Guía VAVEL NBA 2017/18: tantos españoles como circunstancias diferentes
Españoles en nuevos hogares y circunstancias. | Montaje: Nicolás García

En esta nueva temporada, podremos disfrutar de nueve españoles compitiendo entre los mejores jugadores del mundo, una cifra que se ve reducida en una persona respecto a la temporada pasada, ya que Sergio Rodríguez ha decidido traer su talento de vuelta al viejo continente, esta vez en las filas del CSKA de Moscú. Para los otros nueve que se mantienen en la NBA, podemos predecir roles bastante dispares. Aquí intentaremos adivinar qué temporada le espera a cada uno de ellos.

Pau Gasol (Spurs – 17ª temporada en la NBA)

El jugador español más laureado de la historia afronta una nueva temporada en un equipo históricamente muy ganador, como son los Spurs de Gregg Popovich, cuyo entrenador está muy satisfecho con el pívot, así que Pau ha renovado por dos temporadas con el equipo texano. A sus 37 años, Pau sigue estando en forma e incluso ha conseguido evolucionar y mejorar su juego exterior, con un acierto en triple inusual. Sin embargo, en esta nueva era de ‘small-ball’, Pau sufrió mucho contra Rockets y Warriors en los últimos Playoffs. Por lo tanto, se espera que tenga un menor protagonismo que en campañas anteriores. Además, Spurs también tiene una campaña complicada por delante, porque muchos equipos del oeste han fichado grandes jugadores y ellos no se han movido bien en el mercado.

Foto: nba.com

Marc Gasol (Grizzlies – 10ª temporada en la NBA)

El jugador franquicia de los Memphis Grizzlies afronta una temporada muy dura por la planificación de plantilla de su equipo. Memphis ha perdido a varias piezas importantes y las que han llegado no son muy ilusionantes, por lo que es posible que Memphis no entre en Playoffs y esto para Marc debería ser inadmisible. Por lo tanto, Marc seguirá haciendo buenos números y buena temporada, pero solo está acompañado de su socio Conley y es posible que el pívot catalán se plantee su futuro en otra franquicia, al tener ya 32 años. Marc Gasol aspira a volver a ser All Star pero poco más, porque el equipo no ilusiona y no tiene aspiraciones a nada. Con tres años de contrato por delante, un traspaso se antoja complicado, pero no se puede descartar nada.

Foto: Getty Images

Willy Hernangómez (Knicks – 2ª temporada en la NBA)

El mayor de los Hernangómez llegó la temporada pasada a la Gran Manzana sin hacer nada de ruido, pero poco a poco, aprovechándose de las lesiones de Joakim Noah, el español se hizo un hueco y acabó maravillando al Madison Square Garden, lo que le valió un puesto en el mejor quinteto de rookies. Este año, sin embargo, se esperaba que cobrara todavía más protagonismo, pero ha llegado el turco Enes Kanter y es una competencia directa e inesperada. Willy tendrá que volver a ganarse el sitio en un equipo muy desequilibrado, donde ya no está Carmelo Anthony y sobran pívots. Esperemos que su amistad con Porzingis le ayude para convertirse en el pívot titular de los Knicks, un equipo cuyas aspiraciones son nulas y se va a ‘tankear’ con total seguridad.

Foto: hoopshype.com

Juancho Hernangómez (Nuggets – 2ª temporada en la NBA)

El alero español tiene una temporada muy ilusionante por delante, al contrario que su hermano, al menos en cuanto al equipo. Los Denver Nuggets se han convertido en un equipo muy atractivo con la llegada de Millsap, el estrellato de Jokic y la energía de Harris. Entre todo este talento, Juancho tendrá que hacerse un hueco y seguramente lo consiga, porque justo el equipo ha sufrido una baja en su posición. Gallinari se ha ido a los Clippers y ahora Juancho tiene menos competencia y Wilson Chandler es un enigma de jugador. Hay muchas esperanzas puestas en Juancho y es posible que acabe siendo el alero titular de un equipo que casi seguro va a disputar los Playoffs la próxima temporada.

foto: nugglove.com

Ricky Rubio (Jazz - 7ª temporada en la NBA)

