El gafe rojiblanco de Baskonia sigue en Creta
Marcelinho Huertas, ante Papanikolaou. | Foto: Euroleague

La temporada de Baskonia en Euroliga 2017/2018 no ha comenzado con buen pie. Tampoco pudo ser esta vez y los azulgrana cuentan ya por derrotas las doce últimas visitas a Olympiacos. En esta ocasión la cita no era en el temible Palacio de la Paz y la Amistad, cerrado por sanción, sino en el Heraklion Arena de Creta ante solo cuatro mil espectadores. A pesar de la ausencia por lesión de Beaubois, conocida en la previa del encuentro, Baskonia se marcha de Grecia con una sensación de ocasión perdida. Olympiacos, vigente subcampeón de Europa, llegaba al choque sin su máxima estrella, Spanoulis, sin el exbaskonista Kim Tillie y con seis piezas nuevas añadidas en el mercado veraniego.

Tampoco aprovecharon los pupilos de Pablo Prigioni el nefasto día de los griegos desde el perímetro (6/26 en triples). La falta de juego colectivo, las pérdidas de balón (12 de Baskonia por seis de Olympiacos), el escaso acierto de sus tiradores, el déficit en el juego interior y la clara desventaja en la lucha por el rebote (35-23 favorable a los griegos, 13 de ellos en ataque) fueron un lastre insuperable. Con Timma realizando tan solo tres lanzamientos en sus 30 minutos en cancha, los vitorianos dependían de las acciones individuales de Granger y Huertas, pero una floja segunda parte de Shengelia y del exterior uruguayo (que terminó dolorido) cercenaban cualquier posibilidad de triunfo.

La regularidad de jugadores como Printezis, Papanikolaou y Mantzaris, junto con una gran defensa individual en el tercer cuarto edificaron la ventaja de Olympiacos tras el descanso, mientras Baskonia se mostraba muy estático y falto de concentración atrás. Un buen inicio del último período dejó la desventaja en apenas seis puntos (60-54), pero que encontró respuesta contundente con un demoledor parcial de 12-0 liderado por Papanikolaou. Los triples de Marcelinho Huertas y Voigtmann, aprovechando una cierta relajación de la defensa local, (70-60, min. 37), fueron un espejismo.

Como resultado final, once puntos de desventaja (75-64) que no será fácil revertir en el Fernando Buesa Arena. Por parte baskonista Shengelia terminó con 13 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias, secundado tan solo por los 12 puntos de Jayson Granger, que terminó pidiendo el cambio con alguna molestia, y los once puntos y cinco rebotes de Voigtmann.

En el conjunto heleno Printezis lideró el triunfo con 17 puntos, Agravanis contribuyó con 13 puntos y cinco rebotes, mientras Kostas Papanikolaou llegó hasta los 22 créditos de valoración gracias a sus once puntos, cuatro rebotes, cuatro asistencias y siete faltas recibidas.

Baskonia regresa esta misma noche en vuelo con destino Madrid para rendir visita al Baloncesto Fuenlabrada este domingo en la cuarta jornada de la Liga Endesa ACB. Pero la gira baskonista no termina aún, porque la próxima semana debe viajar hasta Israel para medirse al Maccabi de Tel Aviv el jueves día 19 de octubre (20:05 horas).

VAVEL Logo