Guía VAVEL Eurobasket 2017: Croacia, un diamante en bruto
Guía VAVEL Eurobasket 2017: Croacia, un diamante en bruto. | Fotografía: Montaje de Santiago Arxé Carbona

La selección croata de baloncesto presenta un conjunto de jugadores jóvenes, con experiencia NBA muchos de ellos, que puede hacer revivir gestas como las conseguidas por sus míticos compatriotas Drazen Petrovic, Toni Kukoc, Dino Radja, Zan Tabak, Velimir Perasovic, Arijan Komazec, Stojan Vrankovic, o demás croatas que no defendieron la elástica cuadriculada, puesto que jugaron para Yugoslavia, como es el caso del actual entrenador de los balcánicos, Aza Petrovic. En unos años, Croacia puede volver a ser esa selección que atemorizaba a los rivales con solo verla en el calendario. Pero de momento, no deja de ser una buena selección con más futuro potencial que presente amenaza.

Ausencias

En el Eurobasket de 2017, aparecerá una Croacia algo descafeinada, pues faltan hombres de renombre como el pívot del FC Barcelona: Ante Tomic. El estadounidense con pasaporte croata, ex de Real Madrid: Dontaye Draper. El pívot ex de Darussafaka que ha firmado por los Boston Celtics este verano y que se le antoja un futuro muy interesante: Ante Zizic. Un hombre que dejó huella en la liga Endesa en la temporada 2015-2016 con la camiseta taronja de Valencia Basket y esta campaña ha formado parte de la plantilla de Brooklyn Nets: Justin Hamilton. Otro jugador interior que llegó a Los Angeles Lakers en el draft de 2016 y que se le augura un buen futuro, aunque todavía no ha podido demostrar su potencial: Ivica Zubac. Otro nacionalizado que tampoco estará, ex de Unicaja de Málaga y Olympiakos: Oliver Lafayette. Más nombres ilustres que faltarán a la cita de final del verano de 2017 como son los aleros de Orlando Magic: Mario Hezonja y Damjan Rudez.

Bojan Bogdanovic, líder del equipo croata, lanzando frente a Tornike Shengelia (Foto: Andrej Isakovic)
Bojan Bogdanovic, líder del equipo croata, lanzando frente a Tornike Shengelia (Foto: Andrej Isakovic)

Plantilla

En un futuro próximo, la selección croata podrá volver a ser una selección potente, a la cual dé miedo enfrentarse y que hará valer todo su potencial interior. Pero de momento, aunque no deja de ser una amenaza real que puede llegar a dar la sorpresa y colarse en semifinales (llegar más lejos sería muy difícil para los balcánicos), no debería suponer un gran peligro para selecciones como Francia, España e, incluso, Serbia, las cuales están uno o dos peldaños por encima del conjunto de Petrovic.

A falta de dos descartes finales, Croacia presentará un combinado con una mezcla muy interesante entre veteranos curtidos en mil batallas como Marko Tomas (Cedevita), Roko Leni Ukic (Cedevita), Marko Popovic (Montakit Fuenlabrada), Luka Zoric (Cibona Zagreb) o Krunoslav Simon (Anadolu Efes), todos por encima de los 30 años; y jóvenes inexpertos, aunque con cierta experiencia en Europa y/o NBA, como Dario Saric (Philadelphia 76ers), Dragan Bender (Phoenix Suns), o Dominic Mavra (Divina Seguros Joventut), de los cuales el mayor tiene 23 años. El resto del equipo son hombres en pleno apogeo, o casi, de su carrera (entre los 26 y los 29 años) entre los que se encuentran Bojan Bogdanovic (Indiana Pacers), Filip Kruslin (Cedevita), Ivan Ramljak (Cedevita), Tomislav Zubcic (Nizhny Novgorod) y dos conocidos en la ACB: Ivan Buva (RETAbet Bilbao Basket) y un ex de Baskonia y Herbalife Gran Canaria, Darko Planinic (Dinamo Sassari).

