El Canarias se aferra a la serie tras un partido muy completo
Nicolás Richotti, mejor jugador del encuentro, ordena jugada en la dirección del juego | Fotografía: ACB.

No le falló el Santiago Martín al Iberostar Tenerife ni el Iberostar Tenerife al Santiago Martín. La cancha que tanto ha visto ganar esta temporada a los suyos volvió este viernes a alzar la voz en un encuentro muy completo de los locales, con una primera parte que posiblemente sea la mejor de toda la campaña.

De perder, el conjunto de Vidorreta se hubiera despedido de su andadura en su mejor curso. Enfrente un Unicaja de Málaga que hasta el final del encuentro podía presumir de ser el único equipo que este año no había caído ante el histórico Iberostar. Ya no puede hacerlo. En el cuarto partido entre ambas escuadras en lo que va de Liga Endesa 2016/17 el Canarias se impuso por primera vez a los andaluces en el segundo encuentro de la serie de cuartos de final que mide a ambos conjuntos.

Se resistió el campeón de la Basketball Champions League ante el campeón de la Eurocup y prolongó su temporada quién sabe hasta cuando. Todo queda por decidir para el tercer encuentro de esta serie que está siendo disputada en cada balón jugado. Dos equipos intensos, con capacidad para crecer desde la defensa y con innumerables opciones de cara al aro.

Nedovic y San Miguel pelean por un balón | Fotografía: ACB.
Nedovic y San Miguel pelean por un balón | Fotografía: ACB.

Esta vez el más acertado fue el capitán de la escuadra local, Nicolás Richotti. El escolta argentino finalizó el encuentro con 14 puntos y 20 de valoración. Una noticia buenísima para los amantes del buen baloncesto que un jugador que empezó con tantas dificultades la temporada, termine a este nivel.

Los locales partieron de inicio con San Miguel, Richotti, Kirksay, Doornekamp y Bogris. El cuadro visitante hizo lo propio con Alberto Díaz, Jamar Smith, Daniel Díez, Jeff Brooks y Dejan Musli. El encargado de romper el hielo fue el capitán aurinegro, Nicolás Richotti. El escolta argentino convirtió el primer ataque de los suyos. La presencia en el cinco inicial de Kirksay comenzó haciendo efecto sobre su equipo con un triple que abrió un parcial inicial de 5-0.

Los de Vidorreta empezaron dejando claras sus intenciones

El encuentro fue cogiendo ritmo desde el comienzo. Ninguno de los dos equipos cedió y el empate a siete llegó al marcador tras un triple de Dani Díez. Las defensas subieron líneas, especialmente la del Iberostar. De nuevo el capitán de la escuadra canarista robó un balón y sacó un dos más uno al contraataque. Los de Vidorreta empezaban a dejar claras cuáles eran sus intenciones desde el punto de vista táctico.

Un par de aciertos enlazados de los malagueños llevaron a que Musli pusiera por primera vez por delante a los visitantes en el encuentro cuando restaban poco más de tres minutos para el final del primer acto. El pívot comenzaba a sentirse cómodo con el paso de los minutos. La respuesta canarista no se hizo esperar y con el extra pass habitual de los tinerfeños llegó un triple de Doornekamp al filo del final de posesión que devolvió el liderazgo al Canarias y llevó a Joan Plaza a solicitar tiempo muerto.

Los pupilos del mejor entrenador del curso cerraron el primer cuarto de la mejor manera posible. Echando el candado a su aro atrás y viéndolo muy grande en la parcela ofensiva, el 20-12 dio paso a los segundos diez minutos. La actuación de Grigonis en los instantes finales del primer periodo, con cinco puntos consecutivos, forjaron esa diferencia.

La anotación disminuyó considerablemente en el segundo cuarto. Hasta el minuto 17 aproximadamente no se pudo ver un intercambio de canastas con cierta consistencia. A pesar de ello, el Iberostar continuó sintiéndose bien con esta situación. El partido hasta este punto estaba bajo el mando aurinegro, con una intensidad defensiva que no bajó en ningún momento y un ataque fluido y preciso en los momentos necesarios.

Suárez y Doornekamp pelean por un rebote | Fotografía: ACB.
Suárez y Doornekamp pelean por un rebote | Fotografía: ACB.

Un robo de San Miguel y posterior triple de un Kirksay inmenso puso el 34-24 en el marcador cuando restaba un minuto para llegar al descanso. El empujón canarista no acabó ahí. El máximo anotador del encuentro hasta este momento, Richotti, convirtió una penetración que amplió la renta de los canarios. La sequía anotadora de todo el cuarto desapareció en un momento. No le perdió la cara al encuentro el Unicaja que, de la mano de Lafayette de tres, añadió más a este espectacular final de periodo.

La primera parte del Canarias probablemente fuera la mejor de la temporada

Sobre la bocina y tras jugada prepara por Vidorreta para los últimos ocho segundos, Doornekamp puso con un nuevo triple el 39-27 al descanso. Un final para enmarcar en una primera parte local a un nivel altísimo, posiblemente el más alto de la temporada contando incluso con las gestas históricas que ha vivido este curso el Santiago Martín.

Tras el paso por vestuarios el panorama pintaba igual. Una jugaba aislada y con mucha fortuna de Smith, que fue el mejor tras el descanso de los suyos, sumó cuatro puntos para los malagueños tras un triple con falta de San Miguel. El cuadro visitante se cargaba rápidamente de faltas y los intentos por reducir diferencias se veían reducidos a nada tras el control y el acierto de un Richotti muy inspirado (12 puntos hasta este momento).

Se llegó al final del tercer cuarto con un marcador de 59-45 con un nuevo triple del Iberostar Tenerife sobre la bocina que indicaba el final de periodo. Esta vez fue Davin White el encargado de dejar el partido encarrilado para los últimos diez minutos. Los intentos andaluces en este tercer capítulo del partido se vieron reducidos inmediatamente gracias al completo encuentro de los locales, que seguían trabajando jugada a jugada para llegar al final con la iniciativa.

El alto ritmo del Iberostar bajó e incluso se pudo ver a algunos jugadores un tanto cansados. El buen baloncesto desplegado hasta el último cuarto y ante un equipo de la entidad del Unicaja pasó factura a los de Vidorreta. El encuentro se fue al terreno físico, con forcejeos y faltas. Sin tener que emplearse al máximo y sin tampoco brillantez, los de Plaza salieron beneficiados de esta situación. Tanto que a falta de tan solo 1:21 para el final el marcador reflejaba un 69-63, con la ventaja del Iberostar dudosa para llegar al final cómodo.

El Iberostar celebra la victoria ante su público | Fotografía: ACB.
El Iberostar celebra la victoria ante su público | Fotografía: ACB.

La canasta ansiada y que dio esa necesaria tranquilidad a los laguneros llegó de la mano de Kirksay, omnipresente en todo el partido y con un papel importantísimo en todo momento. Fue a falta de tan solo 46 segundos para el final de partido. La grada, consciente de la relevancia de esos puntos comenzó a festejar un triunfo sufrido finalmente de los suyos y que les llevó a tener que emplearse al máximo en uno de los mejores encuentros del Iberostar Tenerife de la temporada. 

VAVEL Logo