Landesberg firma la increíble remontada del Estudiantes
Landesberg, despedido a gritos de MVP | Foto: ACB

Ya vienen los Reyes. Pero en el colegio del Ramiro se han adelantado. Y no son tres. Es uno. Alero larguirucho con innato talento para esto del baloncesto. Un jugón. El máximo anotador de la Liga Endesa, entre los futuribles al MVP de la competición, dejó para los aficionados estudiantiles una victoria muy importante que permite al Estudiantes mirar hacia la Copa del Rey.

Aquel que es capaz de liderar a  sus compañeros para remontar 18 puntos en contra. Es la ventaja que el Joventut disfrutaba bien entrado el tercer cuarto. Pero como si de una película de suspense se tratase, Movistar Estudiantes dejó lo mejor para el final. 

Muy negro

Al grano: la primera parte fue la noche para el Estudiantes. Perezosos, previsibles y sin ideas en ataque. Blandos y dormidos (también) en defensa. Divina Seguros Joventud, sin hacer un partido para la historia, dominaba en tiempo y forma bajo la dirección de Vidal (16 puntos, 19 de valoración).

Otro veteranazo vivió una primera parte totalmente nefasta. Fue Savané, al que Maldonado le sigue dando una confianza extrema. Un error tras otro del senegalés costaba puntos y puntos al Estudiantes. Del 13-8 de los primeros minutos (con un Víctor Arteaga a buen nivel que volvió a ver el resto del partido desde el banquillo) se pasó al 13-20 en cuatro minutos. Desde los cambios de Maldonado (Savané, Brizuela y Brown) el Estu se desangró a velocidad inaudita. La renta del primer cuarto a favor del Joventut (20-25) pudo ser aún mayor de no ser por los errores de los catalanes de cara al aro. No estaba siendo un gran partido.

Una sustancial mejora desde el triple posibilitó al Estudiantes recuperar el tono del encuentro. El tiro exterior volvió a ser el único recurso de los colegiales en ataque en la primera parte. El partido se disputó por el 50% de acierto en triples que firmaron los de Maldonado al final de la misma. Si no, otro gallo cantaría. Como siempre, es jugar a una sola carta, con el riesgo que ello conlleva.

Antes del periodo de descanso, Landesberg daba alguna pincelada de los que vendría después. En el lado visitante, Wayns contestaba con bastante éxito. El base estadounidense logró mantener a los suyos con ventaja camino a los vestuarios (43-46).

Hágase la luz

Movistar Estudiantes tardó en ver la claridad del día. El Joventut salió a sentenciar el partido en el tercer cuarto, con un Kulvietis (15 puntos, 15 de valoración) por momentos imparables. El lituano masacraba a Estudiantes desde el triple, y ponía en jaque todo el plan de los colegiales. 43-61 señalaba el electrónico a falta de 6:17 para cerrar el tercer acto.

Ahora Sylven, tu turno. En menos de cuatro minutos, el estadounidense anotó 12 puntos consecutivos para poner a los suyos a ocho puntos del Joventut (55-63 min 28). Además del ataque de anotación compulsiva de Landesberg (y no es la primera vez), Movistar Estu apretó las líneas en ataque. Subió la intensidad y dejó al Joventut en dos puntos en cinco minutos. Era otro equipo, aquel que se vio ante el Madrid, por ejemplo.

Jugadores como Vicedo (8 puntos, 5 rebotes, 14 de valoración) o Suton (11 puntos, 9 rebotes, 15 de valoración) dieron también un paso adelante y continuaron el trabajo de Landesberg, que había cometido su cuarta personal al inicio del último cuarto. El Estudiantes llegó a él en alza, a tan solo seis puntos de un noqueado Joventut (61-67).

En el último periodo, Ocampo ajustó mejor. Colocó a Ventura bien pegado a Landesberg. Funcionó: Movistar Estudiantes se atascó sin su mayor referente ofensivo, aunque siguió ofreciendo un buen nivel defensivo.

Sitapha Savané, tan desastroso en la primera mitad, demostró galones en estos minutos. Especialmente atrás, con dos tapones y varios rebotes fundamentales que cimentaron la remontada. Al final, la confianza de Maldonado dio sus frutos, aunque al técnico catalán casi le cuesta el partido.

Con Landesberg en 'stand by', Darío Brizuela tomó la responsabilidad ofensiva. Apenas había entrado en juego hasta entonces, cuando el canterano enchufó dos triples fundamentales. Sangre caliente para momentos calientes. Como Wayns, que completó un partido excepcional (23 puntos, 21 de valoración). Una discusión final entre los dos que llevó el partido al final más ajustado posible. En éste, Landesberg y Brizuela tuvieron sendos tiros ganadores que erraron, así como Ventura lo intentó sobre la bocina desde más allá de medio campo. Prórroga cantada. 

La pareja decide

La prórroga fue una locura, con acierto en tiros muy difíciles (Landesberg y Wayns) y multitud de fallos desde los tiros libres. Las muñecas temblaban (64% y 63% hicieron Estu y Penya desde la personal).

Movistar Estudiantes anotó los mismos puntos en el periodo extra (20) que en todo el último cuarto

El problema final del Joventut radicó en su falta de acierto en los últimos minutos. Ventura, Kulvietis, Vidal y ni siquiera Wayns lograron una canasta en juego a falta de dos minutos. Por su parte, Estudiantes llevó la manija con Cook al mando y Landesberg en la ejecución. Ambos completaron un último minuto de alta inteligencia baloncestística que no dio opciones al Joventut. La remontada era un hecho para gozo del Wizink Center.

Vuelve Gran Canaria

Movistar Estudiantes (6-8) retoma sus aspiraciones coperas tras la victoria. Solo una le separa del octavo puesto, aunque hay hasta cuatro equipos luchando por ella. Zaragoza, Andorra (en casa) y Tenerife son los próximos rivales. Ganando los dos primeros (factibles) la ilusión del torneo del KO sería muy real.

Divina Seguros Joventut (4-10) ya sabe que sus opciones de Copa son matemáticamente imposibles, y está empatado en el descenso con el Betis y con las mismas victorias que Zaragoza.

VAVEL Logo