Entrevista. Jordi Bertomeu: ''Si de una cosa no se le puede acusar a la Euroleague es de no tomar riesgos''
Fotomontaje: Álvaro García (VAVEL.com)

Jordi Bertomeu Orteu (15/01/1959, Barcelona) es el actual presidente ejecutivo de la Turkish Airlines Euroleague, máxima competición de baloncesto del continente europeo. Antes de dedicarse al baloncesto de manera ejecutiva, fue jugador de La Salle Bonanova, un club que jugó en ACB durante una temporada (1981-82). Su primera experiencia baloncestística fuera de las pistas fue en el 1982 en la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB).

Se trata de uno de los hombres del momento. Él ha conseguido que la Euroliga sea todo un éxito en la actualidad, creando un formato liga con 16 equipos en los que se enfrentan todos contra todos y se clasifican a playoff los ocho primeros en la clasificación. Los cuatro equipos ganadores del playoff se clasifican a la Final Four. Hasta el momento, más del 25% de los partidos disputados se han resuelto por tres o menos puntos y en cada jornada siempre hay alguna sorpresa destacable. Además, se ha incrementado el público en los pabellones y la audiencia televisiva. 

Trayectoria profesional

Pregunta - ¿Cuándo empieza a dedicarse de lleno en el mundo del baloncesto?

Respuesta - El baloncesto ha estado siempre intrínsecamente ligado a mi vida tanto a nivel personal como profesional, empecé a jugar en mi época de estudiante en el club La Salle Bonanova hasta bien entrada mi juventud y una cosa llevó a la otra. Si hablamos a nivel profesional entonces claramente mi entrada en la ACB  en 1982 fue mi primera experiencia profesional en el mundo del baloncesto fuera de la pista.

P - ¿Qué significa para usted presidir la competición de baloncesto más importante de Europa?

R - Ante todo un honor y una gran responsabilidad. Es un honor el hecho de que todos los clubs que han participado en nuestras dos competiciones, a lo largo de los 16 años desde que este proyecto se gestó, hayan confiado en la gestión que llevamos realizando. Para todas y cada una de las personas que han colaborado en llevar a Euroleague Basketball a lo más alto del baloncesto continental es un motivo de gran satisfacción tanto personal como profesional.

Al mismo tiempo esta confianza hay que ganarla en el día a día y esta es una gran responsabilidad que aceptamos con orgullo más aún viendo cómo ha ido evolucionando esta empresa y el crecimiento que ha experimentado en su corta vida.

P - ¿Se imaginaba cuando era pequeño que llegaría a presidir la Euroliga?

R - Mentiría si dijera que sí, en mi juventud el baloncesto significaba lo que para cualquier niño, diversión, deporte, trabajo en equipo… pero en ningún momento lo identifiqué como un salida profesional a nivel ejecutivo. Justo después del año que jugamos ACB con La Salle surgió una oportunidad de colaborar con la liga en temas legales, ya que esos eran mis estudios, y fue a partir de ahí cuando descubrí ese otro lado del deporte profesional.

Fotografía: Euroleague
Fotografía: Euroleague

Nuevo formato de la Turkish Airlines Euroleague

P - Usted asumió un riesgo cuando decidió cambiar el formato de la competición. Un riesgo que ha salido bien ya que está siendo todo un éxito. ¿Qué opina?

R - Si de una cosa no se le puede acusar a Euroleague Basketball es de no tomar riesgos. Desde la misma creación de la competición que fue un modelo de gestión privada nunca visto ya no en el baloncesto europeo sino en el deporte europeo, pasando por la creación de una segunda competición sólo dos años después, o los diferentes cambios de formato que hemos realizado en estos 16 años, siempre hemos tomado riesgos cuando hemos creído que valía  la pena con el objetivo de crear una liga de verdad con el máximo atractivo para los fans y visto ahora en perspectiva diría que afortunadamente hemos acertado en casi todas nuestras decisiones y los números hablan por sí solos.

Como bien dices la última ha sido el cambio de formato, aunque no ha sido un movimiento improvisado o una decisión de este verano. 5 años atrás nos reunimos con nuestros clubes en Versalles para realizar una hoja de ruta que culminaba con esta “Nueva Euroliga” con lo cual aunque a mucha gente este cambio radical le haya podido venir de nuevo , hay un largo trabajo detrás basado en la convicción de que una verdadera Liga Europea era lo que los fans y los equipos  pedían desde hacía ya muchos años.

