangre en la pintura taronja. Pero los merengues estaban demasiado acelerados metiendo las manos en defensa, por lo que llegaron al bonus de personales cuando aún restaba un mundo para el descanso. Poco consistentes los madridistas, intentando hacer la guerra en solitario, precipitadamente y sin sentido. Los taronja alcanzaban ventaja de +11 y tiempo muerto. 

ACB.com
ACB.com

El Valencia jugaba mejor en colectivo, y además se lucraba de sus pocas faltas cometidas. Pero el Madrid aún seguía en la pomada gracias al festival desde el perímetro del guerrero Nocioni (4/4 en triples). Excelso intercambio de canastas en los siguientes minutos. Los taronja movían el balón con rapidez y precisión, demostrando que gustan del run&gun. Y además lo hacían con acierto. Estaban suplantando a los blancos en esta faceta. Los de Laso respondían fieles a sus principios, aunque poco acertados salvo un Nocioni que permanecía asesino. Al descanso con 54-44 para un Valencia primoroso.

Intercambio de pesos pesados

Comienzo de la segunda mitad con un ritmo de apisonadora y los valencianos más calientes que nunca. Entraba en escena un Romain Sato desatado, que era respondido por Jonas Maciulis. También Sergio Llull dejaba constancia de su excelsa calidad con su primer triple del duelo. Pero los taronja pisaban aún más el acelerador con el misil de Rafa Martínez y ponían la máxima en el marcador con +13. Tremendo duelo en el OK Corrall, y Jaycee Carroll que conectaba un 3+1 imperial. Locura en la pista, que se materializa con exceso de faltas, como la cometida por un alocado Ndour.

ACB.com
ACB.com

El Valencia seguía siempre por delante en el electrónico, y cada arreón blanco (como el triple desde la esquina de Maciulis), era respondido de inmediato por los taronja. Recuperando sensaciones veteranos del equipo local como Rafa Martínez y Romain Sato. Orgía de puntos con intercambio de bombarderos, y el lituano Maciulis que seguía percutiendo desde el 6.75 frío como el acero. No paraba la potencia física con el mate espectacular de Vladimir Lucic, machacando el aro blanco a dos manos. Carroll on fire, pero el triple de John Shurna cerraba el excelso tercer cuarto (79-70). 

Llull derrota al líder desde Kriptón 

Sin descanso ni piedad transcurrieron los últimos minutos del apasionante encuentro. El Madrid tuvo sendas oportunidades de acercarse en el marcador, pero Taylor falló un mate de manera absurda. Respondía el fino estilista de la zona Dubljevic con un certero gancho. Momentos de la verdad y K.C. Rivers que enchufaba desde el perímetro para meter más leña al fuego. Los dos conjuntos cuentan con armas mortales, como un Stefansson que conectaba un triple asesino desde la larga distancia. Los taronja alcanzaban el bonus de personales.

ACB.com
ACB.com

Luke Sikma concatenó cuatro puntos consecutivos y los valencianos se ponián +10 arriba de nuevo. Tiempo muerto de Laso. Los merengues volvían a la pomada con mucha presión en toda la pista, y forzaban faltas de tiros, pero les acuciaba el síndrome gepeto (muñeca de madera). Pese a este handicap, todo se comprimía en los últimos compases de encuentro. Carrusel de tiempos muertos en los últimos segundos, con todo en un pañuelo. Y todo acabó todo con un misil tierra-aire histórico de Sergio Llull desde su propio campo. Monstruoso el Aeroplano de Mahón que puso el 94-95 con una genialidad excelsa. Victoria in extremis del Madrid.

VAVEL Logo