El debate: ¿vale la pena el futuro de los Wolves?
El debate: ¿vale la pena el futuro de los Wolves? | Fotomontaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL España)

En una NBA obsesionada con derrotar a los Warriors y retirarlos del trono de una vez por todas, muchos han sido los equipos que han intentado revolucionar la liga durante este verano. Los Timberwolves no han sido la excepción. Con un grandísimo núcleo joven formado por Towns y Wiggins, el futuro en Minnesota debería estar asegurado. Las prisas por competir, sin embargo, les han obligado a arriesgar ahora. ¿Podrán gestionar el proyecto con la madurez necesaria como para hacer algo grande?

Mucho ruido pero pocas nueces para el futuro de Timberwolves (Isaac Rivas / @isaacrivasserra)

Durante todo este verano, los equipos de la Conferencia Oeste se han reforzado muy bien en el periodo de la agencia libre. En Minnesota, en un principio, se habían hecho los deberes, pero ¿será suficiente para competir por un puesto entre los mejores? Aún es un poco pronto para aventurarse a decidir si el proyecto de la franquicia de Minneapolis ha triunfado o fracasado. Pero algo que sí parece claro es que el futuro de los Timberwolves es bastante incierto a pesar de tener en plantilla jugadores de la talla de Karl-Anthony Towns, Andrew Wiggins o el recién llegado Jimmy Butler. La llegada de Tom Thibodeau el año pasado dio aire fresco a un equipo que tenía talento joven pero no mucho más. El entrenador que ya ganase un anillo con Boston Celtics quiere volver a meter al equipo en playoffs, algo que no hacen desde tiempos de Kevin Garnett, aunque por ahora el proyecto parece estancado.

"El futuro de Timberwolves no puede depender solo de Karl Anthony Towns"

Este verano los Timberwolves ‘intercambiaron cromos’ y trajeron a Jeff Teague por Ricky Rubio y a Jimmy Butler por Zach LaVine, Kris Dunn y una séptima ronda del draft. Ahora sí, ahora parecía que la franquicia de Minnesota regresaría y se haría un hueco entre los ocho mejores equipos de la ‘salvaje’ Conferencia Oeste. Aún así, por ahora, el equipo sigue mostrando muchas carencias pese a empezar la temporada con buen pie, el récord que tiene actualmente el equipo es de 5-3 (2 de noviembre de 2017), en  el que muestran una irregularidad que no solo se plasma en resultados sino en juego, un equipo capaz de lo mejor y lo peor. El jugador más destacado sigue siendo KAT que ha cogido los galones que le faltaban estableciéndose como líder de los Wolves. Andrew Wiggins poco a poco va mejorando sus números, aunque se espera más de él, Jimmy Butler parece no haberse adaptado aún con partidos un poco intermitentes y, Jeff Teague no parece por el momento el mejor recambio de Ricky Rubio.

Los Timberwolves tienen un gran núcleo joven. | Fotografía: Anthony David / Getty Images
Los Timberwolves tienen un gran núcleo joven. | Fotografía: Anthony David / Getty Images

Si es destacable que las victorias han sido ante equipos con rivalidad directa por conseguir un puesto para playoffs como Oklahoma City Thunder (ganaron los dos enfrentamientos) y Utah Jazz, con el otro equipo con el que se han enfrentado de la misma conferencia, San Antonio Spurs, no cosecharon un buen resultado. Los equipos del Este han sido quienes más daño han hecho a los Wolves. A pesar de poder tener una temporada con altibajos, los playoffs son un objetivo que no sería muy complicado, lo que sí puede resultar difícil es avanzar rondas en esta fase. Aunque el equipo tiene muy buenos jugadores, quién está tirando realmente ‘del carro’ es Karl-Anthony Towns, pero, ¿es suficiente? Lo más probable es que no. El ROY del 2016 es un jugador con carácter y personalidad y que, en los últimos partidos, está haciendo unos números de All-Star, pero aún no sabe que es jugar postemporada, algo que puede pasar factura a un equipo que no está acostumbrado a ello y que podría caer fácilmente en primera ronda.

