Debut con victoria de los hombres de negro
Todorovic ejecutando el tiro / Foto : Bilbao Basket

Buen partido a nivel global de los jugadores de Carles Durán, que fueron superiores a los de Rimas Kurtinaitis. Destacar en especial la defensa, desde la que a partir del segundo parcial comenzaron a cimentar la que supone la primera victoria de los bilbaínos en la cancha de los lituanos.

El primer cuarto se jugaba a un ritmo alto, con posesiones cortas de ambos conjuntos que buscaban despegarse en el marcador sin conseguirlo. Por parte de los lituanos dominaba la pintura en ataque Mavrokafalidis, que anotaba hasta seis puntos casi consecutivos sin que nadie lograse contener su envergadura. Por parte de Bilbao Basket, Hervelle salía a tirar desde fuera con efectividad y anotaba dos triples sin apenas oposición. Se mostraba cómodo RETAbet, dando una sensación de control del partido y anotación coral que no ofrecía un nervioso Lietuvos, donde Jimmy Baron mantenía a su equipo en el toma y daca.

Ya en el segundo cuarto, comenzaba a estirarse Bilbao con rentas en torno a los cinco puntos, y con apenas 2:30 jugado el técnico lituano solicitaba tiempo muerto. Destacar una asistencia de Mumbrú de espaldas desde el poste a Todorovic al más puro estilo Marc Gasol. Comenzaba el escolta a anotar con soltura, anticipando la gran actuación que a la postre iba a cuajar. Al mismo tiempo, el rebote se iba decantando del lado vizcaíno, sobre todo en canasta propia permitiendo apenas segundas opciones de tiro al rival. Al descanso, el 36-48 daba claras muestras de estar en el buen camino.

Segunda mitad in crescendo

De nuevo un inicio de cuarto intenso en defensa y con Todorovic enchufado en ataque permitían marcharse a los de Durán hasta los 19 puntos de margen. De nuevo Kurtinaitis se veía obligado a cortar el ritmo del rival con tiempo muerto apenas arrancado el periodo. Poco a poco los lituanos endurecían el juego en defensa pero la variedad de recursos en ataque que manejaba Bilbao era complicada de contener. Cuando más intenso era el esfuerzo de los bálticos, aparecía Pere Tomás con dos triples que iban a mantener la diferencia en 15 puntos al final del tercer periodo.

En el último parcial, el empuje del Siemens Arena de Vilnius iba a meter a su equipo en el partido. Baron encontraba aro con facilidad, y en ataque los referentes visitantes comenzaban a dar síntomas de menor frescura. Sin embargo, no acababan de cerrar la remontada gracias al buen hacer de Bilbao atrás, donde la intensidad no caía. Hasta cinco puntos abajo llegaron a situarse los locales. Hervelle se mantenía acertado en el tiro y Tabu manejaba el partido con frialdad. Ya en el último minuto, un triple de Mumbrú desde más allá de 7,5 metros aseguraba un resultado de gran valor dada la entidad del rival y el gran trabajo realizado en conjunto.

VAVEL Logo