Trade deadline 2018: Detroit Pistons, encrucijada
Drummond y Tobias Harris, los dos pilares ofensivos del equipo. (nba.com)

Tras un comienzo espectacular con un parcial de 14-6, empañado en diciembre por una racha de 7 derrotas consecutivas, los Detroit Pistons se encuentran luchando por uno de los últimos puestos que dan derecho a jugar playoff con un parcial de 22-21.

Pero a pesar de este buen comienzo respecto al curso pasado, Jeff Bower, GM de los Pistons, se está mostrado tremendamente activo con la tarea de ayudar a mejorar la plantilla y asegurar primero,la clasificación para playoff, y, sin olvidar la derrota de 4-0 contra los Cavs de hace dos años en primera ronda, poder dotar de armas al equipo contra los primeros clasificados de Conferencia para, al menos, dar una mejor imagen en post-temporada, en caso de llegar.

El balance a estas alturas ofrece claroscuros. Motivos para ser optimistas y otros motivos de preocupación de cara a la clasificación final

Balance a media temporada

Uno de los principales motivos para creer en este equipo es la gran mejoría que ha experimentado el jugador franquicia Andre Drummond. Dentro de sus estadísticas, si una habla por si sola del cambio de mentalidad del pívot, es la de los tiros libres.

Ha pasado de tener uno de los peores registros de la historia de la NBA, con medias de un 35% de acierto en la temporada 15/16, a un más que aceptable 63% de acierto. Junto a su gran mejoría, también en el numero de asistencias con 3.8 ppp, sigue siendo uno de los mejores reboteadores de la liga. Todo ello factores que le hacen favorito de nuevo para estar presente en el All-Star de febrero.

El otro gran puntal del equipo está siendo Tobias Harris, alero reconvertido en "4" por Van Gundy, que está en su mejor año profesional con 18.2 puntos por partido y con un 42 % en la línea de 3, camino de superar el record de la franquicia de triples convertidos en una sola temporada.

Entre las 21 victorias que llevan hasta la fecha ,se pueden contar algunas contra los mejores equipos de la liga como Warriors, Celtics y Thunder, que dan muestras del potencial del equipo.

Por el lado contrario, siguen demostrando que les cuesta mantener un grado de concentración y esfuerzo constante en el tiempo que les hace perder partidos contra equipos, teóricamente, inferiores, como las derrotas ante Mavericks o Bulls. Inconsistencia defensiva que puede darles un disgusto de aquí a finales de temporada regular.

En su defensa se puede decir que en una temporada plagada de lesiones, de forma generalizada, en la liga, uno de los equipos más afectados han sido, sin duda, los Detroit Pistons.

Temporada de lesiones

Jon Leuer comenzó la temporada con un esguince, en el primer partido, que le impedirá a buen seguro volver a las canchas en lo que resta de curso. El base titular Reggie Jackson también tuvo un esguince hace varias semanas, que harán que hasta después del All-Star no regrese. Stanley Johnson lleva dos semanas de baja por un problema en la cadera, y Bradley se perdió 8 partidos por un problema en la ingle. A esto hay que sumar los dolores recurrentes en los últimos partidos de Drummond en una costilla.

En total, 5 de los 8 principales jugadores en la rotación, han tenido algún tipo de lesión en lo que llevamos de temporada.

Van Gundy afirmó la semana anterior que quieren fichajes para reforzar la plantilla:

"Tenemos a Jon (Leuer) y a Reggie lesionados. Hay mucha necesidad y estamos mirando alrededor ", dijo. "No tenemos nada en marcha en este momento, pero estamos buscando gente para llenar agujeros".

Lo único positivo que se puede sacar de esta "plaga" de lesiones es el gran rendimiento del que ha resultado ser uno de los mejores banquillos de la presente temporada. Suplentes como Tolliver, Galloway, Ish Smith, el novato Kennard o Moreland han salvado situaciones complicadas y se han ganado un puesto en la rotación.

Ish Smith, base suplente hasta la lesión de Reggie Jackson (nba.com)
Ish Smith, base suplente hasta la lesión de Reggie Jackson (nba.com)

A pesar de que los Pistons estuvieron en un apuro con el tope salarial durante la agencia libre en el verano, Van Gundy dice que "están en mejores condiciones para hacer un cambio y conseguir un jugador que pueda mejorar la plantilla".

Los contratos de Drummond y de Jackson, firmados hace 2 y 3 años respectivamente, han limitado mucho las opciones de la franquicia desde entonces.

Opciones en el mercado

El primer refuerzo, sin embargo, estaba en casa y no era otro que el base Dwight Buycks, que firmó este verano un contrato dual con los Pistons y que estaba realizando una gran temporada con el equipo afiliado de la G-League.

La lesión de Jackson le ha dado una oportunidad que ha sabido aprovechar. Hace unos días la franquicia anunciaba que le firmaba un contrato por lo mínimo y que entraba a formar parte de la plantilla oficial.

Entre los nombres que más han sonado, como posibles refuerzos para el equipo de Michigan, están el jugador español de los Bulls Mirotic, Evan Fournier de los Magics y DeMarre Carroll de los Nets.

El base titular y all star de los Hornets, Kemba Walker, también está en el punto de mira de los Pistons, y más desde que hace pocas horas el equipo le declarase transferible. Un codiciado objeto de deseo desde hace tiempo en la capital de Michigan.

Mirotic, uno de los candidatos a reforzar los Pistons (Getty Images)
Mirotic, uno de los candidatos a reforzar los Pistons (Getty Images)

En esos posibles movimientos, los Pistons podrían ofrecer alguna primera ronda, que en el caso de los Bulls es lo que piden por Mirotic de cara a una reconstrucción, o jugadores con un rendimiento más bajo que el esperado como Stanley Johnson o Leuer, o incluso, al mismo Reggie Jackson, bastante criticado por la prensa y afición de Motown por su afición a tomar decisiones no muy afortunadas en momentos vitales de muchos partidos.

Otros jugadores como Marjanovic también ofrece interrogantes. Pivot clásico de gran envergadura y movimientos lentos, pero de una gran capacidad ofensiva, juega pocos minutos y tiene un contrato de 14 millones en dos años más. Podría verse involucrado en caso de necesitar espacio salarial, aunque la afición de los Pistons le tiene en gran estima.

Stan Van Gundy fichó en 2014 por unos Detroit Pistons en plena reconstrucción tras un lustro de dominación en el este. Un contrato por 5 años y una libertad absoluta fueron puestas en sus manos para volver al equipo a la élite del este.

Temporada decisiva para el proyecto

El balance en estos 4 años ha sido la de una sola presencia en playoff, la de la temporada 2015-2016, en la que fueron apeados en primera ronda de forma contundente.

Entre sus decisiones, algunas muy controvertidas como los contratos de superestrellas de jugadores muy jóvenes como Drummond y Jackson y algunas elecciones del draft muy poco acertadas como Henry Ellenson, pivot totalmente fuera de rotación.

Entre sus aciertos el fichaje de Bradley este pasado verano y el dotar de nuevo de ilusión y carácter a un equipo histórico de la NBA.

Esta temporada se antoja decisiva para ver si el proyecto de Van Gundy se queda en proyecto frustrado o en cambio se consolida como equipo con opciones reales de competir en playoff.

Los movimientos que se hagan en los próximos días, junto a la capacidad de la plantilla de mantener un grado de concentración y de regularidad suficiente serán decisivos para un proyecto que está en su año mas importante.

VAVEL Logo