De terminar hoy la temporada se tendrían que ver las caras contra los actuales campeones de la NBA, unos Warriors que si se lo proponen pueden seguir arrasando este año. Otros equipos como Houston Rockets, San Antonio Spurs o Angeles Clippers parecen mucho más preparados que el equipo de Minnesota que aún está en fase beta. El futuro inmediato puede no ser el mejor pero, ¿y el futuro más a largo plazo? Ahí parece que se abren más puertas. "Va a llevar tiempo, pero no tenemos mucho", dijo Butler. "No podemos continuar con unos hábitos tan malos, tenemos que corregirlos y, cuando lo hagamos, debemos plasmarlo sobre la pista". Aún queda mucho trabajo por hacer en Minneapolis para poder tener un futuro sólido y, con Towns como principal pilar, poder aspirar no solo a playoffs sino llegar más lejos, pero, por el momento, ese objetivo parece lejano.

Towns es el futuro de los Timberwolves (Sergio Montes Rabadán / @SergioMontess)

Los de Minnesota son uno de los equipos que más expectación genera este curso debido a su talento joven, a sus grandes fichajes y a sus altas expectativas de presente y de futuro. Muchos creen que el futuro de la franquicia se acabó con la salida de Rubio, Dunn y LaVine, pero siguen teniendo a sus dos máximos baluartes: Andrew Wiggins y Karl Anthony-Towns. El primero de ellos llegó como número uno del draft de 2014 y llegó a la liga como el “nuevo LeBron”. Condiciones físicas no le faltan como ha demostrado a lo largo de estas temporadas, aunque la cabeza no le ha acompañado demasiado y su irregularidad se ha convertido en seña de identidad. El segundo fue el número uno del draft siguiente y llegó a la liga como un jugador semidesconocido. Esa etiqueta no le ha durado mucho, ya que desde que puso el primer pie en el parquet se supo que era un hombre especial. Características únicas para un jugador de 2’13 metros.

Por ello, el dominicano es, hoy por hoy, el baluarte que hace soñar a los Wolves. Un pívot moderno con pinceladas antiguas. Mezcla pasión, fuerza física, inteligencia, habilidad, velocidad, compañerismo, para sacar todo su potencial en ambos lados de la cancha. Tiro de media distancia muy bueno, movimientos en el poste igual de variados como de eficaces, arma secundaria en tiros de tres puntos (38% de promedio), tapones, distribución de juego, etc. Ingredientes que hacen de KAT el gato más fiero en el puesto de cinco. Promedios de 21’4 puntos, 11’4 rebotes, 2’3 asistencias y 1’5 tapones demuestran en parte la capacidad de este joven. Porque lo mejor es que este año cumple 22 años. Actualmente es considerado uno de los mejores pívots de toda la liga disputando el puesto con experimentados como Gasol o Cousins.

Karl Anthony-Towns, jugador de los Minnesota Timberwolves | Foto: Zhong Zhi / Getty Images AsiaPac
Karl Anthony-Towns, jugador de los Minnesota Timberwolves | Foto: Zhong Zhi / Getty Images AsiaPac

"Karl Anthony-Towns puede llevar a los Wolves a lo más alto"

Bien es cierto que en un equipo no juega solo un jugador. Es muy importante que los compañeros acompañen para conseguir éxitos y alcanzar las metas. Talento tienen, y mucho. Al ya mencionado Wiggins se le han unido jugadores con galones como Butler y veteranos como Crawford, Gibson o Brooks. No son piezas clave si a futuro se refiere, pero gente como Tyus Jones o Justin Patton sí invitan al optimismo. Tyus es el base menos experimentado, siendo esta su segunda temporada, pero ha aportado minutos de calidad y de liderazgo cada vez que ha jugado. Patton es un rookie que aún no ha debutado pero en sus años de universidad ha demostrado un poderío físico descomunal. George-Hunt también tiene buena pinta y, a pesar de lo poco que se le ha visto, entra a canasta con una soltura considerable. Todos estos jugadores están verdes, pero tienen la materia prima para hacer grandes cosas junto a Wiggins y KAT.  Towns puede llevarlos a todos ellos a lo más alto.

El principal problema de todo esto es que no tiene un capitán que cohesione y lidere a su tripulación. Thibodeau se estanca demasiado en sus ideas y le distorsiona ver toda la luz que desprenden esos chicos. Demasiada idea defensiva y poca improvisación. Las armas las tiene aunque no sepa disparar. Los playoffs los alcanzarán seguro, pero metas más grandes son posibles. Eso sí, con alguien que comprenda y saque lo mejor de cada uno de ellos. A Towns no le puede suceder un Anthony Davis, por favor.

VAVEL Logo