Los Clippers apuestan por la continuidad
Paul, Jordan y Griffin (Fuente: NBA)

Doc Rivers sigue apostando por la misma estructura. Se mantiene en la misma idea. Vio que en los Clippers podía haber una oportunidad de crecer, cogió las riendas y sigue convencido de que está en el camino correcto. El tiempo le dará o le quitará la razón.

En este mercado de 2016, poco movimiento. Poco ofrecimiento. Mucho menos que el año pasado, cuando explotó la bomba de DeAndre Jordan en forma de negativa 'in extremis' a Dallas Mavericks cuando ya tenía un acuerdo con los de Cuban. Eso ayudó a mantener esta estructura que hace de los Clippers uno de los equipos más regulares.

La temporada 2015/16 ha sido otra de sus grandes campañas. Con Rivers están mejorando año tras año sus marcas en regular season, pero a la hora de la verdad el equipo se resiente y cae. Esa es la gran crítica al 'hermano pobre' de Los Angeles. Están teniendo las mejores plantillas de la historia de la franquicia, han conseguido juntar a un grupo buenísimo, pero no logran alcanzar el gran objetivo.

Mismo bloque

Chris Paul, DeAndre Jordan y Blake Griffin siguen formando el trío sobre el que se fundamenta esta plantilla. Paul ha hecho una de sus mejores temporadas y para él la edad no parece problema. Jordan ha sido nombrado mejor pívot de la liga, por lo que sus progresos son notables. Y Griffin es el que está más en duda ya que, tras los problemas de esta temporada y el gran estatus que posee dentro de la NBA, es uno de los que suena para ser traspasado. Sea así o no, por ahora sigue.

A ellos se unen los que han sido renovados este verano. Estos son:

· Luc Mbah a Moute (dos temporadas) y Wesley Johnson (tres temporadas), hombres valiosos a partir del 8º o 9º jugador de la rotación.

· El hijo del jefe, Austin Rivers, también se queda. Él mismo dijo: "No sabéis lo difícil que es negociar un contrato con tu padre". Seguirá siendo juzgado por eso ya que su rendimiento en la pista sigue estando lejos del que prometía.

· Jamal Crawford, el envidiado. Le querían muchos equipos. Entre otros, los Knicks o los 76ers. Se queda por un pastizal. El sexto hombre quiere mantener el trono y que eso ayude a los Clippers a dar el paso final.

También siguen Paul Pierce, a vueltas con su retirada o J.J. Redick. A cambio, Jeff Green prefirió Orlando Magic a seguir con ellos. Pablo Prigioni tampoco seguirá.

Fuente: Los Angeles Clippers
Fuente: Los Angeles Clippers

Veteranos para dar soporte

Como en todo equipo que se precie, la estabilidad debe ser uno de los puntos a favor. A los jóvenes se les deben unir veteranos que equilibren bien la mezcla. Y a rey muerto, rey puesto.

En el caso de los Clippers, contratos mínimos para dos contrastados jugadores: Brandon Bass, que el año pasado estaba en el eterno rival, y Raymond Felton, que jugó como un joven en los Mavericks.

Caso aparte el de Marreese Speights. También es contrato mínimo. Quedará la duda de por qué abandonó los Warriors si con ese tipo de contrato sí podría haber continuado una vez ya había llegado Kevin Durant. Un fichaje de relumbrón y a 'coste cero' que hará a los Clippers aún más peligrosos en la Conferencia Oeste.

Fuente: NBA
Fuente: NBA

VAVEL Logo