Steve Kerr: "Ni siquiera sé qué decir. Es una locura"

Los Warriors de 2016 han conseguido igualar una marca que parecía que nadie podría alcanzar jamás. Las 72 victorias de los Bulls de 1996 fueron igualadas este domingo tras la espectacular victoria de los californianos en San Antonio, donde no ganaban desde hace 19 años. Una cifra histórica que no acaba ahí, ya que podría ser superada si los de Oakland vencen el miércoles a los Grizzlies en una noche que podría quedar para el recuerdo. Sin embargo, existe un claro nexo de unión entre aquellos Bulls y estos Warriors: Steve Kerr. El ahora entrenador de los actuales campeones formó parte de aquella inolvidable plantilla dirigida por Phil Jackson.

Kerr es la única persona en la historia de la NBA que puede presumir de alcanzar 72 victorias en temporada regular en dos ocasiones en su vida, una como jugador y otra como técnico. "Me siento muy afortunado de haber estado en dos equipos que rindieron así y ganaron con este nivel durante toda una temporada", confesaba el entrenador. "Yo ni siquiera sé qué decir, la verdad. Es una locura ", dijo Kerr a los medios tras el triunfo de los Warriors en el AT&T de San Antonio, en declaraciones recogidas por sfgate.com.

"Me siento muy afortunado de haber estado en dos equipos que rindieron así y ganaron con este nivel durante toda una temporada"

Al mismo tiempo, el exjugador valoró el haber compartido vestuario de una forma u otra con tantos jugadores de talento: "Me siento muy afortunado de haber podido jugar al lado de Michael (Jordan), Scottie (Pippen) y Dennis (Rodman), y jugar para Phil (Jackson), y luego venir aquí y heredar todo este grupo con Steph (Curry), Klay (Thompson), Draymond (Green) y Andre (Iguodala) en mi primer trabajo como entrenador. Es una gran suerte".

El técnico nacido en Beirut también tuvo palabras de recuerdo para alguno de sus excompañeros como Jud Buechler y Luc Longley. Del primero dijo que era "su chico" y que "seguro le llamaría" para felicitarle. Del pívot australiano explicó que seguramente le enviaría alguna "broma sarcástica". Después, bromeó al decir que el resto de esos Bulls estaban "murmurando palabrotas bajo sus respiraciones" después de saber que estos Warriors habían igualado su récord.

El ahora técnico también confesó que la marca, le significó más como jugador, ya que "este cuerpo técnico nunca habló del récord de victorias". "Creo que como jugador significa algo muy importante. Los jugadores hablan de ello y piensan en ello...Es realmente un récord de los jugadores. Probablemente significaba más para mí en aquel entonces, en lo personal, pero al ver la expresión de los rostros de estos tipos que saben que tienen la oportunidad de romper el récord, eso es lo mejor de ser entrenador", argumentó Kerr.

"Creo que como jugador significa algo muy importante. Los jugadores hablan de ello y piensan en ello"

El exjugador tampoco quiso olvidarse de los Spurs y Gregg Popovich, equipo y técnico para los que jugó durante el final de su carrera. Kerr fue preguntado sobre las variantes tácticas de cara a una posible final de conferencia contra ellos a lo que contestó con una comparativa de su carrera como entrenador con la de Popovoch: "Como técnico, yo todavía estoy jugando a las damas, mientras que Gregg lleva años jugando al ajedrez. Todo el mundo sabe que 'Pop' es el mejor. Probablemente el mejor de todos los tiempos".

"Como técnico, yo todavía estoy jugando a las damas, mientras que Gregg lleva años jugando al ajedrez"

Por otra parte, Stephen Curry explicó sus recuerdos sobre aquellos Bulls de 1996, cuando él tenía ocho años: "Recuerdo ir al Charlotte Hornets Coliseum y ver jugar a mi padre contra Chicago. Eran partidos que uno no podía perderse. Recuerdo estar en el túnel de vestuarios, a la espera de cruzarme con Jordan, Pippen, Dennis Rodman y el entrenador Kerr. Eso eran momentos especiales para un niño como yo". Después, Curry también admitió no haber hablado nunca con Michael Jordan y confesó "no tener su número". El base nacido en Akron fue fundamental en la victoria de su equipo este domingo al encestar 37 puntos tras una segunda mitad para enmarcar.

También atendió a los medios un Draymond Green que se mostró muy ambicioso de cara al final de temporada: "Podemos llegar a 73. Ese es el significado para mí de 72". "Es un logro, pero el logro que estamos buscando es 73".

VAVEL Logo