Trade deadline 2018: Oklahoma City Thunder, encomendados a Presti para reforzar su banquillo
Sam Presti, el héroe que luce en la sombra de los despachos | Foto: nba.com/thunder

El 8 de febrero está cerca y eso solo puede significar dos cosas: el mercado se cierra y Sam Presti acecha. Conocido por conseguir gangas a cambio de casi nada, el GM de los Oklahoma City Thunder hará todo lo posible por dar algo más a un proyecto que recuperó la ilusión en verano.

Sin embargo, el inicio no fue el deseado con un balance de ocho victorias y 12 derrotas en los primeros 20 partidos. Al equipo le faltaba química y los resultados han tardado en llegar. Pero tras la victoria con 148 puntos sobre los Cavaliers, el récord ha pasado a ser de 26-20 y con serias posibilidades de asaltar el TOP-4 de la competida Conferencia Oeste.

Aun así, siguen echando de menos los 15 puntos que solía promediar Enes Kanter desde el banquillo. Y es que la segunda unidad, aunque a veces practique buen baloncesto, carece de un anotador que pueda ser referencia. Raymond Felton ha sorprendido y está siendo el más destacado, pero los rumores para reforzar esa parte de la plantilla ya se han hecho presentes.

Belinelli y Dedmon

Estos dos nombres han sido los que más han sonado durante los últimos días. En Atlanta están en plena reconstrucción, por lo que resulta un buen lugar donde lanzar el anzuelo. Además, ambos contratos son más que asumibles (seis millones de dólares) y el de Belinelli, a diferencia del de Dedmon, es expiring sin opción de jugador para la próxima temporada.

Sin duda, el que más llama la atención es el escolta italiano. Los Thunder necesitan un anotador puro y Marco lo es. Ha promediado más de diez puntos en sus últimos tres años, llegando a los 11'5 tantos por partido en la presente campaña.

Su mejor faceta es el tiro exterior, característica de la que carece el banquillo de OKC. Su supuesto mejor tirador es Álex Abrines, pero su rendimiento es inconsistente y, a diferencia de Belinelli, muestra serias dificultades para crearse su propio tiro. La gran mayoría de sus lanzamientos llegan en catch&shoot y tras bloqueo indirecto, algo insuficiente para un equipo que aspira a pelear por el anillo.

A su vez, Dewayne Dedmon sería el pívot suplente que tanto necesitan para remplazar a Adams. Cuando el neozelandés se sienta, Patterson suele ocupar su lugar y, aunque es un buen defensor, sufre porque su posición natural es la de '4'. Por tanto, y puesto que Billy Donovan no confía en Dakari Johnson, podría haber cambio de cromos con de pívots y escoltas. Una oferta interesante en la que seguramente se colaría una segunda ronda de Draft.

Las sorpresas de Presti

Pero normalmente el silencio impera en Oklahoma. Sam Presti tiene tendencia a esconder sus cartas y sorprender a última hora. Eso mismo hizo en verano cuando se llevó a Paul George y Carmelo Anthony, adelantándose a otros candidatos que parecían destinos más factibles en un principio.

Ya hizo un gran movimiento en el trade deadline de 2017. En esa ocasión, la víctima fueron unos diezmados Chicago Bulls, que entregaron a Taj Gibson, Doug McDermott y una segunda ronda por Cameron Payne, Joffrey Lauvergne y Anthony Morrow. Un movimiento que por muchos fue considerado como una estafa.

Ahora también tiene varios ríos revueltos en los que pescar. Aparte de los Hawks, tanto Hornets como Magic parecen dispuestos a traspasar casi todo lo que tienen en sus respectivas plantillas. Claramente no aspiran a un Kemba Walker, pero sí tendría cabida un trade por Evan Fournier, por ejemplo. Cualquier cosa se puede esperar cuando Sam Presti se pone a negociar.

Gibson y McDermott fueron unos buenos refuerzos | Foto: nba.com/thunder vía Getty Images
Gibson y McDermott fueron unos buenos refuerzos | Foto: nba.com/thunder vía Getty Images

El mejor refuerzo: 'OK3' + Adams

Pero los Thunder se siguen encomendando a su Big-Three... o Big-Four. Una de las grandes noticias de esta temporada ha sido el gran nivel de Steven Adams, que se ha convertido en una bestia que domina la zona a su antojo. Sus rivales lo consideran uno de los jugadores más fuertes de toda la liga, y es que es el mejor reboteador ofensivo con 5'0 capturas en ataque por partido.

Aparte, otro motivo por el que en OKC tienen esperanza es la mejora de sus tres superestrellas. Empezaron muy flojos, pero desde el 8-12, momento en el que el equipo tocó fondo, sus números y porcentajes de tiro han ido incrementando. Ya no es solo que sean una de las mejores defensas de la liga, sino que en ataque están empezando a encontrar su estilo.

Estos son los números del OK3 en los últimos 26 partidos o, lo que es lo mismo, desde el balance de 8-12:

- Russell Westbrook: 26'7 pts, 10'0 reb, 10'6 ast, 1'9 rob, 45'8% TC.

- Paul George: 21'0 pts, 5'2 reb, 1'7 rob, 45'6% 3PT.

- Carmelo Anthony: 16'5 pts, 5'8 reb, 42'9% TC.

No cabe duda de que ha habido una gran mejora y, quitando a los Celtics, son un equipo que ya ha ganado al resto de supuestos contenders. Si Presti obra otro gran traspaso, los Thunder podrían meter mucho miedo durante el último tercio de la temporada.

VAVEL Logo