La mala suerte se ceba con el base. Después de seis temporadas en los Timberwolves sin acercarse a la postemporada, estos montan un equipo muy atractivo y ganador con Jimmy Butler, pero deciden traspasarlo a un equipo que justo pierde a su jugador más importante (Utaz Jazz y Gordon Hayward) y que es muy difícil que entre en Playoffs. Por lo tanto, lo más probable es que Rubio siga sin jugar los Playoffs a no ser que consiga crear una gran asociación con Rudy Gobert. El pívot francés es de los mejores de la liga y si Rubio está inspirado, puede surtirle de muchas asistencias. Ricky también debe seguir mejorando en el tiro, que parece que ha experimentado una ligera mejoría. Con todo y con eso, Ricky ha tenido la mala suerte de volver a caer en un equipo con muchas dudas y con pocas opciones de entrar en Playoffs.

Foto: nba.com

Nikola Mirotic (Bulls – 4ª temporada en la NBA)

Una de las grandes incógnitas de la liga. El hispano-montenegrino completó una última temporada realmente pobre (como su equipo) y por ello, en la agencia libre, no ha recibido ninguna oferta elevada y, finalmente, ha acabado firmando por los Bulls como última opción, y aun así, le pagarán un sueldo que muchos creen que no merece. Sigue siendo muy flojo en defensa y poco intimidador, y cada vez parece enfocarse más a un alero tirador, solo que le falta ser metedor. Esta temporada puede ser la vuelta al idilio que tuvo en su año de rookie o puede ser la confirmación de un jugador sin alma que no va a triunfar en la NBA. Mal lugar para intentar recuperar el nivel, ya que Chicago es un páramo y tiene uno de los peores equipos de su historia.

Foto: bullsnation.com

Serge Ibaka (Raptors – 9ª temporada en la NBA)

Tras la polémica por su edad real, Ibaka debe callar esas bocas que dicen que su nivel ha caído porque es mayor de lo que reflejan sus documentos. Deberá hacerlo en las filas de Toronto Raptors, un buen equipo de la conferencia este pero sin muchas aspiraciones en los Playoffs. La temporada pasada exhibió un nivel más que decente y en la franquicia estaban muy satisfechos con su servicio, así que ha renovado y, con un buen contrato bajo el brazo, se espera que vuelva a dar un paso adelante para que Toronto pueda luchar de tú a tú contra Celtics o Cavaliers. Lo que más necesita recuperar el hispano-congoleño es la intimidación defensiva. Ha bajado su número de tapones y rebotes en los últimos años y eso fue lo que le convirtió en el jugador respetado que es hoy. Lo ha perdido a cambio de mejorar su juego y tiro exterior, pero no sabemos si el coste de oportunidad le ha merecido la pena.

Foto: inquisitr.com

Jose Calderón (Cavaliers – 13ª temporada en la NBA)

El veterano base español firma, después de mucho tiempo, por un proyecto verdaderamente ilusionante y esperanzador. De hecho, Calderón está en el mejor equipo en el que ha jugado en toda su carrera. Los Cavaliers han decidido contratarle para aumentar todavía más su fondo de armario y así intentar, una vez más, vencer a los Golden State Warriors. El extremeño no contará con muchos minutos, aunque con la lesión de Isaiah Thomas y la constante incertidumbre física de Derrick Rose, no se puede descartar que según qué partidos, Jose Calderón tenga más minutos de los que espera la mayoría. Veremos finalmente cuánto juega, pero el mero hecho de compartir vestuario con LeBron James y Dwyane Wade ya es un orgullo, y quién sabe si podría llegar el tercer anillo de la historia del baloncesto español.

Foto: cavs.com

Álex Abrines (Thunder – 2ª temporada en la NBA)

La llegada de Paul George y Carmelo Anthony a Oklahoma City supone una buena y una mala noticia para el alero español. Por un lado, Abrines está en uno de los nuevos ‘super-equipos’ que aspiran a destronar a los Warriors, pero por otro lado, su importancia en el equipo, es muy probable que se vea reducida. Tras una temporada correcta al lado del MVP Russell Westbrook, su papel esta temporada se limitará a formar la segunda unidad y veremos con cuántos minutos. Sería una gran noticia que fuera capaz de quitarle la titularidad a Andre Roberson, pero este jugador especialista en defensa está muy valorado en la franquicia. Por lo tanto, aquí tenemos otro español candidato a llevarse un anillo, aunque sería sin mucha relevancia en el mismo.

Foto: nba.com

VAVEL Logo