Comienzo de terror para los Cavs
Wade y LeBron hablando en pleno emcuentro de temporada. | Foto: zimbio.com

No importa como empieza sino como acaba, o eso es lo que dicen aquellas personas con mentalidad positiva como LeBron James. Cleveland Cavaliers están pasando por una mala racha. No ganan un encuentro desde el pasado día 24 de octubre, en el que vencieron por siete puntos a los Chicago Bulls, que les pusieron en serios apuros en varios instantes del partido. Tras él, LeBron, Wade y compañía no han podido vencer en los encuentros ante rivales que parecían ser más débiles que los subcampeones de la NBA, rivales como Brooklyn Nets, New Orleans Pelicans, New York Knicks o Indiana Pacers, que acabaron venciendo por más de 20 puntos de diferencia.

El peor inicio de liga de LeBron James desde su llegada a la NBA

LeBron James no había vivido un inicio tan malo como el que experimenta ahora, 14 años después de su debut como profesional. Ese récord de la 2003-04 se compara ahora al 3-5 de Cleveland, la peor marca en la NBA desde que saltara a la pista por primera vez.

Los de Cleveland siguen sin dar con la tecla que les lleve de vuelta a los primeros puestos en la clasificación, jugadores como Wade no han terminado de cuajar en los esquemas de Tyronn Lue y esto supone no tener en cuenta a un jugador tan determinante como lo es Wade. Además, la defensa de los Cavs está pecando de ser muy floja, dejando la zona muy solitaria, lugar donde se produce la sangriada de puntos que les hace perder a estos Cavs. 

El rebote es otro de los factores clave que tiene que debe solucionar el equipo. La falta de centímetros en el equipo, a lo que sumamos, la desgana en defensa y a la hora de capturar rebotes, es lo que está provocando que el resultado final caiga siempre del lado contrario.

"No me voy a volver loco por esto. He vivido estas situaciones demasiadas veces, queda toda la temporada por delante, declaraba LeBron James tras el partido ante los Pelicans de Davis y Cousins.

Lue ya ha dado el aviso a toda su plantilla y a Derrick Rose, quien sufrió una lesión que le apartó dos semanas del equipo:  "Está un poco oxidado, necesitamos que sea más agresivo y juegue con ritmo, sin mirar por encima del hombro”.

Estan madrugada se enfrentarán a los Washington Wizards de John Wall y Bradley Beal y se podrá ver si el equipo recapacita o sigue de capa caída en esta temporada NBA.

VAVEL Logo