El ADN de Euroleague Basketball es de cambio, de innovación, de movimiento. Permanecer estáticos nunca es una opción.

P - La actual competición roza la perfección. ¿Qué cambios quiere hacer en el futuro para que la competición sea perfecta del todo?

R - Aún tenemos mucho margen de mejora y lo importante es que somos conscientes de este hecho. Poco después de tomar la decisión y de firmar el acuerdo con IMG ya iniciamos conversaciones con todas las partes implicada para establecer procesos de análisis de los resultados de este cambio, y también un mapa de ruta para los próximos 5 años, igual que hicimos en el 2011. Ampliación de equipos, ascensos y descensos, hay muchas cosas que hablar pero es muy pronto para decir cuál es el siguiente paso. Éste lo decidirán los clubes.

P - Hace poco habló de posibles descensos/ascensos de Eurocup a Euroliga y viceversa, ¿para qué temporada le gustaría y cree que habrán ascensos y descensos?

R - Hace ya varios años presentamos un modelo de competiciones europeas piramidal con la Turkish Airlines EuroLeague en la cúspide, 7 Days EuroCup en el medio y la competiciones nacionales en la base, ya que creemos que es lo más lógico en la cultura europea deportiva. La situación no era suficiente madura para aplicarla en un plazo corto, pero es una visión a largo plazo que creemos sucederá tarde o temprano. 

P - ¿Dichos ascensos y descensos supondrían que la Eurocup también cambie su modelo de competición y pase a ser en formato liga como la actual Euroliga?

R - Este es uno de esos detalles aún por evaluar. A día de hoy no consideramos que la 7Days EuroCup deba tener el mismo formato que su hermana mayor y los datos que tenemos esta temporada de la segunda competición de clubes de baloncesto con el cambio de formato realizado son muy positivos con lo cual de momento no entra dentro de nuestros planes modificarla a corto plazo. En un formato de ascensos y descensos todo estaría abierto a discusión, pero no hemos llegado allí todavía.

Fotografía: Euroleague
Fotografía: Euroleague

Final Four 2017: Estambul

P - Ha reiterado en varias ocasiones que la sede del 2017, Estambul, no se cambiará. Tras los recientes atentados del mes de enero, y las quejas de jugadores como Aaron Jackson, ¿contempla cambiar la sede si ocurren más atentados?

R - Primero de todo me gustaría condenar tanto personalmente como a nivel institucional los tristes sucesos acaecidos en Estambul y en otras ciudades en las pasadas fechas y dar nuestras más sinceras condolencias a los familiares de las víctimas.

Dicho esto el compromiso con Estambul a día de hoy es muy sólido, más allá de que el mercado turco es de vital importancia para nosotros, lo más importante de todo es que tenemos un compromiso con la sociedad y la sociedad no puede dar pasos atrás por el terrorismo. Contamos con la total garantía por parte del Gobierno turco que la Final Four será un evento seguro y estamos en continua comunicación con las autoridades turcas para poder organizar la mejor Final Four posible para nuestros fans. Obviamente deberemos planear el evento con algunas modificaciones con respecto a otras ediciones, y pondremos la seguridad como la primera prioridad, tanto de nuestros equipos como de los aficionados.

P - En una competición tan igualada, si tuviera que mojarse, ¿qué cuatro equipos cree que se clasificarán para la Final Four?

R - No estaría bien que me inclinara por cuatro equipos más cuando mis dotes de pronosticador no son destacables pero es que además este año es más difícil que nunca debido al alto nivel de todos los equipos. Una de las dudas que se plantearon con este nuevo cambio de competición era si al llegar al meridiano de la fase regular varios equipos se descolgaran pero el nivel está siendo tan alto los 16 equipos aún están luchando por una plaza en los play-offs , con lo cual ir más allá y decir cuatro nombres para la Final Four es como mínimo temerario.

Cada semana vemos equipos de la parte baja de la tabla ganar a equipos favoritos. En esta EuroLeague puede pasar de todo.

P - La Final Four del 2018 será en Belgrado, en un pabellón espectacular y con mucho ambiente en los choques de Estrella Roja. ¿Qué opina del ambiente que se vive en esta sede?