Puntos fuertes

El equipo croata dispondrá de un grupo en el que los viejos rockeros tendrán mucho protagonismo y asumirán mucha responsabilidad, como Ukic, Popovic o Zoric, pero en el que los jóvenes imprimirán su desparpajo en la mitad ofensiva y harán gala de su físico protegiendo el aro, como será el caso de Saric o Bender. Sin embargo, está claro que los galones en la Croacia de 2017 los debe llevar y los lleva Bojan Bogdanovic, que se encuentra a un gran nivel. Tras unos años de naufragio en la NBA, en Washington Wizards consiguió hacerse valer como sexto hombre y referencia ofensiva en la segunda unidad, lo que le ha servido para fichar por Indiana Pacers como alero titular.

Roko Leni Ukic y Dario Saric celebrando la victoria ante España en los JJOO de Río 2016 (Foto: Eric Gay)
Roko Leni Ukic y Dario Saric celebrando la victoria ante España en los JJOO de Río 2016 (Foto: Eric Gay)

Grupo

De cara al futuro torneo europeo, Croacia se encuentra en el grupo de España, a la cual logró vencer en la primera jornada de los Juegos Olímpicos de Rio 2016. España es el rival más duro del grupo, al que más le costará enfrentarse al combinado croata, pero tienen alguna posibilidad de plantarles cara. Otro equipo que puede dar la sorpresa es la selección de Montenegro, que cuenta en sus filas con Nikola Vucevic (Orlando Magic), Bojan Dubljevic (Valencia Basket), Tyrese Rice (FC Barcelona), Marko Todorovic (Khimki) y Vladimir Dasic (AEK Larnaca). La selección montenegrina puede suponer una piedra en el camino para todo equipo que se enfrente a ellos en el torneo, dada su aparente superioridad interior que debe ser compensada con calidad exterior.

Otro equipo que puede tener un papel mayor al que se espera es la República Checa. El equipo liderado por Jan Vesely y Tomas Satoransky cuenta en sus filas con veteranos como Jiri Welsch (ex Unicaja y Estudiantes). Cabe recordar que en el Eurobasket 2015 fueron los verdugos de los croatas en octavos de final y lograron la mejor posición de su historia (7º) en semejante torneo.

Una selección que tendrá un papel más discreto que las anteriores es Hungría, que disputa su primer Eurobasket desde 1999. Los húngaros, comandados por Adam Hanga, jugador ambivalente con su equipo nacional, vienen de hacer un gran PreEuropeo con 6 victorias de 6 partidos jugados, pero no lograrán cuajar un gran torneo. Por último, está una de las anfitrionas del torneo: Rumanía. Es una selección muy modesta que no juega un torneo continental desde hace 30 años y que sus jugadores más destacados juegan en la liga de su país y no son conocidos de puertas para fuera.

Entrenador

Croacia, así como España, no tiene un grupo excesivamente fácil, pero si lo suficientemente asequible como para pasar entre los dos primeros disputándose la primera plaza con los de Sergio Scariolo. El encargado para lograr meterse en esas dos primeras posiciones será Aleksandar Petrovic, seleccionador nacional croata. El hermano mayor del mítico Drazen Petrovic debe unir todas las piezas del puzle y conseguir equilibrar los equipos, ya que tiene hombres que pueden hacer el mismo trabajo en posiciones parecidas, como es el caso de Krunoslav Simon, Bojan Bogdanovic y Marko Tomas en el exterior y los dos pívots Luka Zoric y Darko Planinic, pero a la vez tiene hombres casi insustituibles, como Dario Saric, que no tendrá un relevo que le haga olvidar. También tiene la incógnita del jovencísimo jugador de los Phoenix Suns, Dragan Bender, que tras una temporada en la mejor liga del mundo no ha conseguido contar con demasiados minutos. El joven alero se fue del Maccabi Tel Aviv a la NBA demasiado pronto. No ha conseguido tener el impacto que los analistas pensaban que tendría, pues llegó a la liga con la fama de ser un perfil como el de Kristaps Porzingis o Dirk Nowitzki, pero de momento no ha pasado de ser un Darko Milicic. Cabe esperar qué dos descartes realiza el técnico croata, pero todo apunta a que se marcharán de vacaciones un alero y un ala-pívot. Los jugadores que más números tienen para dejar la concentración croata son el alero Ivan Ramljak y Tomislav Zubcic, por ser hombres no demasiado jóvenes (ambos son de 1990) y son jugadores con poca experiencia en competiciones de un nivel exigente, como puede ser el Eurobasket.

