Anuario VAVEL San Antonio Spurs 2017: competir hasta el final
Anuario VAVEL NBA 2017 San Antonio Spurs: Competir hasta el final | Montaje de Juan Pedro Belmonte (VAVEL.com)

Un agridulce 2017 se termina para los San Antonio Spurs. La franquicia más exitosa de las últimas dos décadas clasificó cómodamente a Playoffs una vez más y pese a sufrir, alcanzaron las Finales del Oeste, donde las lesiones y los galácticos Warriors le impidieron a Gregg Popovich alcanzar su séptima Final al mando de los texanos.

Un verano muy decepcionante no frenó a San Antonio, que reponiéndose a las lesiones de Parker y Leonard y con la reivindicación de LaMarcus Aldridge comenzó esta temporada con ilusiones de estar nuevamente en la zona de definición. Puede que arranquen de atrás respecto de Warriors, Rockets e incluso Thunder, pero si hay algo que caracteriza a los Spurs es que nunca hay que darlos por muertos.

Análisis final temporada pasada

Con un balance esplendido recibían al 2017 los San Antonio Spurs. 27 victorias y seis derrotas en la tabla y sin más ya eran el segundo mejor equipo de la NBA, ya solo los Warriors ostentaban un balance mejor que ellos.

Sin embargo, algo que se empezaba a poner de manifiesto y que molestaba a los aficionados era la pérdida del estilo que caracterizó a la franquicia con Popovich en el banco. El pase extra, el juego colectivo y el balance anotador se iban diluyendo a la vez que aparecía la Kawhidependencia. Leonard, consolidado como un anotador completo a la vez de ser el mejor defensor de la NBA, comenzaba a jugarse cada vez más aclarados, de tener mucho tiempo el balón en las manos y resolver desde el individualismo, la antítesis de lo defendido por el entrenador estos años.

Popovich hablando con Kawhi Leonard, su máxima estrella (Foto: AP)
Popovich hablando con Kawhi Leonard, su máxima estrella (Foto: AP)

Mientras las victorias se iban sumando pero sin lucir definitivamente desde el juego, el principal afectado del nuevo sistema era LaMarcus Aldridge. El ala-pívot estaba llamado a ser el sucesor de Tim Duncan pero su importancia dentro y fuera de la cancha iba en plena caída.

Sin embargo, se encargaron de vencer a Cavaliers, Warriors y casi todo lo que les cruzase en temproada regular hasta terminar con 61-21 en el segundo puesto del Oeste, ganándose el derecho a ser uno de los contendientes. El primer rival en Playoffs iban a ser los Memphis Grizzlies y quien pensara que la serie iba a ser como en 2016 (4-0 para los Spurs) estaba muy equivocado.

Leonard se lanzó hasta las zapatillas pero en la serie nos regaló una de las exhibiciones más destacadas del 2017 en la derrota 108-110 del cuarto partido. Finalmente, seis partidos hicieron falta para superar a ese duro escollo que siempre son los Grizzlies, quienes controlaron muy bien a los Spurs la mayoría del tiempo y solo la jerarquía hizo la diferencia.

Leonard intenta superar a James Ennis III durante un encuentro de la Primera Ronda ante Memphis (Foto: Getty Images)
Leonard intenta superar a James Ennis III durante un encuentro de la Primera Ronda ante Memphis (Foto: Getty Images)

Justamente ante Memphis Manu Ginóbili se había quedado sin anotar en cuatro de los primeros cinco juegos. Las críticas y el pedido de jubilación para el astro argentino y futuro miembro del Salón de la Fama, siempre que el destino sea justo, estaban a la orden del día. Sin embargo, ante los Rockets sería el hombre de la serie.

Su aportación no destacó sino hasta el quinto partido, ya que el 2-2 necesitaba alguien que se ponga match point. Tony Parker había caído lesionado en el segundo partido y con Leonard al límite físicamente, entre el argentino y Danny Green sacaron adelante el cotejo. Remontaron en el último cuarto y forzaron la prórroga, que fue el momento culmine para Ginóbili. Con 9,3 segundos y un salto entre dos, la pelota cayó en manos de James Harden, quien tenía en sus manos el tiro final que el veterano argentino tapó desde atrás extraordinariamente. Esa jugada no solo significó la victoria sino que también sería el pase a las Finales.

Allí esperaban los Warriors, quienes llegaban imbatidos pero que la pasaron muy mal en el Oracle Arena en el Game 1. Los Spurs dominaban cómodamente el marcador hasta que Kawhi Leonard, jugando con lo poco que le quedaba físicamente, “cayó” sobre el pie de Zaza Pachulia, lo que le significó el fin de la temporada para él. Golden State remontaría y la barrida 4-0 solo quedaría decorada por los 21 puntos récord en postemporada para su edad de Ginóbili en el tercer partido y la ovación que recibió en el cuarto juego, cuando parecía que se retiraba.