R - La única palabra que se puede decir del ambiente en Belgrado es 'espectacular'. He tenido la fortuna de viajar en bastantes ocasiones a Serbia y asistir a partidos allí y es una experiencia difícilmente comparable a ninguna otra tanto en el pabellón como en el país. Es un país que vive baloncesto 24 horas al día y con el que teníamos una deuda histórica que finalmente hemos saldado.

P - ¿Contempla en un futuro próximo que la Final Four sea en alguna ciudad de España?

R - Sin duda la Final Four volverá a España, pero en un futuro próximo no lo veo, tengamos en cuenta que en España ya se han disputado 4 Final Four en 16 años, el doble que en cualquier otro país, y hay muchas otras ciudades con mucho potencial para albergar una Final Four. 

Fotografía: Euroleague
Fotografía: Euroleague

Las licencias y la guerra con la FIBA

P - ¿Qué plan de futuro tiene con las licencias? ¿Las eliminará?

R - Nunca he entendido la polémica de las licencias pero desde que las instauramos han estado envueltas en la controversia. Las licencias son simplemente un criterio deportivo para otorgar las plazas en la competición que no sigue la tradición de la trayectoria deportiva anual sino histórica. ¿Por qué un equipo que gana su competición nacional un año tiene más derecho de jugar la máxima competición europea que uno que la ha ganado nueve años seguidos? Entiendo que es debatible pero si se valoran los datos, los equipos con Licencia se la han ganado en la pista.

Para los equipos son importantes porque les dan una estabilidad necesaria para el desarrollo de sus proyectos medio y largo plazo y ya hemos demostrado que los criterios para retirarlas en el caso en que no sean cumplidos funcionan con lo cual a medio plazo no tenemos intención de eliminarlas.

P - ¿Qué opina del tema FIBA y las sanciones?

R - Que no tiene ningún sentido además de que son totalmente ilegales y así los hemos hecho saber en la denuncia que tenemos interpuesta ante la Comisión Europea. FIBA es un organismo de vital importancia a nivel de selecciones nacionales y de baloncesto de formación pero en las competiciones de clubes profesionales los hechos han demostrado que la gestión que han hecho los clubes es más eficiente.

Nos parece lícito que después de 15 años FIBA quiera volver a recuperar el terreno perdido pero las formas que están siguiendo nos parecen totalmente inadecuadas, presionar y amenazar a las federaciones nacionales con sanciones contra sus selecciones nacionales si equipos de sus países participan en nuestras competiciones nos parece un sinsentido; por una parte porque intentas limitar la libertad de los clubes que son los que generan el 90% de la economía del baloncesto y por otra porque pones en peligro eventos de capital importancia para el baloncesto global como son el Eurobasket o el Mundial poniendo en duda la participación de selecciones de capital importancia vía sanciones.

P - Se llegó a rumorear que la FIBA quiere una plaza EuroLeague para el ganador de la Champions. ¿Es posible llegar a un acuerdo?

R - Nosotros siempre hemos manifestado nuestra intención de llegar a un acuerdo con FIBA ya que consideramos que es una Institución de primera importancia para el desarrollo del baloncesto. Lo que no nos podemos plantear es que el campeón de la tercera competición Europea en importancia tenga una plaza para la máxima competición europea de clubes, ¿cuál es el criterio tras esto? Ninguno que siga una lógica deportiva y debemos ser coherentes con los criterios de los equipos participantes.

Fotografía: Euroleague
Fotografía: Euroleague

Otros temas de actualidad

P - Un equipo español y con una Euroliga en su poder, el Joventut de Badalona, está pasando por unos momentos muy difíciles e incluso podría desaparecer. ¿Se imagina una ACB sin la Penya?

R - La verdad es que es difícil de imaginar. La Penya siempre ha estado allí y no sólo a nivel profesional, sino haciendo un trabajo muy fuerte y consistente en la cantera. Espero que sean capaces de revertir esta situación.

P - ¿Suele ver los partidos de la Liga Endesa? ¿Y de otras ligas?

R - El poco tiempo que tengo disponible intento ver y asistir a partidos de las diferentes ligas europeas aunque créeme si te digo que no es fácil, en todo caso soy un entusiasmado del baloncesto y estoy continuamente informado de la situación de las ligas nacionales.

VAVEL Logo