Un Madrid coral vence a un duro Morabanc
Causeur anota una bandeja. | Foto: realmadrid.com

En una semana donde toda la información ha estado enfocada a la situación de Cataluña, el deporte es una buena vía de escape para olvidar los problemas. 7.853 personas así lo han decidido y han acudido al WiZink Center para ver el estreno liguero del Real Madrid, y a buen seguro que no se han arrepentido de haber asistido a este partido, ya que el conjunto blanco y el Morabanc Andorra nos han regalado un partido muy igualado con tramos de dominio para ambos equipos, y eso que el comienzo, los locales han sido tan superiores, que parecía que se acababa el partido, pero nada más lejos de la realidad.

El partido ha comenzado con un Madrid arrasador, donde el recién llegado Fabien Causeur ha anotado seis puntos. El parcial inicial ha sido de 8-0 y el Morabanc había entrado anestesiado al duelo. Tras un triple de Luka Doncic, y con el marcador en 19-9, Joan Peñarroya, entrenador de Morabanc, ha pedido el primer tiempo muerto. Tampoco ha cambiado mucho el juego de los andorranos, y tras un triple de Causeur, el Madrid terminaba el primer cuarto ganando de ocho puntos (26-18).

El Madrid ha ofrecido dos caras distintas

El segundo cuarto ha arrancado con, posiblemente, la mejor acción del partido, que ha sido un increíble mate de Gustavo Ayón. Junto a esta jugada, el Real Madrid ha encadenado varias posesiones exitosas y ha conseguido un parcial de 11-3, a lo que Morabanc ha respondido con otro tiempo muerto, pero de poco ha servido, y los hombres de Pablo Laso seguían siendo muy superiores, con grandes minutos de Luka Doncic, Trey Thompkins, Facundo Campazzo… todos estaban cumpliendo.

Cerca del descanso, ha tenido lugar el gran susto de la tarde, y es que Luka Doncic, tras una penetración a canasta, ha caído al suelo y se ha quedado sin moverse durante casi un minuto. El pabellón se ha enmudecido pero después, la joven estrella eslovena se ha podido levantar por su propio pie y ha podido jugar sin problema. Se quedó en eso, en un susto.

El Andorra ha sido capaz de volver al partido

Se ha llegado al descanso con un contundente 50-35 tras un triple de Campazzo, pero el Morabanc ha sabido reaccionar y ha completado un tercer cuarto impresionante, empezando con un parcial de 3-13 que les ha colocado a tan solo cinco puntos. Pablo Laso ha tenido que pedir tiempo muerto para frenar esta sangría. Tras este parón, el partido ha estado muy equilibrado, con un Blazic increíble que ha mantenido a los visitantes a flote. En el Real Madrid, se empezaron a cometer demasiadas pérdidas y no se protegió el balón. El Morabanc Andorra se reenganchaba al partido y no había nada decidido.

A falta del último cuarto, el Madrid vencía por tan solo tres puntos (63-60). Los andorranos incluso, anotaron un triple con el que se pusieron a dos puntos. A partir de este momento, volvió a cambiar la tendencia del partido y el equipo madridista, con un empujón ofensivo, consiguió distanciarse ligeramente en el marcador. Kuzmic, que jugó un partido correcto, consiguió un 2+1, Anthony Randolph anotó otro tiro y Causeur volvió a anotar un triple.

A falta de seis minutos, los blancos ganaban 78-69. Por mucho que Blazic insistiera con sus puntos (20 en total), el Andorra ya no tuvo margen de reacción y se quedó con la miel en los labios. Otra vez, se ha quedado muy cerca de vencer al Real Madrid, como tantas veces le paso la temporada pasada, con el ya famoso “era campo atrás”.

Un partido de contrastes de los hombres de Laso que alternaron momentos brillantes de gran solidaridad con el balón con otros de muchos fallos y pérdidas absurdas. Hay muchos jugadores nuevos (Causeur 19 puntos y Campazzo 15) y mientras que vayan puliendo los errores y manteniendo los aspectos positivos, este equipo puede mejorar mucho.

VAVEL Logo