Análisis del verano

La derrota se consumó y ya fuera de juego, la nueva prioridad de los Spurs tenía nombre y apellido: Chris Paul. El base saldría de los Clippers y los Spurs eran los máximos favoritos. Sin embargo, Houston apareció, resarció al conjunto angelino (San Antonio no tenía que ofrecer) y se quedó con Paul. El verano empezaba mal.

Sin otros grandes nombres al alcance de los Spurs, se cerraron las renovaciones de Patty Mills y Pau Gasol por montos abultados y contratos largos, lo cual despertó las críticas. El australiano selló su vínculo por 50 millones a lo largo de cuatro años, mientras que el español de 37 años lo haría por tres años y 48 millones.

Jonathon Simmons y Dewayne Dedmon, dos gratas noticias de la segunda unidad, saldrían rumbo a Orlando y Atlanta respectivamente y solo la llegada de Rudy Gay y la continuidad de Manu Ginóbili, rebautizado a si mismo como "El pibe de 40" por su edad cortaría la sangría y renovaría los ánimos. A simple vista tenían bastante peor equipo que la pasada temporada pero eso también estaba por verse.

Análisis inicio temporada

Tras un comienzo irregular la paz ha llegado por fin a los Spurs, entendiéndose por la paz ganar muchos partidos y estar en el podio del Oeste una vez más. Cuatro victorias consecutivas para comenzar y otras cuatro derrotas encendieron las alarmas mientras Kawhi Leonard seguía recuperándose de una lesión. Sin embargo, LaMarcus Aldridge, renovación de contrato anticipada mediante, comenzó a mostrar su nivel de Portland y comandó al equipo ante la baja de Leonard, promediando casi cinco puntos por encuentro más que la pasada campaña y haciéndose el líder del equipo.

LaMarcus Aldridge ante Ryan Anderson en un encuentro de esta temporada (Foto: SI)
LaMarcus Aldridge ante Ryan Anderson en un encuentro de esta temporada (Foto: SI)

Mucho que ver en el andar del equipo también tienen los secundarios. Kyle Anderson dio un paso adelante, Dejounte Murray continua con su crecimiento, Danny Green parece cada vez más fiable y Manu Ginóbili parece tener la pócima que detiene el paso del tiempo a sus 40 años para seguir siendo determinante.

Así, los Spurs cierran el 2017 con un balance de 24-11, a tres partidos de Golden State y a 2,5 de Houston, quienes están en segunda posición, Recién esta semana ante los Nets pudieron disponer de la plantilla completa ya que Leonard y Parker están totalmente recuperados y todo parece indicar que los Spurs seguirán sumando victorias y entrando a postemporada, donde serán un rival complicado para cualquiera.

Jugador del año

Kawhi Leonard es sin dudas el jugador del 2017. El alero drafteado originalmente por Indiana ha confirmado su status como uno de los mejores jugadores de la NBA al nivel tal de romper con muchos moldes del esquema de Gregg Popovich.

Durante los 48 encuentros que jugó en 2017 hasta la fecha, Leonard promedia 24,9 puntos, 5,5 rebotes, 3,5 asistencias, 1,6 robos 0,9 tapas y porcentajes de lanzamientos destacados, de 49,7% de campo, 37,3% de triples y 79,3% de libres, número que supo estar cercano al 90%.

Kawhi Leonard en su debut esta temporda, ante Dallas (Foto: AP)
Kawhi Leonard en su debut esta temporda, ante Dallas (Foto: AP)

Leonard es el presente y el futuro de la franquicia y todo girará en torno a él, especialmente cuando Manu Ginóbili y Tony Parker den un paso al costado en los próximos años. El único debe de Leonard es mejorar su química con Aldridge, que se dice que no es la mejor pero que será fundamental si aspiran a ganar algún anillo.

Conclusión

La sensación es la misma que deja San Antonio año tras año. Puede que no se refuercen bien y que los años pasen para alguna de sus figuras, pero ellos siempre están en la pelea. La temporada pasada estuvieron cerca de dar el golpe hasta la lesión de Leonard y en esta campaña recién esta semana se vio a la plantilla completa.

Que entrarán a Playoffs parece algo lógico pero de ahí en más dependerá mucho del estado de forma en el cual lleguen y si logran incorporar algún veterano al cierre del mercado, Dwyane Wade estuvo cerca ante de fichar por los Cavs y solo un jugador de ese renombre será suficiente para plantar cara a Warriors, Rockets y Thunder. Aunque, como dijo alguna vez Rudy Tomjanovich, “nunca subestimes el corazón de un campeón”. Y vaya que los Spurs lo son.

VAVEL Logo