Morabanc Andorra mantiene sus opciones
Blazic lanza en rectificado /Foto: Eurolegue.basketball

Parece que Morabanc comienza a carburar. En las últimas semanas, dos victorias en Liga Endesa y un ajustada derrota ante Valencia han colocado a los del Principado a un triunfo de meterse entre los 8 primeros clasificados que dan acceso a la disputa de la Copa del Rey. Y en Euroliga, tras sólo un triunfo en las 6 primeras jornadas, ayer superaron a un combativo Cedevita Zagreb en lo que es el segundo consecutivo, lo que les coloca en situación de clasificarse para la siguiente fase a falta de sólo dos partidos (el colista Levallois a domicilio y el líder Darussafaca en Andorra).

Hay mimbres

La defensa se está convirtiendo en el principal baluarte de los hombres de Joan Peñarroya, que ayer obligaron a los croatas a trabajarse cada canasta. El extraordinario Jure Zdovc no pudo desde el banquillo encontrar la clave para llevarse el partido. Y es que se comienzan a ver en Andorra numerosos pocos que juntos suman mucho. El gran estado de forma de Jaime Fernández, que parece hacer lo que quiere y cuando quiere en pista, supuso ayer que en apenas 19 minutos en pista hiciese 12 puntos y 14 de valoración. Sin despeinarse. El hasta ahora insustituible Jaka Blazic comienza a poder respirar en ataque, y es que el equipo comienza a poder confiar en el resto de la batería de exteriores para el tiro exterior (ayer un Jankovic que volvía tras un mes de baja y Jelinek  sumaron 4 de 6 triples y compensaron que ni Shurna ni Walker tuviesen su día). Albicy sigue en su papel de generador (hasta 7 asistencias ante los croatas), sumando además 3 canastas desde el 6.75 en 7 intentos.

En la pintura, la palabra clave es solidez. No hay un dominador del tablero con capacidad para anotar generosamente al poste. Y sin embargo, la rotación de Stevic, Karnowski, Diagne y Shurna suma de forma eficaz asegurando el rebote y sacando a los rivales lejos de la zona. Faltaba además ayer Copeland, que si recupera su estado de forma, ha de ser el jugador interior más productivo en ataque. 

Al grano

Entrando en el partido, el primer cuarto fue un periodo de tanteo, con el marcador muy igualado y ningún jugador especialmente inspirado. Los locales se colocaban por delante por primera vez 11-10 con 4 minutos jugados. Jaime Fernández y Karnowski comenzaban a entonarse, pero las diferencias no pasaban de los 5 puntos. Sin embargo, ya en el último minuto Jelinek y Albicy anotaban dos triples consecutivos que colocaban un 23-17 esperanzador. Y Jaka Blazic sobre la bocina desde 11 metros y en rectificado anotaba la última canasta del cuarto dejando el electrónico en 26-19.

Misma tónica en la reanudación, con buena defensa local a los intentos de pick & roll del conjunto croata, que les obligaba a alejarse de la zona y tirar desde lejos con poco acierto. Albicy anotaba un triple a 6 minutos del descanso que obligaba a Zdovc a pedir tiempo muerto con 30-23, Sólo Musa y Chery sostenían a los suyos, y era precisamente este último el que con un triple a 1:56 del intermedio colocaba un inesperado 39-38 en el luminoso. Con 41-38 se daba por cerrado el 2º parcial.

  En la reanudación, los locales salían fríos y poco entonados en ataque y les costaba 3 minutos anotar, lo que aprovechaba Cedevita para ponerse por delante 43-46 tras un triple de un desaparecido hasta entonces Ukic. Hasta el 53-52, los locales no recuperarían el mando en el marcador tras triple de Jelinek. A partir de ahí, volvía a entrar en escena el Morabanc de la primera mitad, y gracias a Jankovic y de nuevo Jelinek cerraban el tercer parcial con 58-53 tras un festival de errores de Cedevita desde el 6.75.

 Andorra seguía a lo suyo y se colocaba a 4:40 del final 71-58 gracias al acierto de Shurna y Jankovic. Y lo que parecía que podía terminar con una cómoda victoria local, se iba a convertir en un final apretado... un inspirado Demetris Nichols con 6 puntos consecutivos ponía el 76-71 en el marcador a 55 segundos del final. Afortunadamente la inspiración visitante se evaporaba ahí y el partido concluía con un justo vencedor.

Andorra llegó a restar en disposición de conseguir el basket average (18 puntos), pero el principal objetivo estaba conseguido. Quedan dos etapas más en este reto que tiene Morabanc para meterse en la siguiente fase, pero visto lo visto ayer en la bombonera, los hombres de Peñarroya han vuelto.  

 

VAVEL Logo