Guía VAVEL NBA 2017/18: Pronósticos de los redactores
Guía VAVEL NBA 2017/18: Pronósticos de los redactores | Fotografía: Montaje de Álvaro García

Pronósticos sobre equipos

Tobías Lairo

Campeón: Golden State Warriors. No hay motivos para creer que los Warriors no serán campeones de nuevo. Su máximo rival serán los Cavaliers más armados que nunca y con LeBron James, pero tener enfrente a Stephen Curry, Kevin Durant, Draymond Green y Klay Thompson puede que sea demasiado.

Finalista Este: Cleveland Cavaliers. El traspaso de Irving los dejó en una interesante situación y la llegada de Wade es la frutilla del postre para una plantilla que ganó profundidad a montones y que llegar a las Finales debe ser su objetivo mínimo.

Finalista Oeste: Golden State Warriors. Los últimos tres años del Oeste los han dominado y este no será la excepción. Los Spurs, Rockets y Thunder pueden llegar a complicarles las cosas pero no parece probable que los de Oakland no lleguen a las Finales.

Revelación: Milwaukee Bucks. Un núcleo joven y en ascenso en medio de un Este cada vez más huérfano de estrellas es una buena combinación. Si las lesiones respetan a Jabari Parker (un gran 'si') será el escudero de lujo que necesita Giannis Antetokounmpo para llevar a los de Wisconsin al siguiente nivel.

Fracaso: Toronto Raptors. Los canadienses han perdido dos jugadores importantes como Cory Joseph y Demarre Carroll y han hipotecado su futuro renovando por precios exorbitados a Kyle Lowry y Serge Ibaka. El coach Casey sigue generando dudas y el equipo parece haber tocado techo. Su presencia en Semifinales de Conferencia se antoja complicada.

Miguel Arjona

Campeón de la NBA: Golden State Warriors. Salvo catástrofe, el equipo de Oakland repetirá el éxito de la pasada campaña, añadiendo a sus vitrinas el que sería su sexto anillo de la NBA.

Finalista Conferencia Oeste: Golden State Warriors. Su paso por los Playoffs se prevé algo más complicado que la temporada pasada, por lo que todo apunta a que aquellos Playoffs casi sin fallo no volverán a repetirse, aunque los californianos volverán a las finales.

Finalista Conferencia Este: Cleveland Cavaliers. Tras los refuerzos tras la salida de Kyrie Irving, la plantilla se encuentra mucho más compensada, y esto permitirá que los Cavs sean incluso más difíciles de batir en una debilitada Conferencia Este.

Equipo revelación: Minnesota Timberwolves. Esta temporada debe ser el punto de inflexión para la franquicia. La llegada de Jimmy Butler y cía, debería ser suficiente para conseguir transformar la ilusión en realidad.

Fracaso de la temporada: Toronto Raptors. El equipo canadiense mantiene el proyecto y gran parte de la plantilla del año pasado, sin embargo, esto parece que no será suficiente, y puede que incluso se caigan de las primeras posiciones de la Conferencia, e incluso, no pasar de primera ronda en la postemporada. 

Pablo Municio

Campeón: Golden State Warriors. A día de hoy parece impensable que algún equipo le pueda jugar de tú a tú a los vigentes campeones de la NBA. Es cierto que se han formado plantillas muy competitivas como Houston u Oklahoma, pero Golden State mantiene el bloque, y lo que es peor todavía, lo ha reforzado con mejores piezas de banquillo.

Finalista Este: Cleveland Cavaliers. El gran fondo de armario y la plantilla que han conformado en Ohio hace pensar que LeBron y compañía tendrán otro año de cierta tranquilidad en el Este. Las diversas variantes que tendrá Lue y la más que posible última temporada de James en el equipo hacen presagiar que intentarán hacer todo lo posible para, al menos, llegar a las NBA Finals.

Finalista Oeste: Golden State Warriors. Hay más igualdad este año, pero Warriors sigue estando un peldaño por delante de los demás. Esto lo puede notar en regular season y quien sabe si los Cavs le pueden dar algún susto en la final con tanto desgaste en los partidos de liga.

Revelación: Minnesota Timberwolves. Deben consolidarse ya. Los pupilos de Thibodeau han conseguido a grandes estrellas en este mercado y han renovado a gente importante de la segunda unidad. Con Butler a la cabeza, los lobos deberían acabar entre los cinco primeros e intentar dar alguna sorpresa a San Antonio, Rockets y Thunder.

Fracaso: Toronto Raptors. Los canadienses se han hipotecado con dos supercontratos a Ibaka y a Lowry para tener prácticamente un tridente potente y poco más. Faltan muchas piezas para completar un proyecto que intentaba ser el máximo competente de Cleveland Cavaliers en estos años. Si a alguno de estos pilares le lastran las lesiones, van a tener alguna que otra complicación.

