El silencio de Klay es una bendición
Foto: web The Mercury News

Los Warriors están atravesando una gran temporada en el tema clasificación, pues siguen primeros del Oeste y poco a poco se van distanciando de los Rockets, pero hay un tema que los está dejando más que tocado este año: la enfermería.

Casi todos los jugadores han pasado por allí esta campaña: Stephen Curry, Kevin Durant, Draymond Green, Omri Casspi, Andre Iguodala, Zaza Pachulia, JaVale McGee… Todos ellos y sus lesiones han impedido que Golden State encuentre el balance que les haga mantenerse con paso firme en la conferencia, pero lo cierto es que poco les ha importado hasta la fecha, pues ni las lesiones han impedido que sean el mejor registro de toda la NBA.

Todos estamos al tanto de las grandes hazañas de los Warriors y somos conocedores de que este año los de La Bahía están en peores números que los años pasados, pero entre todo esto uno de sus titulares no ha bajado los brazos en ningún momento, no se ha lesionado y se ha mantenido firme en sus números: Klay Thompson.

Foto: nba.com
Foto: nba.com

En un año en el que el físico está haciendo mucho daño a los Warriors, Klay siempre se ha mantenido en gran forma física y mental sin sufrir lesiones, participando en todos los partidos este año a excepción de la noche de descanso ante los Clippers hace ya algunas noches. Pero esto no es algo nuevo para Thompson, pues el ‘11’ apenas se ha perdido 12 partidos a lo largo de los más de 500 porque ha disputado desde que llegase a la liga seleccionado por los Warriors allá por el verano de 2011.

Thompson en el rey del ‘catch&shoot’, un arte del que el es el amo y precursor total, el maestro en el que se miran todos los alumnos. A pesar de que tiene menos tiros desde la llegada de Durant a La Bahía, esta temporada está promediando 20,7 puntos por partido con un 48% de acierto en tiros de campo y un 45% en triples, el mismo dato de Curry el año de los 402 triples. Del ‘top-10’, es el único figurante en tiros de tres que alcanza los 20 puntos por partido, poco nos queda por decir de su habilidad para los tiros de tres. Pero la cosa no acaba ahí: a esos porcentajes hay que sumarle que roza el 90% en los tiros libres, en camino de establecer su mejor marcar personal, pero es que además está con porcentajes ligeramente mejores tanto en asistencias como en rebotes.

Pero aquí hay un dato que sacamos de la web Somos Basket que deja clara su importancia: si Klay acaba con +1 el partido, los Warriors esta año solo han perdido un partido, que fue en el TD Garden hace unos meses ante los Boston Celtics, y han ganado todo lo demás.

Y otro dato muy sorprendente es que tiene el segundo mejor +- de toda la liga, solo superado precisamente por su compañero Stephen Curry. Hace un tiempo oímos unas declaraciones de Shawn Marion que decía literalmente lo siguiente: “Si Klay se lesiona los Warriors no tienen ninguna opción”. Hasta ahí llega la valoración de algunos hacia Thompson.

Esto es todo lo que aporta Klay en el ataque, por no hablar de lo que aporta desde hace ya un poco de tiempo en el apartado defensivo. Con Green siempre a gran nivel y Durant haciéndose muy fuerte este año, Thompson ha cogido mucha fuerza en el presente por esa habilidad que tiene a la hora de saber defender a jugadores exteriores rápidos y se ha convertido en un pilar básico atrás.

Si encima le sumamos que ya ha sido el primer jugador de la liga en superar los 150 triples este año… Poco más nos queda por decir, simplemente dejarlo que siga provocando esas ‘lluvias’ que tantas alegrías han dado en el Oracle y que, por el momento, parece que va a seguir siendo. Que siga pasando sus vacaciones de verano en China, algo toma allí que vamos… Le sienta de lujo. 

VAVEL Logo