El Madrid gana el derbi de final de año
Doncic durante un partido | Foto: RealMadrid.com

El derbi madrileño de final de año se lo llevó el Real Madrid. El conjunto entrenado por Pablo Laso ganó un partido tan competido como siempre por 96-89. Luka Doncic fue el mejor jugador blanco una vez más mientras que a Landesberg, que fue expulsado, le valió una gran segunda mitad para ser el más destacado de los colegiales.

El Madrid salió de inicio con el quinteto que últimamente está utilizando más Pablo Laso. Campazzo empezó como base, acompañado de Causeur y Yusta. Thompkins y Tavares fueron la pareja interior titular. Cvetkovic y Omar Cook fueron titulares por el Estudiantes al igual que Suton y Arteaga, y su gran anotador, Sylven Landesberg. En los primeros minutos del partido se pudo ver un equipo colegial que dominó gracias a que estuvo un poco más despierto que el Madrid. Campazzo falló dos pases sencillos seguidos en los primeros ataques de su equipo. El poderío físico en el interior y el ímpetu de Arteaga le permitió al Estu conseguir unas cuantas canastas relativamente sencillas, ya que nunca es fácil anotar contra Tavares. Fabien Causeur y Thompkins fueron los dos primeros jugadores madridistas que aportaron en ataque. El francés era incisivo a la hora de cortar hacia canasta y en las puerta atrás y el americano está crecido tras sus últimas actuaciones. El ataque del Estudiantes se atascó un poco pero seguía anotando gracias a las segundas oportunidades que le daba el rebote en ataque. Ningún equipo se pudo distanciar en el primer cuarto. Al final de los primeros diez minutos, Causeur era el máximo anotador del Real Madrid con ocho puntos seguido por Thompkins con siete. En el Estudiantes, la anotación estuvo más repartida, Arteaga, Brown y Cvetkovic tenían cuatro puntos por cabeza.

Al entrar en el segundo cuarto, debutaron en el partido tanto Doncic, como Maciulis y Randle. El esloveno dejó pronto su huella al atacar el aro en dos ocasiones casi seguidas, fallar ambas veces y anotar en los rebotes de ataque posteriores. En los pocos minutos que estuvo en pista en la primera mitad, dominó el partido como lo ha ido haciendo durante toda la temporada. El que no tuvo la oportunidad de hacerlo fue Sylven Landesberg que se vio frenado durante la primera parte por Santi Yusta, que hizo un gran trabajo defensivo. Dagoberto Peña entró al partido por los visitantes y se mostró mucho en ataque. Durante el segundo cuarto, Suton le dio un golpe en la cara tanto a Reyes como a Doncic, quien también se llevó un golpe duro de Landesberg. Parece que últimamente los rivales le están cogiendo gusto a “pegarle” al líder del Madrid. Al descanso, llevaba siete puntos. Suton tuvo ocho al medio tiempo y Doncic, por el Madrid, trece y ya, 18 de valoración. El marcador era de 46-39.

Estudiantes no entró bien en el tercer cuarto. Se juntaron en las primeras tres acciones dos triples que no tocaron aro y una pérdida, aun así, Landesberg salió al rescate de su equipo con cinco puntos seguidos. Acto seguido el Estu aprovechó varios fallos en ataque de los madridistas para formar transiciones rápidas. A falta de siete minutos para el final del tercer periodo, el marcador era de 50-46. Los madridistas seguían fallando y el parcial a favor del equipo de Magariños asciende a 0-11. Ante la explosión de Landesberg, Yusta volvió al parqué. En la siguiente jugada, el americano volvió a anotar un 2+1 pero en defensa hizo una falta antideportiva y se llevó el tapón de “El niño maravilla”. Los triples de Carroll y Maciulis le devolvieron la ventaja a los locales. Felipe Reyes seguía fallando, aunque anotó la última canasta del tercer periodo. En los últimos minutos de ese periodo lo más destacado fue el pique Doncic-Landesberg.

Landesberg siguió anotando en el cuarto periodo y puso a su equipo por delante. El Real Madrid reaccionó a partir de un triple de Carroll y se puso por delante 77-74. Tras una falta técnica de Felipe Reyes el Estu se volvió a poner por delante. Como ocurrió durante todo el encuentro, el equipo que iba por debajo en el marcador no se dejó ir y a falta de un minuto y cuarenta segundos, el Real Madrid iba ganando 87-81. Tras un tiempo muerto, los árbitros expulsaron a Landesberg por una falta antideportiva y una técnica. Taylor también fue expulsado esta vez, por cinco faltas personales. Un triple sobre la bocina de Carroll concluyó el partido. Doncic tuvo 33 de valoración al final del choque.

VAVEL Logo