Aleksandar Petrovic será, de nuevo, el encargado de llevar a Croacia al límite (Foto: Charlie Neibergall)
Aleksandar Petrovic será, de nuevo, el encargado de llevar a Croacia al límite (Foto: Charlie Neibergall)

Sistema

Lo que es evidente es que los perros grandes de Croacia no son los mejores que podrían llevar a un torneo, pues Zizic, Tomic, Hamilton o Zubac; no han ido con la selección balcánica. Estas numerosas bajas provocarán que el peso del juego recaiga en los exteriores, tomando mucho protagonismo cañoneros como Simon o Bogdanovic, que tendrán papeles muy importantes como líderes del conjunto de Petrovic, así como Dario Saric, aunque este tendrá un papel algo más secundario, pero aun así muy importante para los suyos.

Si el combinado croata no tiene problemas de lesiones como ya han sufrido equipos como España, Italia o Grecia y no hay nadie que se baje del carro de la selección por motivos de estabilidad con su club o franquicia, el quinteto inicial de gala de Aleksandar Petrovic debería componerse de Roko Leni Ukic, Krunoslav Simon, Bojan Bogdanovic, Dario Saric y Darko Planinic. La razón de este quinteto es tener a un organizador experto que pueda controlar el ritmo de partido y nutrir a dos anotadores como son Simon y Bogdanovic, mientras que Saric sería la tercera referencia ofensiva pero la alternativa principal a los ataques croatas y Planinic haría la labor de currante, un jugador que se pegue por los rebotes que ocasionen los otros cuatro jugadores que le acompañen y un ‘rim protector’ que dé cierta seguridad al resto de sus compañeros en pista.

La segunda unidad está más o menos clara, pues no hay demasiadas alternativas para Aza Petrovic. Como base suplente queda Mavra, que puede aportar una electricidad al juego que Ukic, por motivos de edad, no logre ofrecer. Como exteriores, quedará una pareja experimentada pero con garantías de poder cubrir bien el trabajo de los titulares, como son Kruslin y Popovic, quedando Marko Tomas (si se queda) como especialista, en este caso, en triples. La pareja interior en este caso sería Buva y Zoric, dos jugadores muy trabajadores y efectivos en ataque, ambos conocen sus virtudes y limitaciones. Y por último, restaría Dragan Bender, que competiría con Buva y Zoric, e incluso con Kruslin y Tomas, para tener más participación en el torneo. El joven croata tiene actualmente 20 años y está muy verde como para tener minutos importantes y/o abundantes en una competición de estas características, igual que le ha sucedido cuando ha intentado dar el salto a la NBA. Sin embargo, en los partidos de preparación, Petrovic le ha dado rodaje a Bender para que coja confianza de cara al torneo europeo. Esto ha provocado que Saric pida compartir minutos con el joven ala pívot; puede acabar siendo una pareja muy completa. 

Así quedaría la selección de Croacia en este Eurobasket 2017. Puede acabar entre el 5º y el 8º puesto a priori, pero Aleksandar Petrovic logra encajar todas las piezas puede, incluso, clasificar a su selección nacional para las semifinales del torneo; siempre con Bojan Bogdanovic y Dario Saric como claros líderes del equipo, uno en la línea exterior y otro llevando en la espalda a los perros grandes del combinado. 

VAVEL Logo