El Santiago Martín, cementerio de gigantes
Rodrigo San Miguel dirige el ataque del Iberostar durante una jugada del partido | Fotografía: ACB

Una fortaleza temible en la Liga Endesa. Así debería verse el Pabellón Insular Santiago Martín a partir de ahora entre los equipos de la élite del baloncesto español. La cancha lagunera de Los Majuelos ha visto como su equipo ha sido capaz de derrotar con comodidad a dos conjuntos top de Europa en apenas 15 días. Cayó el Madrid hace dos domingo y esta vez le tocó sufrirlo al potente Laboral Kutxa Baskona, equipo que está ya entre los ocho mejores del continente. 

Los locales salieron de inicio con Rodrigo San Miguel, Richotti, Beirán, Abromaitis y Sekulic. El Laboral Kutxa Baskonia puso en cancha al comienzo a Adams, Hanga, Bertans, Tillie y Planinic.

Abrió las hostilidades Darius Adams y contestó Rodrigo San Miguel tras una buena penetración a canasta. El Iberostar comenzó presionando bien al base Adams y el del Baskonia tuvo que irse al banco por dos faltas personales en ataque. Los locales arrancaron bien el partido ofensivamente. La buena circulación de balón permitió que Abromaitis anotara un triple liberado desde una esquina que puso el 7-2 en el marcador.

El Canarias presionó al base Adams en los primeros compases del encuentro

La respuesta por parte del cuadro vasco llegó de la mano de Bertans, con un buen triple. James se unió en el siguiente ataque y puso a los suyos a tan solo un punto (9-8). El encuentro continuó con un intercambio de canastas muy seguido que hacía que las alternancias en el marcador se sucedieran. Corbacho anotó un importante triple para los suyos que llevó al Laboral Kutxa a ponerse con dos puntos por encima en el marcador.

La intensidad del equipo de Perasovic en defensa les llevó relativamente rápido a meterse en el bonus. El Iberostar se benefició de esto y desde el tiro libre fue capaz de aguantar el ritmo anotador que exigía el encuentro en el primer cuarto. Bourousis se benefició del emparejamiento con Hanley y de su superioridad física y puso a su equipo por encima en el marcador a falta de algo más de cinco segundos para el final del cuarto. Vidorreta preparó una jugada para esos últimos suspiros y Davin White cerró el primer acto con un gran triple tras jugada individual y sobre la bocina. El 23-21 con el que se cerraron los primeros diez minutos reflejaba la igualdad que se vivía.

Blagota Sekulic busca el tiro cómodo de un compañero con un pase desde el interior | Fotografía: ACB
Blagota Sekulic busca el tiro cómodo de un compañero con un pase desde el interior | Fotografía: ACB

Un segundo cuarto para el recuerdo

El Iberostar y Davin White empezaron el segundo período al igual que finalizó el primero. Un triple del base norteamericano aurinegro llevó el 26-21 al marcador y se abrió de esta manera una pequeña ventaja a favor de los insulares en el electrónico.

Richotti tuvo su momento de gloria y desquició a los vascos

Los locales crecían desde la defensa, cerrando su aro al rival y haciendo buenas ayudas ante el posteo de Bourousis. Eso les permitió tener más confianza de cara al aspecto ofensivo y una canasta de Hanley certificó el buen momento de los de Vidorreta, que se pusieron siete arriba. Los tinerfeños continuaron aprovechándose de la sequía de los vascos. Richotti convirtió la canasta más bonita del encuentro hasta ese momento. El escolta argentino penetró, anotó y sacó la personal de Bourousis. Diop respondió por el Laboral Kutxa pero Richotti demostró que ese era su momento. El escolta se benefició de un rebote en ataque de Niang tras tiro libre fallado por el propio jugador de Bahía Blanca y, sin dudarlo, anotó un triple que dio alas a los suyos (35-23).

Diop culminó una jugada tremenda en mate tras una gran asistencia de Adams. El pívot sumó tras provocar la falta personal. El Baskonia trataba de reducir diferencia y apareció Sekulic con un 2+1 necesario en ese momento para su equipo y que llevó al marcador el 38-29.

