Artis Gilmore, feo, fuerte y formal
Fotomontaje realizado por Beñat (Vavel).

Capítulo 2: Artis Gilmore, feo, fuerte y formal

Todo amante del baloncesto y por supuesto, de la NBA, conoce a los Chicago Bulls, y con ellos, a Michael Jordan. La afición por el baloncesto y por la franquicia de la ciudad del viento, llega en la década de los años 80, donde los Lakers y los Celtics continuaban dominando, mientras que en Detroit se alzaban los Bad Boys, y Michael Jordan hacía desesperar a sus defensores en la pista. Pero antes de los quiebros, los mates, las jugadas imposibles, y sobre todo, las victorias de aquella época dorada, hubo un jugador que marcó la diferencia sobre la pista. Jugaba de pívot, y su nombre, es Artis Gilmore.

Antaño, la NBA poseía grandes hombres en la pintura, hombres dominantes que no renunciaban ni una sola de las batallas en la zona, y que se pegaban (literalmente) por hacerse valer ante sus rivales. El caso de Artis es uno de ellos. Tras nacer y criarse en el estado de Florida, en la pequeña ciudad de Chipley concretamente, Artis puso rumbo a la universidad de Jacksonville, también de Florida. Allí fue, donde su talento destacó. En las dos temporadas que jugó, promedió un total de 24,3 puntos, capturando a su vez 22,7 rebotes por partido. Son promedios que superan incluso a Kareem Abdul-Jabbar. Pero no consiguió un puesto en la NBA.

Foto: prohoopshistory.com
Foto: prohoopshistory.com

Su fortuna se torció en 1971. En el draft de dicho año, el pívot fue elegido en el 15º puesto de la séptima ronda. Por ello, se marchó a la ABA. Allí, encontró sitio en los Colonels de Kentucky, donde jugó hasta la desaparición de la ABA, allá por 1976. No perdió el tiempo. En su primera temporada, Artis consiguió promediar un total de 23,8 puntos y 17,8 rebotes por partido. Números suficientes para hacerse con el premio a Rookie del Año, y el MVP de la temporada. Durante las siguientes temporadas, el jugador de Chipley consiguió récords históricos de la liga en tapones y porcentajes de lanzamiento. En sus cinco años, fue elegido un total de cinco veces en el mejor quinteto, y otras cuatro ocasiones formó parte del mejor quinteto defensivo. Un jugador total y devastador sobre la pista. A esto se le suma, el campeonato de 1975 con los Colonels. Pero ese no era su sitio. La NBA estaba esperándole.

Fueron los Chicago Bulls quienes le seleccionaron en el draft que se realizó para recolocar a los jugadores de la ABA. De hecho, también fueron los Bulls de Chicago quienes le seleccionaron en el draft de 1971. Fue entonces, cuando su talento comenzó a sorprender al gran público. Por aquel entonces, Chicago era un equipo perdedor. Uno de sus mejores jugadores, como fue Jerry Sloan, se retiró. Mientras, Bob Love continuó un año más en el equipo, pero cada vez era más difícil jugar, no era lo mismo. Artis Gilmore estaba solo ante el peligro.

Foto: rantsports.com
Foto: rantsports.com

Durante sus seis temporadas en los Bulls, no paró de anotar, de rebotear, de taponar, de esforzarse por tratar de vencer contra todo pronóstico. Sus reversos, sus ganchos y su defensa incansable no daban a basto. Apenas consiguieron una plaza para los Playoffs en dos ocasiones. Por ello, puso rumbo a San Antonio en 1981, donde acompañaría a George "The Iceman" Gervin en la pista. Pero allí encontró más de lo mismo. En aquella época, el dominio de Lakers y Celtics era abrumador, y los Spurs apenas consiguieron tres puestos de Playoffs en cinco temporadas.

Finalmente, Artis Gilmore finalizó su carrera en los Celtics de Boston en la temporada 1987-88 (pasando antes un año en los Chicago Bulls), retirándose sin haber jugado tan siquiera, una final de la NBA. Pese a ello, durante su larga carrera en la NBA, consiguió formar parte de seis All-Star. Además, consiguió ser miembro del Salón de la Fama en el año 2011.

VAVEL Logo