¿Y ahora qué pasa con los Clippers?
¿Qué futuro le deparará a los Clippers? Foto: NBA.com

Los Angeles Clippers, ese proyecto tan prometedor que acabó quedándose en nada. Duele decir esto tras ver un enorme potencial en esos Clippers que llegaron a las semifinales de la Conferencia Oeste en 2014 con su ‘Big Three’ particular, Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan. Además, contaban con grandes piezas en el banquillo como Jamal Crawford. Sorprende mucho que esa plantilla tan prometedora no consiguiera alcanzar ni unas Finales de Conferencia. Doc Rivers no supo terminar de manejar un grupo que ha quedado como otro de los grandes fracasos de la NBA. Ahora, tras ver como su camino solo llevaba a la derrota, su gran pieza en el equipo decidió marcharse a Houston en busca de sendas más prometedoras. Chris Paul abandonó el barco dejando a los Clippers a la deriva.

¿Pueden recomponerse en Los Angeles tras esta significativa pérdida? Tras el movimiento de Chris Paul, las esperanzas en el proyecto eran escasas. Con un Blake Griffin escuchando ofertas para marcharse en la agencia libre, los Clippers parecían estar destinados al fracaso pero un giro de 180 grados sucedió tras su renovación con el equipo que le drafteó en la primera posición.

Griffin de vuelta en los Clippers significaba que todavía había esperanzas a pesar de las salidas de Chris Paul, Jamal Crawford o Luc Bah a Moute entre otros que se habían cansado de seguir esperando a que salieran a flote. ¿Cómo han solventado este duro golpe? Aquí tenemos las claves.

El traspaso de Chris Paul

Chris Paul buscará un futuro mejor en Houston. Foto: Sports Illustrated

A pesar de suponer un duro palo, supieron manejar con mucha inteligencia sus cartas. Conociendo los deseos del jugador, decidieron mandarlo a los Rockets y conseguir algo a cambio. Daryl Morey, sediento por conseguir a su nueva estrella, cayó en la trampa tendida por unos Clippers que sabían a lo que estaban jugando. A cambio de Chris Paul consiguieron aterrizar en Los Angeles a Patrick Beverley, Lou Williams, Sam Dekker, Montrezl Harrell y un pick de primera ronda de 2018. Sin quererlo ni beberlo, los Clippers se habían hecho con el “base” titular de los Rockets, un sexto hombre del año y un jugador joven seleccionado en primera ronda que promete mucho para ser un buen jugador de rol en el equipo.

Hay que aplaudir este movimiento de un Jerry West que se unió al proyecto de los Clippers para hacer cosas como esta. Patrick Beverley es uno de los mejores defensores de perímetro de toda la liga. No tiene nada que demostrar a nadie, todo el mundo conoce su potencial y su importancia en el esquema de los Rockets junto con James Harden. Llega a los Clippers para ser ese perro de presa que acompañe al verdadero base en las funciones defensivas. Una pieza muy interesante para Doc Rivers y que puede llegar a ser muy útil en su intento de volver a llegar a los Playoffs.

Por otro lado, te haces con un jugador de la talla de Lou Williams; todo un anotador compulsivo desde el banquillo. Ya no lloran la pérdida de Crawford, ya que se han reforzado en este puesto con un jugador más joven, hábil y con una mejor capacidad de cara al aro. Sam Dekker es quien completa la lista. Elegido en la posición número 18 del Draft de 2015 y que solo ha podido jugar una temporada a un nivel decente debido a su pronto historial con las lesiones. Junto con Rivers puede convertirse en ese jugador que aspira ser; alguien importante dentro de un equipo con aspiraciones a Playoffs.

Blake Griffin, la superestrella del proyecto

Blake Griffin, preparado para ser la voz cantante. Foto: SLAM online

Desde que llegó en la posición número uno del Draft de 2009, se le prometió que este equipo sería algún día suyo. Se esperaba que fuese desde el principio, pero luego las lesiones se interpusieron. No le costó recuperarse en su nuevo año rookie, pero pronto se le fue añadido con Chris Paul con la etiqueta de estrella que le hizo seguir esperando en su búsqueda por el reinado. Junto con el base de Wake Forest, ha formado una pareja excelente pero ya es el momento de volver a caminar solo. Es como ese palito que se le pone a los árboles cuando son pequeños para que crezcan firmes y robustos. Blake Griffin ya ha crecido y es su momento para llevar las llaves de la franquicia. Quizás le pesen un poco al principio, pero para esto es para lo que le trajeron.

Ha demostrado que puede estar al nivel de los mejores y quiere demostrar su valía en “solitario”. Los Clippers tienen a su nuevo jugador franquicia, a ese que han estado incubando por tanto tiempo y que ya está listo para romper el huevo. Blake Griffin ya está aquí y quiere que veas como surca los vuelos en un equipo que es todo suyo. Tendrá compañeros de lujo y no le costará tanto encontrar las diferencias con los equipos de temporadas pasadas. Si consigue hacer algo grande tras lo sucedido, será recordado para siempre como uno de los mejores en la historia de la franquicia. No lo tiene muy complicado, solo tiene que seguir el plan previsto.

Milos Teodosic, el siguiente en la línea de sucesión

Milos Teodosic tendrá su oportunidad en los Clippers. Foto: FIBA.com

Uno de los movimientos más inteligentes que podría haberse efectuado tras la salida de Paul. Reemplacémosle con un jugador de su estilo. Bravo Clippers, bravo. Personalmente, este intercambio me ha parecido muy inteligente y esto no suele suceder muy a menudo cuando hay jugadores europeos de por medio. Ya era hora de que Milos Teodosic probara el suelo norteamiercano y los Clippers serán su casa de acogida. En su etapa en el baloncesto europeo, se ha convertido en uno de los mejores bases del viejo continente, si no en el mejor. Con sus treinta tacos a la espalda se le considera todo un veterano de este deporte, un jugador de talla mundial que esperaba una ocasión como esta para dar el salto a la mejor liga de mundo.

El serbio podrá jugar con una compañía de lujo que se adapta a su estilo de juego. Teodosic es todo un mago del balón que ve los huecos donde cualquier mortal no podría hacerlo. Va a dar de comer a muchas bocas durante su estancia en Los Angeles a no ser que otro jugador superior a él se lo impida. Ha llegado la hora de demostrar su valía en el gran escenario mundial. Lleva trece años preparándose para este momento y no quiere decepcionar a nadie.

¿Kyrie Irving?

¿Puede Kyrie Irving ser el reemplazo de Chris Paul? Foto: USA Today

Saltaban las alarmas en Ohio cuando se conocía una noticia espeluznante para todos los aficionados de los Cavs. Kyrie Irving muestra su deseo de abandonar el club para poder convertirse en la primera espada de algún otro equipo. Decisión comprendida e incomprendida a la vez por muchos, pero que ya estaba tomada. Sin embargo, su futuro no pasa por sus manos, sino por las de Cleveland. No se sabe cuál será su lugar de destino pero ya hay un billete comprado para él. Muchas han sido las camisetas que se le han colocado en el último mes y uno de los nombres que se han sopesado ha sido el de los Clippers.

En Los Angeles encontraría todo lo que necesita y desea. Con la salida de Chris Paul, Kyrie Irving sería la cara del proyecto en un equipo que aspira a volver a levantar el vuelo. ¿Podría perjudicar esto a los Clippers? La petición de los Cavs podría ser bastante alta y DeAndre Jordan podría estar de por medio. ¿Estarán dispuestos los Clippers ha desprenderse de alguna de sus estrellas para darle el mando a Irving? Todo está por ver.

VAVEL Logo