Lejos de poder acercarse en el luminoso, el cuadro de Perasovic parecía tener el encuentro cada vez más cuesta arriba. El Canarias se encontraba con confianza desde la línea de tres y un gran tiro de San Miguel desde esta distancia puso a los suyos 12 puntos arriba (41-29) a falta de poco más de un minuto para llegar al descanso. Se empezaba a gestar el momento más importante del encuentro. 

El Canarias se fue al descanso ganando por 22 puntos de diferencia

San Miguel convirtió dos tiros libres, Beirán anotó una canasta a aro pasado, White encestó de tres y Hanley, para cerrar la primera mitad, volvió a convertir desde una esquina un gran triple que puso un tremendo 51-29 en el marcador al término de los primeros 20 minutos. El Santiago Martín vibró con su equipo en ese espectacular final de cuarto. El parcial de los segundos diez minutos fue de 25-8 a favor del Iberostar Tenerife. El conjunto canario logró explotar su acierto desde el triple (46% de acierto tras 7/15 tiros anotados).

Javier Beirán comanda un contraataque del Iberostar | Fotografía: ACB
Javier Beirán comanda un contraataque del Iberostar | Fotografía: ACB

Laboral Kutxa mejoró pero el Iberostar siempre tuvo el partido controlado

Tras el paso por vestuarios el partido se convirtió en un intercambio de canastas del que el Canarias parecía salir beneficiado por su mayor actitud defensiva. El ritmo local era constante y conforme pasaban los minutos más jugadores aurinegros fueron sumándose al festival ofensivo. Jones empezó a meterlas de todos los colores. Tiraba tras bote con oposición, como si no fuera un pívot, y anotaba con una confianza tremenda.

El cuadro tinerfeño encontraba tiros muy fáciles con sus dos bases sobre la cancha. El partido que venían realizando Rodrigo San Miguel y Davin White fue digno de recuerdo. Vidorreta no dudó en aprovechar el buen momento de sus dos 'bajitos', en parte también obligado por las tres faltas personales de Richotti, y la variante táctica dio sus frutos.

El reflejo de la impotencia vasca se vio claramente en la eliminicación de Bourousis. El jugador más valorado durante la temporada de su equipo se encontró en el Santiago Martín una defensa muy cerrada que le desesperó y se quedó fuera del encuentro.

Vidorreta da instrucciones a los suyos durante el partido | Fotografía: ACB
Vidorreta da instrucciones a los suyos durante el partido | Fotografía: ACB

Al final del tercer acto se llegó con el marcador en 68-50. El partido parecía haberse quedado listo para sentencia desde la primera parte y el Laboral Kutxa no mostraba signos de verse capaz de pelear por ni si quiera tratar de acercarse al marcador.

El último cuarto dejó acciones para la galería. San Miguel, por ejemplo, anotó a tabla de dos y sacó la falta personal de Adams. El base del Baskonia, al siguiente ataque, anotó un triple y sacó la falta personal también de Tim Abromaitis. La cosa iba de triples. Primero San Miguel volvió a convertir y acto seguido respondió Blazic. A pesar de la diferencia en el marcador, el cuarto período estaba dejando acciones para recordar.

El equipo de Perasovic, de nuevo con Adams como principal amaenaza ofensiva, sacó ventaja de este momento de espectáculo y con un nuevo triple puso a su equipo a 11 tantos. Cortó la racha visitante White con un nuevo acierto de tres. El momento era idóneo para dar un pequeño respiro a los suyos.

Los locales controlaron bien la situación y terminaron cerrando cómodamente el encuentro. El Santiago Martín, en pie durante todo el último minuto, celebró la victoria de los suyos con muchas ganas. El Iberostar Tenerife sumó la cuarta victoria consecutiva y el triunfo número 13 de la temporada. El cuadro lagunero es uno de los equipos que más en forma está en la Liga Endesa. El Santiago Martín se ha vuelto un fortín y ya los Playoff no suenan tanto a sueño, más bien puede ser una realidad. 

VAVEL Logo