Patio revuelto y victoria por la mínima
Jaime Fernández defiende a Tyler Haws (Fuente: ACB / E. Candel)

Movistar Estudiantes venció a Río Natura Monbús Obradoiro en el BarclayCard Center de Madrid por 71-70 en la 28ª jornada de la temporada 2015/16 de la Liga ACB.

Durante todo el partido hubo pelea y brega, aunque un Estudiantes más a tirones terminó por dar la estocada final en el momento en el que se deciden las cosas. Angelo Caloiaro fue el máximo anotador del encuentro con 16 puntos.

Fuente: ACB
Fuente: ACB

Las previsiones se cumplieron

El partido se vislumbraba tremendamente igualado y vital. En los prolegómenos se dio cuenta de la "Carrera de la Afición", con la que el club colegial pretendía movilizar a su hinchada de cara a este importante encuentro. Ya en el pabellón, buena entrada (también con unos cien aficionados de la Zona Norte de Obradoiro) para entrar de lleno en un choque decisivo para la salvación.

Alec Brown abría el marcador. En los primeros minutos, toma y daca entre ambos equipos. Después del 7-7 en en el minuto 5, un 2+1 de Aleks Maric y un triple de Donnie McGrath les ponía en pequeña ventaja de cuatro puntos (11-14).

La respuesta llegaba del único hombre tan versátil como los exteriores altos de Obradoiro, Juancho Hernangómez. Al Estu, sin embargo, ya le pesaban las dos faltas tempranas de Xavi Rey, que salió como titular junto a Darío Brizuela en otro cambio de Valdeolmillos con su quinteto inicial.

La entrada de Javi Salgado hizo que el Estu moviera más el balón y lograra colocarse a un punto al final del primero periodo: 15-16.

Mucho parón que el Obra aprovechó

Pese a que le pitaran tres segundos por exceso de tiempo en la zona, Maric seguía cogiendo rebotes y haciéndose fuerte en la pintura. Eso y las pérdidas estaban minando la mejoría por minutos de Movistar Estudiantes.

Una suspensión desde el tiro libre de Nacho Martín, su primera canasta, ponía a Estudiantes por delante (19-18, minuto 13).

Pero todo se igualaba: a pérdidas (de un lado a otro, sin control), a triples (de uno de Laprovíttola a uno de Caloiaro, 22-22), etc. Y seguiría así más minutos: entradas a canastas de Jaime Fernández, pelea de Juanjo Triguero, enfado de Moncho Fernández... pero todo igual. En el minuto 18, 28-27.

A partir de ahí hasta el descanso, carrusel de tiros libres. La ingente cantidad de faltas señaladas por los colegiados, muy protestados por ambos conjuntos, hizo que se llegara a esa situación. En la media parte, 30-33 favorable al cuadro gallego.

Arreones de orgullo ante las dudas en el juego

Una plástica bandeja de Jaime Fernández ponía el empate a 35 en la reanudación y un tapón de Diamon Simpson levantaba a la grada, pero el ataque se le atragantaba a los locales. Y el Obra, tacita a tacita, se iba. Con el tercer triple del partido para Kolesnikov, 35-42, y tras un 2+1 de Tyler Haws, 37-45 (+8).

Obradoiro se marchaba hasta los diez de ventaja en dos ocasiones, su mayor ventaja en lo que iba de partido. Y ahí llegó el punto de inflexión, con un matazo estratosférico de Simpson en la cara de Triguero con el que la grada estalló de alegría. Completó el 2+1 y repitió con otro adicional dos jugadas después, dejando 49-53 el marcador al término del tercer cuarto.

Final de infarto

Brizuela continuó con el júbilo y el Estu se ponía a dos (55-57, minuto 32), pero ahí llegaría otro apagón ofensivo de los de Valdeolmillos. Pepe Pozas sí manejaba bien la situación y tiró de su equipo para un 0-7 de parcial que les ponía de nuevo al borde la barrera psicológica de los diez. Javi Salgado se cargó esa ventaja de un plumazo con dos triples casi consecutivos.

Tras jugadas de tensión y mucha pelea, Laprovíttola encestó un tiro hacia atrás en poste bajo al estilo Nowitzki que ponía el empate a 68. En esa jugada se lesionó el hombro Nacho Martín, que volvió en los segundos finales.

Y ahí llegó la locura: fallo de Hernangómez en los tiros libres, fallo de Kolesnikov en un triple librado, pérdida de Estudiantes, Pepe Pozas se iba solo y falló la bandeja, con la contra de Jaime Fernández que fue frenada en falta por el Obra a falta de 1'1 segundos. El escolta anotó uno de los dos tiros libres, poniendo en mínima ventaja a su equipo. En la jugada final, colgada a un Alec Brown que no acertó con el palmeo. Con 71-70 se acabó el encuentro entre la alegría de los parroquianos de Estudiantes.

Fuente: ACB
Fuente: ACB

Doble premio que pudo ser triple

Ambos equipos estaban empatados en la clasificación. Si bien el average seguirá favoreciendo a Obradoiro (sólo por un punto), Estudiantes logra salir del descenso superando a los gallegos. Los del Ramiro se colocan con 8-20 y logran abandonar los puestos calientes de la tabla con una importante victoria.

VAVEL Logo