Pronósticos sobre jugadores

Tobías Lairo

MVP: LeBron James. El alero tendrá más presión que nunca para ser exitoso en Cleveland y si se decide a apretar en la temporada regular, es el principal candidato. Rodeado de jugadores de experiencia, el Rey entra en sus últimos años de dominio absoluto e intentará alzarse con un nuevo logro.

Jugador Más Mejorado: Myles Turner. Con la salida de George, el proyecto de los Pacers pasará sin dudas por él y Victor Oladipo. Tendrá minutos, tiros y la confianza para seguir mejorando sus prestaciones y acercarse a promediar un doble - doble.

Rookie del Año: Lonzo Ball. El base tiene todo para ser la nueva estrella de los Lakers: un equipo sin presiones, una plantilla dispuesta a aceptarlo como líder y unas condiciones que ilusionan. Si logra separarse del circo mediático de su padre es el principal candidato junto a Ben Simmons.

Mejor Defensor del Año: Kawhi Leonard. No hay un defensor tan implacable como el jugador de los Spurs en toda la liga. Su combinación de físico, versatilidad, fundamentos y concentración le hace bajar el rendimiento a cualquier estrella de la NBA.

Entrenador del Año: Brad Stevens. Tiene una de las plantillas más talentosas de la liga y ya demostró lo mucho que puede hacer al frente de un equipo. El principal activo de los Celtics es su coach, que en pocos años los llevó de vuelta a los primeros planos. Con Hayward e Irving el futuro es prometedor.

Miguel Arjona

MVP: Kawhi Leonard. Su progresión parece no tener techo. Su liderazgo será más importante incluso que la temporada pasada, y este jugador es capaz de guiar a una de las peores plantillas de los últimos años en San Antonio (pese a seguir siendo una plantilla con calidad).

Jugador Más Mejorado: Rodney Hood. Esta quizá sea la elección más difícil de todas, pero la aparición del escolta se antoja vital para los Utah Jazz. Su anotación y su aportación en defensa incrementará de forma considerable, ya que dispondrá de minutos y balones suficientes, convirtiéndose así en una de las referencias de su equipo.  

Defensor del Año: Rudy Gobert. Estuvo cerca de conseguirlo la temporada pasada, y tras la marcha de Hayward, su determinación defensiva será aún más importante, y el pívot francés demostrará que está preparado para asumir ese rol.

Rookie del Año: Ben Simmons. Pese a que fuera elegido en el Draft del 2016, el alero - que sufrió la maldición de las lesiones en Philadelphia - , debutará este año en la NBA, con ganas de demostrar por qué fue el número uno de dicho Draft.

Entrenador del Año: Brad Stevens. Es imposible no pensar en este hombre cuando se habla de un posible ganador a este galardón. Tras la proeza de la temporada pasada, la confirmación de este entrenador como uno de los mejores de toda la liga llegará en forma de galardón.

Pablo Municio

MVP: LeBron James. El de Akron puede que afronte su última campaña en la franquicia de Ohio y espera brindar un recital a su público. Con los nuevos superequipos y la unión a Harden y Westbrook de grandísimos jugadores que les harán bajar sus prestaciones, el Rey tiene una gran oportunidad para alzarse con el título

Jugador Más Mejorado: Justice Winslow. Uno de los jugadores que tendrá que dar un paso al frente en Miami Heat. Los de Florida están creciendo muy bien y este año tendrán la oportunidad de luchar por los playoffs tras quedarse a las puertas la temporada pasada en un final de infarto.

Rookie del año: Lonzo Ball. El angelino tendrá más presencia en cancha que el resto de sus rivales en la pugna por el galardón. Probablemente Lakers este año siga estando entre los de abajo, por lo que Lonzo podrá tener mucho minutos más y, si los focos mediáticos y los factores externos no le perjudiquen, ha demostrado tener clase de sobra para ser un gran jugador.

Defensor del Año: Kawhi Leonard. Las esperanzas para que los Spurs hagan un gran año residen en defensa, si el jugador franquicia lidera la faceta defensiva, los Spurs tendrán ganados muchos enteros para luchar por los partidos importantes. Ya ha ganado este trofeo dos veces a pesar de su juventud y posiblemente, si las lesiones le respetan, pueda conseguir el tercero

Entrenador del año: Erik Spoelstra. El año pasado hizo un buen año con los Heat y se quedó a las puertas del galardon. Este año con mejor plantilla y con el crecimiento de jugadores emergentes puede dar un salto de calidad y ser una peligrosa franquicia en la Conferencia Este

VAVEL Logo