Baskonia sobrevive a la sequía para ganar a Valencia
Baskonia sobrevive a la sequía para ganar a Valencia. | Foto: Baskonia

Volver a ganar. Ese era el único objetivo con el que partía este domingo Baskonia en su duelo ante Valencia Basket, vigente campeón de la Liga Endesa ACB, en el Fernando Buesa Arena. Un triunfo más que necesario en casa (78-74) que, además de frenar la racha de cuatro derrotas consecutivas, mantiene vivas para el conjunto de Pedro Martínez todas las opciones de clasificación para la próxima edición de la Copa del Rey que se disputará en Gran Canaria.

Antoine Diot, Guillem Vives, Joan Sastre, Fernando San Emeterio y Latavious Williams. Esa era la importante nómina de bajas con las que se presentó el conjunto de Txus Vidorreta (recuperando a Sergi García), similar por otra parte a la correspondiente a la anterior visita taronja con triunfo en Euroliga. En el lado baskonista la noticia del día tenía como desafortunado protagonista al alero Jordan McRae. El jugador norteamericano, llamado a ser el principal referente ofensivo del equipo esta temporada, alcanzaba un acuerdo para la rescisión de su contrato tras confirmarse que deberá pasar por el quirófano para solventar una grave lesión en el hombro que le mantendrá fuera de las canchas durante los próximos cinco meses.

No sería de extrañar que Baskonia se viera obligado a intensificar en las próximas fechas sus operaciones para escudriñar el mercado en busca de una pieza importante capaz no ya de suplir a Jordan McRae sino de aportar un impacto inmediato al rendimiento de un equipo que está atravesando dificultades debido al intenso calendario impuesto por dos competiciones de máxima exigencia, con dos y hasta tres exámenes por semana y casi todos ellos con muchas cosas en juego.

Primera mitad más propia de Euroliga

El encuentro comenzó con tres pugnas: Granger ante Van RossomPoirier frente a Dubljevic y ambos equipos contra las pérdidas. La defensa y el control del balón se suponían aspectos clave. Baskonia encontraba ciertas facilidades para penetrar la zona taronja, mientras Valencia respondía desde el triple con Dubljevic y Rafa Martínez (12-8, min. 5). La importancia de una buena circulación de balón aumentaba viendo que los visitantes realizaban concesiones bajo aro propio, pero Baskonia no era capaz de sacar provecho, mostrándose muy impreciso (15-14, min. 7). Un triple de Jones, dos visitas a la línea de Green y Garino, un semi gancho de Pleiss, una acción de dos más uno de Huertas y un triple sobre la bocina de Janning cerraron un primer período de gran nivel, marcado por buenas defensas, aún mejores ataques y posesiones llevadas casi al límite con un brillante baloncesto de pase extra (26-20).

Sería el capitán taronjaRafa Martínez, quien abriera el segundo acto desde el perímetro. Baskonia desprendía mejores sensaciones, con un juego paciente de pase que culminaba un imperial Poirier machacando el aro en dos ocasiones, pero Valencia crecía desde fuera con sendos triples de Van Rossom y Rudez (32-31, min. 15). El partido entró entonces en una fase errática, con reparto de fallos desde el triple y un tanteo más propio de Euroliga que de Liga Endesa ACB hasta el acierto de Will Thomas, que ponía por delante a Valencia Basket (34-36, min. 18). Van Rossom puso fin desde el arco a una sucesión de ataques incomprensibles por parte de ambos equipos, incapaces de controlar el balón. Así se llegaba al descanso, con un ritmo de juego más propicio para los visitantes, aunque la ventaja era mínima (36-39).

Vivir o morir a 6,75 metros del aro

Si Baskonia pretendía tener opciones de ganar el partido, estas pasaban por mejorar el paupérrimo porcentaje en lanzamientos de tres puntos (3/11) y que comenzasen a aparecer en ataque sus principales referencias, diluidas en el primer tiempo. La complicada acción de Beaubois para anotar contrastaba con el triple librado frontal de Van Rossom mientras Will Thomas se las apañaba para encestar bajo un aro y limitar a Shengelia en el contrario (43-44, min. 23). El dispar criterio arbitral en las zonas crispaba a Pedro Martínez y al Buesa Arena, que esperaba un acierto de su equipo para estallar. Pero un fallo de Timma desde el perímetro era respondido por un triple de Thomas. Una canasta de Pleiss encendía las primeras alarmas (45-51, min. 26) sofocadas por dos triples consecutivos de Beaubois y Janning (51-51, min. 28). Baskonia seguía obstinado, dispuesto a vivir o morir desde la línea de 6,75 metros, mientras Pleiss y Green acertaban acercándose más al aro (51-57, min. 29). Una gran reacción en el último minuto con cinco puntos de Jayson Granger cerraban la herida (56-57).

A diez minutos para el final comenzaba un partido nuevo donde todo lo sucedido, lo bueno y lo malo, quedaba atrás y su trascendencia se desvanecía. Pleiss insistía en la pintura desgastando a Poirier y Janning percutía de fuera hacia dentro, encestando e incluso asistiendo (60-59, min. 32). Granger anotaba por dos veces en penetración y Doornekamp castigaba desde el triple (64-62, min. 34). Atenazados por los nervios, ambos equipos parecían aferrarse a lo que les funcionaba: Baskonia por dentro y Valencia desde el perímetro. Quien fuera capaz de romper la tendencia se haría con el triunfo. Un triple de Granger y una canasta de Janning forzaban el tiempo muerto de Txus Vidorreta (69-64, min. 35). La respuesta fue inmediata merced a un triple de Thomas (69-67, min. 37). Dos ataques fallidos dieron vida a Valencia, con Beaubois y Abalde intercambiando triples (72-70, min. 38). Cuatro puntos de Shengelia abrieron una brecha considerable a falta de minuto y medio para el final (76-70). Dos rebotes ofensivos de un inconmensurable Poirier, tres fallos de Doornekamp (un triple y dos tiros libres) y un tapón de Beaubois sellaron la victoria baskonista a pesar de una falta técnica más que discutible que dio emoción a los últimos segundos (78-74).

Nueva doble cita esta próxima semana para Baskonia. El viernes (20:30 horas) recibirá a Olympiacos en el Fernando Buesa Arena en la décimo séptima jornada de la Euroliga. El conjunto heleno está protagonizando otra gran temporada y marcha en lo más alto de la clasificación continental con el mismo balance (12-4) que CSKA Moscú. Ya en clave doméstica, el domingo (19 horas), el equipo azulgrana se desplazará a Canarias para enfrentarse a Iberostar Tenerife en un duelo directo por el acceso a la Copa del Rey.

VAVEL Logo